jueves, 2 de julio de 2015

Asambleístas indígenas y afrobolivianos: Piden revisión del Estatuto Autonómico

El presidente de bancada de los pueblos indígenas y afrobolivianos, Tomás Mamani Vargas, expresó que exigen la revisión del Estatuto Autonómico, porque consideran que sus derechos no están incorporados en el documento.

Asambleístas de los pueblos indígenas señalaron que en los artículos del Estatuto Autonómico, no les estarían tomando en cuenta, razón por la que piden su revisión.

Expuso que se habrían reunido todas las autoridades de la bancada de pueblos indígenas originarios y afrobolivianos, con el objetivo de dar a conocer que este sector estaría olvidado por el Estatuto Autonómico.

Mamani explicó que existen vacíos jurídicos que se han encontrado en el Estatuto Autonómico del departamento de La Paz, los mismos que fueron trabajados por la anterior administración del legislativo departamental.

Aseveró que los pueblos indígenas del occidente y de oriente no son tomados en cuenta como territorios ni estructura organizativa del departamento de La Paz. “En este sentido los Suyos, las Marcas, los Ayllus, reconocidas en la Ley no estarían siendo contempladas en los estatutos”.

Adelantó que este pedido se hará llegar al presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Marín Sandoval, “porque es un derecho que nos corresponde al exponer estos estos reclamos”.

Reiteró que la bancada indígena está solicitando reabrir el debate dentro de la Asamblea Departamental, para que sean considerados estos puntos, sabiendo que existe la sentencia del Tribunal Constitucional sobre este estatuto.

Hemos llegado a la conclusión que si no estamos siendo tomados en cuenta en el estatuto, se nos estaría restringiendo y limitando la incorporación de nuestros derechos.

“Nuestro fin no es suspender la realización del Estatuto Autonómico, más al contrario nosotros como bancada indígena exigimos simplemente que nos incluyan”, dijo.

En esa línea el ejecutivo del Concejo Nacional Afroboliviano (Conafro), Juan Carlos Ballivián, indicó que de no ser incluidos se tendría una repercusión negativa en las cartas orgánicas del departamento de La Paz.

Explicó que al no ser tomados en cuenta, no se podrá tener representación en los demás departamentos, puesto que los pueblos indígenas, originarios y afrobolivianos en su mayoría se encuentran en La Paz.

“No es concebible desde ningún punto de vita y es un punto de vista muy negativo, estamos pidiendo de manera muy puntual que se incorporen los derechos constitucionales para nuestros pueblos, por lo tanto ahora estamos a tiempo para poder incorporarlos”.

Por su parte el ministro de Autonomías, Hugo Siles, señaló en la víspera que en esta etapa no se modificará “ni una sola coma del Estatuto Autonómico”, añadió que el 20 de septiembre se realizará el Referéndum Autonómico.

miércoles, 1 de julio de 2015

Indígenas tienen 45 días para ver si entran petroleras

Después de que el 20 de mayo pasado, el Gobierno autorizara, mediante el decreto 2366, el ingreso de las empresas petroleras a las áreas protegidas, su siguiente paso fue reglamentar la consulta que debería aplicarse a los habitantes de esas zonas antes de implementar cualquier explotación de recursos hidrocarburíferos.

Según el Decreto Supremo 2298, la realización de dicha consulta para actividades hidrocarburíferas no abarcará más de 45 días calendario. La norma faculta a la autoridad competente a realizar este proceso y aprobar una resolución administrativa a fin de allanar la explotación energética en áreas protegidas si es que los pueblos indígena originario campesinos no participan.



CAMBIOS La norma modifica los artículos 10 y 11, en los que se establecen plazos estrictos. En cuanto al artículo 10, para la fase de información sobre la actividad energética, las autoridades prevén "tres convocatorias", pero si los Pueblos Indígena Originario Campesinos (PIOs y CC) no concurren a las reuniones "o no se obtenga una respuesta escrita por parte de los PIOs y CC, la AC establecerá una metodología y cronograma para ejecutar el proceso de Consulta y Participación".

En el artículo 11, se describe la planificación de la consulta. También se fijan plazos y se realizarán hasta dos reuniones y si los PIOs y CC no asisten se presentará la "metodología, presupuesto y cronograma" del proceso. Los tres documentos deberán ser difundidos mediante publicación escrita, comunicación radial y notificación notariada a los pueblos afectados.

Se agrega el artículo 20, sobre la "determinación de la autoridad competente (AC)", el que señala que cuando no se pueda "desarrollar o concluir" la consulta por causas que no sean atribuidas a esta autoridad, se toma una previsión para evitar se obstaculice las actividades extractivas.

"La AC emitirá como resultado una resolución administrativa que determine el estado de ejecución del proceso y la constancia de todos los esfuerzos realizados en cumplimiento de la normativa vigente, para desarrollar o concluir con el proceso de consulta y participación, salvaguardando en todo momento los derechos de los PIOs y CC ", señala la disposición.

El decreto reglamentario de 2007 preveía un proceso de mayor participación de los pueblos indígenas.

Camillas se oxidaron en la posta de Yuquis

Los indígenas yuquis requieren nuevo equipamiento en su posta sanitaria porque las camillas que tienen están oxidadas.

El asambleísta yuqui, Abel Iaira, informó que se trata de una posta con tres habitaciones en las que hay una camilla en cada una y que tienen esta situación desde hace unos tres años. En la comunidad hay 82 familias.

Una ley departamental de protección del pueblo Yuqui está vigente y la autoridad indígena pide que se aplique. Entre los principales temas está el de la salud que al no haber sido atendida pone en riesgo de extinción a la comunidad.

Iaira dijo que se requiere atención integral para capacitación en el tema de tuberculosis y equipamiento de la posta sanitaria porque hay camillas oxidadas, viejas y rotas. Acotó que la sala de partos tampoco está equipada.

“Son cosas que competen al Municipio y la Gobernación, que deben atender al pueblo Yuqui”, exhortó el asambleísta.

Otro tema que afectó a la comunidad fue el consumo de alcohol. Iaira dijo que castigos en el marco de la justicia comunitaria frenaron este mal y que solo dos o tres personas siguen afectadas.

Por otro lado, no tienen agua y la que consumen es la del río.

martes, 30 de junio de 2015

El tapiete que busca ser el segundo profesional de Samu’ uguate



El departamento de Tarija tiene reconocidos, dentro de su estructura, a tres pueblos indígenas: Guaraní, Weenhayek y Tapiete. De éstos, los dos primeros son los más numerosos y de los que más información se tiene.

Uno de los personajes representativos de este silencioso pueblo indígena y que ha sacado a la luz lo poco que se conoce de los tapietes, es el asambleísta Vicente Ferreira. Éste con apenas 30 años de edad, ha sido recientemente posesionado, por segunda ocasión consecutiva, como asambleísta departamental de este pueblo; este hecho lo situará como autoridad legislativa por diez años sucesivos.
El País eN quiso conocer más sobre el legislador tapiete, su vida, su historia, el cómo llegó a este sitial, pero además saber un poco más de su pueblo. Éste es su relato.

El País eN (EP). Empecemos por los datos personales Vicente
Vicente Ferreira (VF). Bueno, mi nombre es Vicente Ferreira, tengo 30 años de edad, nací en la comunidad de Samu’ uguate que quiere decir “Toborochi alto”, está ubicada a 190 kilómetros de Villa Montes, cerca de la frontera con Paraguay.
Soy el segundo hijo, somos nueve hermanos, tres mujeres y el resto varones. Mi madre se llama Martha Gutiérrez Carema y mi padre, que en paz descanse Tomás Ferreira, un gran dirigente de la comunidad.

EP. ¿Samu’ uguate?
VF. Sí, es un pueblo muy chico en Tarija y Bolivia. Estamos ubicados en el rincón del departamento, pero gracias a todos los procesos que se van dando hemos podido tener un espacio tanto en el ámbito nacional como departamental.

EP. ¿Cuántas comunidades tapietes hay en Tarija?
VF.-En Bolivia, en el departamento de Tarija hay un solo pueblo y ese pueblo está ubicado en la comunidad de Samu’uguate, que es donde vivo.

EP. Y ¿Cuántas familias conforman este pueblo?
VF. Ha reducido bastante, porque algunos compañeros han emigrado a Argentina más que todo, otro poco se fue al Paraguay. Te hablo esto desde la Guerra del Chaco, pero en sí, en Bolivia hay un solo pueblo, que es muy pequeño y es que contamos con algo de 100 familias. Aunque ahora sé que se están volviendo a Bolivia y estamos volviendo a crecer en cuanto a población.

EP. ¿Retornan me dices?
VF. De Paraguay sí, están volviendo algunos, porque están viendo que en Bolivia el pueblo Tapiete está creciendo con algunos programas que van saliendo y proyectos que ejecutamos.
EP. ¿Y cómo es en tu comunidad?, ¿Ahí estudian? ¿Vos estudiaste? ¿Hiciste la universidad?
VF. Yo empecé desde muy chico a ir a la escuela y uno de mis objetivos era por lo menos aprender a leer y escribir.

EP. ¿Dónde había la escuela?
VF. En la misma comunidad, al mismo tiempo que se empieza a organizar la comunidad, allá por 1992, empezamos con la Misión Sueca a dar la oportunidad para que se capacite a un profesor en la misma comunidad y así surge esto. Abrimos una escuelita ahí, y empezamos con 10 alumnos y un profesor de la misma comunidad. Gracias a la ayuda de la Misión Sueca vamos aprendiendo y yo siempre con esas ganas de aprender terminé lo que se llamaba el básico en la comunidad.
Después tuve que salir a Villa Montes para empezar la primaria y secundaria, entonces gracias a Dios pude terminar el bachillerato en Villa Montes y de ahí por razones económicas, porque usted sabe que en el campo no contamos con recursos, dejé por un tiempo el seguir estudiando

EP. ¿Cómo es eso de básico en la comunidad?
VF. Es de primero a quinto
EP. ¿Eso es avalado por el Ministerio?
VF. Sí, exactamente

EP. Bueno, entonces ¿Terminas básico en tu comunidad y te vas a Villa Montes a hacer secundaria?
VF.- Sí exactamente, hacer sexto, séptimo y octavo y de ahí medio

EP. Eso significa que tuviste que salir de tu comunidad para irte a vivir a Villa Montes. ¿Y te vas solo o con tus padres?
VF.- Yo me voy solo, tenía en Villa Montes a mi tío y con ese ánimo que tenía para seguir estudiando me voy por mi propia cuenta. Sin el apoyo de mi padre ni de madre, me voy donde mi tío y empiezo a ir al colegio

EP. ¿Cómo te financias eso? ¿Tu tío te apoyaba?
VF. Para mí ha sido muy complicado porque mis padres estando en la comunidad no tenían recursos económicos y por otra parte, el mismo profesor de la comunidad venía a Villa Montes y él me apoyaba para tener por lo menos algo que comer, pero por otra parte también vivía con mi tío. Así me solventaba un poquito, iba al colegio, por ahí me buscaba algunos trabajos. Ayudaba a los padres de mis compañeros, uno era un chapista al que lo ayudaba y ya tenía algo.
Era muy complicado, porque cuando uno sale del campo lo hace con muy escasos recursos y yo no tenía de dónde sacar para una fotocopia o hacer un trabajo práctico. De esa manera entonces iba al mismo tiempo al colegio y al trabajo y así logré salir bachiller; siempre con ese ánimo de tener alguien que me financie para poder seguir mi carrera, pero lastimosamente no hubo.
Al terminar mis estudios me voy a mi comunidad y ahí estuve ayudando a mis padres, pero nuevamente me vuelvo a villa Montes a buscar trabajo, pero se me ocurre la idea de irme al cuartel para hacer el servicio militar y lo hago en la tercera división de Villa Montes.

EP. ¿Ahí también sin apoyo de tus padres?
VF. Sí, exactamente, yo era autónomo. No tenía visita de ninguno de mis familiares pero sí de algunos amigos. Así hice mi servicio militar, me licencié y siempre con esa visión de superarme, ya estando en Villa Montes tuve la oportunidad de poder trabajar como comunicador indígena en la radio Pilcomayo de don Hugo Bellido

EP. ¿Cómo entras a esa radio?
VF. Se nos abría un espacio a través del Capitán Grande (José Luis Ferreira, uno de mis hermanos), viendo la posibilidad de que se difunda cómo se vive en la comunidad, viajar a las comunidades, hacer reportajes, para que en Villa Montes conozcan cómo vive la gente indígena.
Ya estando ahí me habló otro medio para cederme un espacio y me voy a la radio Fides con don Adolfo Changaray y empiezo a trabajar nuevamente con el mismo tenor. Ahí estuve casi tres años. Eso era entonces lo que tenía como experiencia.
Después tuve la oportunidad, en realidad fue una invitación del Consejo de Capitanes Guaranís en Tarija; pues el año 2007 participamos como tapietes para una asamblea. Me vine a Villa Montes acompañado de mi padre y en esa ocasión se abrió la oportunidad para ser parte de la construcción de una universidad en Macharetí (Chuquisaca). Llego a Tarija con esa visión de poder aprender, me metieron a la parte impulsora de esa universidad en macharetí y llegamos a formar parte de esa casa de estudios.

EP. ¿Cuándo se consolida la universidad?
VF. El 2008 ya estaba funcionando y yo fui el primero en llegar a la universidad y estuve haciendo la carrera de Ingeniería Forestal que dejé a mi cuarto año.

EP. ¿Cómo te financias esos años?
VF. Para entrar yo ya tenía experiencia de cómo buscar apoyo o financiamiento y con nosotros trabajaba una ONG que se llama Yangareco, entonces a través del director de esa ONG busqué financiamiento para poder ir a estudiar. Pero estando ahí en cuarto año de Ingeniería Forestal me llama mi padre nuevamente a mi comunidad porque había una Asamblea. Ahí ya teníamos la invitación para presentarse como asambleístas departamentales y regionales. Entonces mi padre viendo en mi persona un posible candidato me cita y ahí tuve que tomar una decisión.
Vengo a mi comunidady tenía que tomar esa decisión. Por eso es que yo llegué a ser asambleísta a mis 24 años, tomé esa decisión y tuve el apoyo de mi gente, porque desde muy chico yo me gané el cariño de mi pueblo. Pero sobre todo fue porque no había a quién más elegir. Éramos sólo dos candidatos

EP. Y eso ¿Por qué?
VF. Uno, porque los requisitos que nos pide la norma era tener la libreta de servicio militar y en la comunidad éramos solo dos. Mi primo y yo.

EP. O sea ¿Te fuiste con él más a estudiar?
VF. No, no. Él se quedó

EP. ¿De tu generación solo tú terminaste el colegio?
VF. De los 10 alumnos que empezamos el 92, sólo yo terminé el colegio. Algunos hermanos llegaron a secundaria pero abandonaron. Y además, sólo yo empecé una carrera. De esa manera la gente optó por mí para ser asambleísta y me vine a Tarija, sin conocer a nadie, acompañado por mi profesor a hacer mis trámites.

EP. ¿Tu profesor de básico te ayudó aquí?
VF. Sí exactamente, incluso hasta ahora me sigue dando consejos y dando ánimos no sólo en el ámbito político, sino para que termine mis estudios en la universidad.
EP. ¿Cuál es el nombre de tu profesor?
VF. Reynaldo Baldera, él también es tapiete y debe estar por sus 48 años
EP. ¿Cómo llega a tener él esa formación?
VF. En su niñez se fue a Argentina y volvió ya mayor. Él estudió hasta tercero básico en Argentina, pero supo aprovechar eso como si fuera ya un profesional. Cuando llega de Argentina mi papá lo recibe de secretario y a través de eso le enseña muchas cosas y de ahí nace una invitación de la Misión Sueca y mi papá se fija en él para capacitarlo y que sea la persona que pueda enseñar a los chicos.
Mi papá lo manda a Villa Montes para que se capacite; ahí los misioneros y otros profesores capacitaban a profesores bilingües y a través de la Misión Sueca él termina sus estudios y entra a la universidad y ha podido terminar la universidad.
Nos enseñaba a nosotros y cada fin de semana se iba a Villa Montes a dar exámenes y esas cosas.

EP. Volvamos a tu historia
VF. Llegue a ser asambleísta el 2010, a mis 24 años, empiezo con la Asamblea y ya me metí en la vida política, porque antes no me gustaba y empezamos a hacer gestiones y fiscalizaciones. Pero ya me nace una idea, que es aprovechando que estoy en Tarija estudiar, pero no ingeniería, si no otra carrera y me inscribí a la Domingo Savio a estudiar derecho. Tuve que dejarla, pero estamos para retomar, ya me toca segundo año y es que es un compromiso que le hice a mis padres, de poder algún día contar con un título profesional

EP. ¿Por qué no retomas Ingeniería Forestal?
VF. Porque ya pasó mucho tiempo y hay un límite para validar las materias. Me decidí por estudiar derecho y estamos con ese ánimo de poder terminar. De esa manera estoy en Tarija y creo que tanto esfuerzo vale la pena. Pero yo digo que esto no se queda aquí, porque si hoy volvimos a ser reelectos cuando se termine estos cinco años tomaremos otras direcciones. Porque como te decía tenemos la oportunidad de llegar a la Asamblea Plurinacional

EP. ¿Quieres ser senador o diputado?
VF. Exactamente. El año pasado ya nos tocaba a nosotros, porque para llegar a la Asamblea Plurinacional rotamos los tres pueblos, ya estuvo el Guaraní, el Weennhayek, nosotros cedimos porque no había a quién mandar a la nacional y por eso ha vuelto el Guaraní. Pero para el próximo año yo creo que nosotros ya estaremos con esas aspiraciones. Sería mi turno.

EP. Hay algo que llama la atención. Casi todos los tapietes que conozco son Ferreiras
VF. Está entre los Ferreira, Baldera y Tato. Esos tres apellidos hay en el pueblo Tapiete.

EP. Y tras ver tu experiencia, ahora ¿Hay tapietes con libreta de servicio militar?
VF. Es un problema que sigue, por eso la misma gente me volvió a elegir, porque había gente que se estaba postulando y que quería sacar mientras era autoridad su libreta, pero la gente dijo que no se querían arriesgar, porque puede ser que mañana o pasado tengamos un problema y no queremos perder el espacio que tenemos.

EP. Pero para las mujeres no es necesaria la libreta
VF. De las mujeres no es necesaria la libreta. Yo soy abierto para todo y fui uno de los que quisieron dar la oportunidad a las mujeres, pero allá no se sienten capaces y no es que uno las discrimine, pero no se sienten capaces.

EP. ¿Las mujeres no siguen cursos de capacitación?
VF. Hay mujeres que terminaron primaria, algunas llegaron a medio, saben, entienden, pero no sé cuál es el problema. No se sienten capaces las mujeres y ellas mismas rechazan. Por eso siempre las ponemos de suplentes, pero no es porque nosotros queramos, sino que ellas mismas piden.

EP. ¿Cuánto influyó tu padre en tu manera de ser?
VF. Mi padre ha sido reconocido a nivel mundial, fue un dirigente que ha sobresalido a nivel internacional. Viajó a muchos países y yo he sido de los nueve hermanos (el segundo) el que más tenía desde muy chico ese entusiasmo de poder aprender y superarme.

EP. ¿Tu padre te pechaba para esto?
VF. No, no, mi padre lo único que decía era si quieren estudiar bien, quieren sufrir como yo sufro, reboleando hacha, trabajando de sol a sol, depende de ustedes. Esas eran las palabras de mi padre que nos decía a toditos. Si quieren mañana estar bien servidos, estudien, eso depende de ustedes, yo no les voy a decir anda a estudiar. Entonces eso se me metió en la mente, de que tarde o temprano tenía que estudiar y por eso fui al colegio pensativo siempre de terminar.

EP. Vicente, háblame un poco de tu pueblo ¿A qué se dedican?
VF. El pueblo tapiete vive de la pesca, pero como tapietes pescamos cuando está buena la venta. Los primeros meses que viene la pesca lo hacemos, pero cuando ya baja el precio, automáticamente pescamos sólo para consumo. Pero lo que el pueblo Tapiete más se dedica, es la ganadería, esa es la visión del pueblo tapiete.

EP. ¿Antes a que se dedicaban?
VF. Siempre nos dedicábamos a trabajar para ganaderos, para terceros. O sea buscar trabajo. Llegaba la pesca nos íbamos a la pesca, llegaba la época de frutas nos íbamos a recolectar
EP. ¿Eran empleados de ganaderos, agricultores?
VF. Exactamente

EP. ¿Dónde?
VF -Ahí en la misma comunidad. Nuestros padres trabajaban para los ganaderos más grandes que eran emigrantes de Argentina que se vinieron a asentar a la comunidad.

EP. Hablando de tu tarea como legislador ¿De qué manera contribuiste a tu pueblo?
VF. Pese a que presentamos proyectos de ley. Sinceramente no hemos podido sacarlos adelante y es que no tuvimos los votos ni el apoyo suficiente.

EP. ¿Qué proyectos de ley?
VF. Uno que buscaba reconocer al pueblo Tapiete, porque mucho se habla y nadie sabe dónde está ubicado, quiénes son, cuántos son, qué comen o dónde viven. Otro proyecto de construcción de un centro de salud que tampoco se llevó adelante y también el proyecto de ley para perforación de pozos profundos de agua. En eso avanzamos, porque a través del gobernador saliente y del ejecutivo seccional pudimos perforar dos pozos profundos en el territorio de Samu’uguate.

EP. Viste que a raíz de tu incursión en la política, ¿otros tapietes quieran copiar esta actitud tuya?
VF. Sí. Ahorita hay varios alumnos que ya han salido de la comunidad porque ahí solo hay hasta cierto curso. En Villa Montes ya hay como siete alumnos que están estudiando con esa intención de terminar el colegio y hacer una carrera. Especialmente varones que están con ese entusiasmo y por eso yo siempre en mis intervenciones lo que hago es incentivar a los más pequeños y demostrarles lo que uno puede.
EP. Se conoce que los guaraníes y weenhayeks están divididos, pero en los tapietes no pasa eso, ¿o sí?
VF. No pasa esto porque tenemos la enseñanza de nuestros ancestros y capitanes grandes de que el pueblo tapiete siempre ha sido bien organizado. A veces nos han querido dividir pero no hemos permitido. Incluso hasta los mismos técnicos que van a trabajar se prestan para eso. Pueden haber algunos roces, pero siempre eso se resuelve en una Asamblea.
Además, en el pueblo Tapiete son puro familias. Los Baldera vienen a ser mis tíos, los Tato también mis parientes. En sí la comunidad es una sola familia y tratamos de que entre esa familia no haya pelea.
Pero en los otros casos, yo tengo amigos abogados, licenciados weenhayeks que se han prestado para dividir. Otra cosa es que han venido las empresas petroleras que han jalado a uno, a otro y eso ha hecho que se divida por ejemplo el pueblo Weenhayek.

EP. ¿Cómo han hecho eso los petroleros?
VF. Es que iban a buscar pozos y como empresa le decían al capitán, te damos esto y nos dejas hacer estas cosas y ese tanto que era para distribuirse en cada comunidad, los capitanes no lo hacían conocer y al ver que ese capitán recibía dinero de esa empresa, otra persona hacía la división para recibir dinero. Por eso en mi caso, les digo a ellos, el día que yo sea profesional no voy a venir a pelear con ustedes, voy a venir a asesorarlos.

EP. De terminar tu carrera ¿Tú serías el segundo profesional tapiete?
VF. Sí, sería el segundo porque el primero es mi profesor.

Guaraníes buscan crear municipio en O'Connor

El presidente del Consejo del Pueblo Guaraní (APG), Tomas Araray, informó que se analizará la parte legal, jurídica y administrativa para solicitar ante el Ministerio de Autonomías, la creación de un municipio indígena en la provincia O'Connor.

El dirigente explicó que la nación Guaraní tiene como antecedente la iniciativa de Huacaya en Chuquisaca y Charagua en Santa Cruz, por lo que se trabaja en el tema, primero en la provincia O'Connor, para luego avanzar con los pueblos weenhayek y tapietes asentados en la ribera del río Pilcomayo.

“Nosotros en Tarija queremos enriquecer la propuesta de los municipios que están esperando la aprobación de la autonomía indígena con un referéndum programado para septiembre. Es así que los tres pueblos indígenas del Chaco van a trabajar en el tema”, sostuvo.

Indicó que el municipio de Entre Ríos será el primero en promover la autonomía indígena del pueblo Guaraní, a fin de consolidar el territorio donde está asentado este pueblo en la provincia O'Connor y sobre todo que se destinen recursos económicos para mejorar la calidad de vida de los indígenas.

Mientras, el secretario de Pueblos Indígenas de la Gobernación, Teófilo Murillo, informó que ante crisis financiera de la institución se determinó aplicar un plan de austeridad en esa dependencia a fin de garantizar la continuidad de los proyectos y programa orientados al sector.

Según declaró Murillo, la primera acción fue la reducción de gastos de alquileres para oficinas, por lo que a partir de julio los tres pueblos indígenas de Tarija tendrán un solo ambiente para desempeñar sus funciones.

Agregó que el segundo aspecto a trabajar es hacer un análisis del actual estado de los proyectos a fin de darles continuidad. En tanto, ya se empezó a trabajar en el plan de la gestión 2016 y se espera que la administración del gobierno departamental, destine un presupuesto acordó a cubrir las principales demandas de los guaraníes, tapietes y weenhayek.

“Sabemos que algunos proyectos pendientes de la gestión pasada están a punto de licitarse y hay otro proyectos en ejecución como el tratamiento de la caraguata, además del tema vivienda en la zona del Itika Guasú”, comentó.

domingo, 28 de junio de 2015

Afrodescendientes defienden sus derechos en una cumbre

Las mujeres afrodescendientes latinoamericanas inauguraron ayer en Nicaragua su primera cumbre, la cual calificaron de “histórica” y en la que buscarán mecanismos a favor de sus derechos que combatan la exclusión y marginación que padecen.

“Aspiramos a que las futuras generaciones de afrodescendientes tengan una vida digna en igualdad de condiciones que el resto de las personas del continente”, dijo la coordinadora general de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora, Dorotea Wilson. Esta red aglutina las aspiraciones y demandas de más de 400 organizaciones de mujeres afrodescendientes de 22 países de América Latina.

La llamada Primera Cumbre de Lideresas Afrodescendientes de las Américas comenzó la noche de este viernes en un hotel de Managua y concluirá el próximo 28 de junio.

Se trata de una plataforma en la que sus asistentes tratarán de cambiar la realidad de la mujer de todo el continente americano, donde hay exclusión, marginación, grandes brechas de desigualdad, y falta de empleo y salud integral, apuntó la activista.

Todos estos cambios esperan realizarlos en el marco del Decenio Internacional de la Población Afrodescendiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU), comprendido entre 2014 y 2024. “Los Estados deben conocer las brechas existentes y asumir las demandas específicas de las mujeres”, apuntó Wilson. Durante estos días buscarán construir una plataforma política para combatir la exclusión y marginación.