lunes, 24 de octubre de 2011

Vivió enjaulado defendiendo TIPNIS

Juan Carlos Antezana, es un ciudadano como tantos otros que para defender el medio ambiente y en especial el TIPNIS, vivió varias semanas enjaulado como forma de protesta ante la amenaza de la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos.

Antezana comenzó con las protestas en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) en el año 2008 cuando el Gobierno actual firmaba el contrato para la construcción de esta ruta con la empresa brasileña OAS.

“Me encadené en Trinidad, en Santa Cruz y en Cochabamba por el TIPNIS porque creo que hay que defender la vida porque el TIPNIS es eso, es la emanación de oxígeno, de humedad, de lluvia y de biodiversidad”, dijo.

El ambientalista, relató su experiencia vivida con diferentes pueblos yuracarés, guarayos, entre otros y vivió de cerca los abusos que sufrieron los mismos.

“Por ejemplo en el Chapare, a los yuracarés se los ha arrinconado, han tomado sus tierras los cocaleros”, citó.

Antezana recuerda que desapareció gran parte de la comunidad Yuracaré debido a la contaminación de los ríos y la pesca con dinamita por parte de los productores de coca.

“El río se ha contaminado con químicos de la cocaína y han pescado con dinamita lo que hace que no haya pescado, la gente tomaba esa agua y pescaba de esa manera y lastimosamente ha venido muriendo de tuberculosis y otras enfermedades causadas por el agua”, explicó.

Además, luego de la construcción de los tramos I y III de la ruta Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, los indígenas de Tierras Bajas aseguran que este “desarrollo” trajo consigo desfases en la economía de los habitantes, ya que tuvieron que pagar por servicios que antes eran gratuitos y perdieron sus tierras debido a intereses externos e incluso extranjeros.

Sobre la represión del 25 de septiembre, el activista mencionó: “Primero llore, fue muy duro. Ese sentimiento de los padres de las madres, me sentí impotente no sabía cómo ayudar y ahí tome la decisión de encadenarme dentro de la jaula”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario