domingo, 26 de abril de 2015

Llanto, rabia e impotencia se apoderan de originarios

Hace tres años me eligieron representante legal del proyecto de módulo ganadero y lechero y nunca recibí un solo peso del Fondo. Los postes del corral se han fregado, se lo han comido los turiros. Me han dicho que se ha desembolsado 200.000 bolivianos. Soy la responsable, pero no manejé ni retiré dinero.

Un técnico del Fondo administró la plata, además del señor Pedro Vare y de la dirigente de Cidob Melva Hurtado. No quiero ser cómplice. A mí me robaron el sello para retirar la plata y hasta ahora nadie rinde informe”, testimonió la responsable del principal proyecto ganadero de esa región, Amalia Nico Richards.

Denuncia ante Fiscalía
El pueblo Sirionó presentará mañana una denuncia ante la Fiscalía de Trinidad para conocer la realidad del proyecto y saber qué se hizo la plata

Artesanías de los weenhayek les permiten vivir el día a día



La visión del mundo y su relación con la naturaleza es expresada en la artesanía del pueblo weenhayek. Sapos, quirquinchos, tigrecillos, cervatillos y peces, elaborados por materiales de su lugar de origen como la madera de palosanto, la fibra de la carahuata, semillas y plumas que recogen, fueron mostrados en una pequeña feria en los espacios del Patio del Cabildo.

Cultura
La weenhayek Sofía Romero Sánchez (ya quedaron en la noche de los tiempos los nombres originarios en su dialecto a causa de la evangelización) contó que en la artesanía figuran elementos que aún persisten de su cultura y que son fruto del trabajo de cada mujer y cada hombre.
Collares y llaveros, bolsas y canastas, pequeños animales, aretes, móviles elaborados con semillas, coquitos, fibra de caraguata, palma, plumas, coloreados con tintas naturales son elaborados por las mujeres, en cambio mientras unos hombres se dedican a la ya poca pesca del sábalo, otros hacen sillones, muebles, estantes, roperos y tallados en madera palosanto.
Sofía recuerda que gran parte de los tejidos y figuras, collares y aretes fueron aprendidos de sus antecesores. “Mi abuela enseñó a mi madre, mi madre me enseñó a mí, también nos dejaron esa moral para salir adelante con mi trabajo”, afirmó.
Además, sus tradiciones se reflejan en ellos: el búho que les protege y trae buena suerte, y el sapo, animal al que aprecian mucho porque su croar anuncia las lluvias en una región caracterizada por su sequedad y calor agobiante.
También lo consideran compañero del hombre porque en el pasado ellos no conocían los catres y vivían más en contacto con la naturaleza en la que existían insectos peligrosos como las arañas y otros que pican “y los sapitos eran sus animalitos porque se los comían y defendían al hombre”.
El sábalo que les daba la subsistencia es pescado por los hombres y que ahora escasea quizá porque existen personas que no son weenhayek y que no saben que entre ellos existe un pez de colores y escamas doradas al cual hay que respetar, y si lo pescas y lo matas, te trae desgracias. ¿Será por eso que ahora ya no hay tanto?.

El weenhayek sólo vive el aquí y ahora

La psicóloga social Elisabeth Carreras Paz que trabaja con la comunidad Weenhayek de Tunte’y (Piedra en este dialecto), ubicada en Villa Montes, contó que convivir con ellos es un desafío porque se trata de una cultura con sus propias formas de pensar sobre el estar en la vida y su propia cosmovisión de mundo.
Si bien sus costumbres ya tienen mucho que ver con las de occidente, hoy prefieren comidas elaboradas, fritas, pero aun mantienen esa actitud de vivir el hoy, el aquí y ahora. Ellos no piensan en el mañana, no planifican, no creen en el ahorro.
Como es una cultura básicamente recolectora, eso ha quedado muy marcado en su forma de enfrentar la vida, se puede ver que un weenhayek hoy puede tener mil bolivianos y mañana ya no, y nuevamente –en el caso de las mujeres- están en las calles de Villa Montes ofreciendo un trabajo artesanal para comer ese día, es una característica de este pueblo.
Para los hombres, la pesca es sólo una temporada que empieza en abril y dura hasta agosto. Y en esta temporada el weenhayek compra de todo, porque los comerciantes a pesar de que les pagan precios muy bajos, pero, por la cantidad, en ese momento tienen recursos y los gastan sin pensar en el futuro. También de eso se aprovechan quienes les llevan electrodomésticos u otras cosas suntuosas.

Elección del asambleísta departamental en la Circunscripción Especial Uru Murato – Chipaya

Como nunca, los Urus del Lago Poopó participaron de un proceso eleccionario dentro su Circunscripción Especial Uru Chipaya – Murato, aspirando contar con un asambleísta departamental en el Órgano Legislativo del Departamento de Oruro, con la idea de trabajar por el desarrollo del departamento y por el respeto de los derechos de los pueblos minoritarios de la región.

La historia de los Urus refleja los vejámenes por parte de las comunidades adyacentes ubicadas alrededor del lago Poopó. Territorialmente fueron arrinconados en los totorales del lago, de donde aproximadamente en la década de los 60, salieron por las proximidades del Ayllu San Agustín de Puñaca en busca de nuevas formas de vida, asentándose en una pequeña fracción de tierra ahora denominada Puñaca Tintamaria, ubicada en el Municipio de Poopó, Provincia Poopó, posteriormente otro grupo de Urus se había asentado en el lugar denominado Vilañeque ubicado en el Municipio de Challapata, Provincia Avaroa y con el tiempo un tercer grupo de Urus se posesiona en el sector de LLapallapani, Municipio de Huari, Provincia Sebastián Pagador, sobreviviendo hasta la fecha en pequeñas extensiones de tierra.

Decíamos que, la vida política es reciente en los Urus del lago Poopó. Es la primera vez que forman parte de un proceso eleccionario, amparados por la actual Constitución Política del Estado, Ley del Órgano Electoral Plurinacional y Ley de Régimen Electoral, además de sus usos y costumbres. Los Urus del lago Poopó optaron por sistemas y procedimientos propios de elección de su Asambleísta Departamental, tomando en cuenta la rotación (muyu turno) entre las comunidades y Ayllus de la Circunscripción Especial.

Al iniciar este proceso, la Autoridad Originaria de la Nación Uru, convoco de manera verbal a las tres comunidades Urus del lago Poopó a un cabildo de los pueblos Urus del Lago Poopó, para elegir a su Asambleísta Departamental según usos y costumbres (rotación – muyu turno). A esta convocatoria solo asistieron dos comunidades Urus, Llapallapani y Puñaca Tintamaria, habiéndose ausentado la comunidad de Vilañeque. Pese a esta ausencia, las comunidades asistentes determinaron llevar adelante la elección de la persona que los estuviera representando como asambleísta. Primero, la autoridad máxima recomendó acatar las normas que rigen en las comunidades Urus del lago Poopó, de manera que ambas comunidades se reunieron separadamente, para proponer a su postulante a Asambleísta. A continuación ambas comunidades se juntaron nuevamente, para votar por uno de ellos. Seguidamente se procedió a repartir pequeños papelitos, donde cada uno de los comunarios Urus podía anotar el nombre de su preferencia, para luego depositar los papelitos en una bolsa y proceder al recuento de los votos que se anotaron en una pizarra. Luego de conocer los resultados, felicitaron al ganador de las elecciones.

En el segundo cabildo, realizado en la comunidad de Puñaca Tintamaria se consolidó la elección del asambleísta departamental. Las autoridades originarias y bases de los pueblos Urus del Lago Poopó ratificaron la elección de su candidato Asambleísta.

El tercer cabildo se organizó también en la comunidad de Puñaca con autoridades originarias de las tres comunidades Urus y autoridades de los cuatro Ayllus de Chipaya. Sin embargo, no se llegó a un buen final, debido a que las algunas autoridades de Chipaya no estaban conformes con el asambleísta electo, por lo que abandonaron el cabildo en presencia de los supervisores comisionados por el Tribunal Electoral.

Finalmente, la autoridad máxima de la Nación Originaria Uru lanzó una convocatoria para un Cabildo General de la Nacion Uru Murato - Chipaya, convocando a autoridades y bases en general: los cuatro Ayllus de Chipaya (Aranzaya, Manazaya, Ayparavi y Vistrullani) y tres de los Urus del Lago Poopó (Puñaca Tintamaria, Vilañeque, y Llapallapani) asi como también al Equipo Técnico de Supervisión y Acompañamiento a Elecciones de Asambleísta de las Naciones y Pueblos Indígenas en Circunscripción Especial.

En el evento participaron tres comunidades Urus del Lago Poopó (Puñaca Tintamaria, Vilañeque, y Llapallapani) y uno de Chipaya (Aranzaya). Verificado el quórum reglamentario se dio continuidad con el Cabildo General. Se inició con la lectura del acta anterior, la misma que no mereció observación alguna. Seguidamente, la autoridad máxima informó sobre los antecedentes del proceso de elección del asambleísta departamental, haciendo énfasis en la rotación (muyu turno), usos, costumbres y principios básicos de las Naciones Pueblos Indígena Originarios en temas de elección de autoridades. Anunció que fue electo el hermano Andrés Choque Huanaco de la comunidad Uru LLapallapani de acuerdo a usos y costumbres.

Seguidamente, los comunarios al igual que las autoridades concentradas en Cabildo tomaron la palabra y expresaron su conformidad con el proceso eleccionario de su asambleísta departamental. Las autoridades y sus bases de Chipaya manifestaron su asentimiento con el Hno. Andrés Choque H, en vista de haberse seleccionado de acuerdo a rotación dentro la Circunscripción Especial. Es más, por el derecho que los asiste, de igual forma las autoridades de Vilañeque brindaron su apoyo total al candidato Andrés Choque H. de la comunidad Uru Llapallapani, recomendando al electo Asambleísta a trabajar y cumplir sus funciones con honestitud y transparencia y como sus abuelos los habían enseñado, a no robar, no mentir y no ser flojo, conducir por el sumaj ñan para que los Pueblos y Ayllus de la Nación Uru gocen del Bien Vivir o sumj kausay. Finalmente el Asambleísta expresó su compromiso de trabajar y luchar por el progreso y respeto de los derechos de los pueblos indígena originarios considerados en peligro de extinción, luchar por el cuidado, preservación y conservación de los recursos naturales del lago Poopó, considerados fuente de subsistencia de las comunidades que viven de la caza y la pesca.

Estas decisiones fueron transcritas en un libro de actas del Mallku Jilarata de la Nación Uru, documento que fue presentada ante la presidenta del Tribunal de la Corte Electoral de Oruro.

El Tribunal Electoral Departamental de Oruro, en base a las normativas de la Ley 018 del Órgano Electoral Plurinacional y el informe de la Supervisión de la Corte Electoral Sifde, en Sala Plena del Tribunal Electoral Departamental de Oruro, en uso de sus atribuciones y ejercicio de sus funciones jurisdiccionales ha resuelto, aprobando el informe y el acompañamiento del Equipo Técnico de Sifde, designado como asambleísta titular del Departamento al ciudadano Andrés Choque Huanco y como suplente a Evarista Flores Álvarez, disponiéndose la inmediata difusión a través de la página WEB del Tribunal Electoral Departamental y la remisión de antecedentes al Tribunal Supremo Electoral, para fines consiguientes.

Reflexionando sobre el proceso podemos decir que, esta decisión tomada por esta circunscripción es loable, por cuanto los derechos de los pueblos minoritarios se han aplicado en el marco de la Constitución Política del Estado Plurinacional, Convenio 169 de la O. I. T. y Declaración de las Naciones Unidas. Ahora los Urus como tal forman parte del órgano legislativo del Departamento de Oruro.

Dirigentes campesinos Se declaran perseguidos políticos

Luego que la Fiscalía allanó, el pasado jueves, el domicilio particular del dirigente de la Federación Única de Trabajadores y Pueblos Originarios de Chuquisaca (Futpoch), Norberto Velásquez, este se declaró un perseguido político por el Movimiento Al Socialismo (MAS).

El Ministerio Público allanó el domicilio con la finalidad de recuperar toda la documentación de la organización campesina en Chuquisaca.

El dirigente campesino Velásquez aseguró a los medios de comunicación en Sucre que ingresaron a la fuerza a su domicilio, además extrajeron folders con documentación de la organización Chuquisaca Somos Todos (CST).

Para el diputado suplemente por Unidad Nacional (UN), Rafael Quispe, aquel tipo de acciones nos da claras muestras de la vulneración que existen a los a los Derechos Humanos (DDHH).

“Significa que no se respeta los Derechos Humanos, el Pacto de Costa Rica, las declaraciones de la Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas”, declaró a EL DIARIO.

Quispe, quien también se declaró perseguido político, se refirió a la constante división que existe al interior de las organizaciones campesinas, las cuales fueron más notorias en marzo de 2015.

Indicó que la falta de estructura en el sector indígena – campesino cada vez es notoria, de ahí la importancia que los propios sectores organizados como la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Bartolina Sisa, entre otros deben trabajar en la reestructuración de la matriz.

Agregó que las organizaciones sociales, pueblos indígenas tienen el fin de defender los derechos de los sectores a los cuales responden y no parcializarse con el Gobierno.

“Habrán más congresos de la Csutcb, en las Bartolinas, hay una estructura débil la cual es mucho más con el tema del fondo indígena (…) hay corrupción, hay una pelea interna tremenda en las organizaciones matrices”, dijo el diputado suplemente.

PERSEGUIDOS

Según Quispe, dirigentes que piensan diferente son los perseguidos políticos, citó a Fernando Vargas, quien luchó por la causa del Tipnis, Pedro Nuni, Adolfo Chávez y él, Rafael Quispe.

viernes, 24 de abril de 2015

Video Artesanías del pueblo weenhayek se exponen en Tarija

Indígenas crean un nuevo directorio paralelo de OICH

Surge un nuevo directorio de la Organización Indígena Chiquitana (OICH), desconociendo a las autoridades que aún aseguran estar vigentes en sus funciones.

Desde el pasado martes, la Organización Indígena Chiquitana (OICH) se concentró en una asamblea con los caciques representantes de todas las comunidades que componen a esta organización. Ayer en la localidad de Concepción concluyó la asamblea en la que se renovó el directorio, a la cabeza de Eulogio Pachuri, representante del municipio de San Rafael.

Diferencias. Emigio Poiche, cacique chiquitano y electo asambleísta departamental por ese pueblo indígena, confirmó la conformación del directorio, resaltando que los nuevos representantes están avalados por las 12 centrales que conforman la OICH.

Indicó que el anterior directorio tiene varias carteras con acefalías y que además estarían parcializadas a las acciones del Movimiento Al Socialismo (MAS).

"El anterior presidente es cercano con los anteriores alcaldes masistas que perdieron y que ahora buscan justificarse y tomar control de la OICH para mostrarse ante las autoridades del Gobierno y así hacer de esta organización independiente como afín al MAS y no lo vamos a permitir", precisó.

Molestia. En tanto, Justo Seoane adelantó que el nuevo directorio es desconocido por la población de las centrales chiquitanas y responsabilizó a Miguel Rivero, director de pueblos indígenas de recursos naturales no renovables de la Gobernación de Santa Cruz.

"La señora Maida Peña y Ricardo Quezada son los que están detrás de todo esto en coordinación con la Gobernación y esta quiere dividirnos a los indígenas", dijo Seoane.

Respaldo. Ante la acusación, la gobernadora Ruth Lozada negó que el Gobierno departamental esté inmiscuyéndose en un tema interno de la OICH y que la colaboración como institución siempre fue hecha sin mirar colores políticos. "El señor Miguel Rivero es una persona cercana a los chiquitanos, se lo nombró director porque conoce de las necesidades de su pueblo", manifestó la primera autoridad departamental.

En tanto, desde el MAS, el dirigente José Quiroz niega estar involucrado en el directorio antiguo de la OICH. "Nosotros no compramos conciencia, respetamos las decisiones orgánicas porque somos orgánicos, ningún indígena es manejado por el Movimiento Al Socialismo. La gobernación quiere tener a los indígenas a su favor en la nueva gestión de la asamblea a como dé lugar", dijo.

miércoles, 22 de abril de 2015

Qaqachacas ingresan a la actividad del narcotráfico y usan tecnología colombiana

Comunarios del ayllu qaqachaca, situado al sur del departamento de Oruro, en la frontera con Potosí, se involucraron en la actividad ilícita del narcotráfico y ahora emplean tecnología colombiana para producir clorhidrato de cocaína, se informó a ANF.

En una breve entrevista con este medio, el comandante nacional de la Policía, general Enrique Serruto, dijo a ANF que la relación de los qaqachacas con el narcotráfico no es nueva y de hecho contó que conoció esa situación cuando se desempeñó como comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN).

"Habían pozas de maceración de cocaína y alguna fábrica (…). Seguramente que ya han cambiado a un sistema colombiano, que es diferente", dijo. "Lo malo siempre se aprende más rápido", según Serruto.

El método colombiano ya no emplea el pisado de hojas de coca en pozas de maceración sino máquinas móviles usadas para triturar (como lavadoras de ropa). Para elaborar la droga cristalizada los narcotraficantes utilizan microondas.

Este medio también conversó con un fiscal de sustancias controladas de Oruro, quien pidió el anonimato. Explicó que la población qaqachaca habita la parte superior de un cerro muy alto al que se puede llegar por una sola ruta. "Imagínese, su situación es estratégica, ellos controlan quién ingresa y quién sale, y si es alguien extraño podría pasarle algo porque también están armados y tienen formación táctica militar".

Con asesoramiento colombiano -dijo el fiscal- lograron instalar fábricas y laboratorios de droga. No se ha podido realizar un operativo en la zona porque entraña muchos riesgos, considerando que en la localidad también hay población civil.

"Los jóvenes qaqachacas no sólo fueron al cuartel a prestar su servicio militar -eso es como ir a la escuela para ellos- la mayoría pasó cursos ranger y tiene como misión robar armamento de los cuarteles", dijo a este medio.

El pueblo de los qaqachacas estuvo enfrascado en peleas permanentes con ayllus vecinos por el control territorial, producción agrícola y pugnas familiares.