martes, 1 de septiembre de 2015

Estatuto paceño solo cita al pueblo afro en el Preámbulo

El estatuto del departamento de La Paz, sólo menciona a la comunidad afroboliviana en el preámbulo del documento y no lo contempla dentro de los pueblos originario campesino y comunidades interculturales. Conafro observa que fue una mala gestión de sus anteriores representantes como el exdiputado, Jorge Medina.

El último párrafo del preámbulo del estatuto de La Paz dice:

“La cultura de los pueblos indígena, originarios campesinos, comunidades interculturales y afrobolivianos, desde el altiplano, valles, yungas, hasta la Amazonia del departamento de La Paz, es nuestra mayor riqueza y orgullo…”.

La no inclusión en el contenido de los artículos del documento fue denunciado hace más de un mes por el exdiputado y director del Centro Afroboliviano para el Desarrollo Integral y Comunitario (Cadic), Jorge Medina, quien además afirmó que el pueblo afroboliviano no tiene representación en la Asamblea Departamental de Santa Cruz lo que significaría un acto de discriminación.

Del mismo modo, Medina afirmó que el estatuto paceño es desconocido por la comunidad afroboliviana, en este caso específico, del departamento de La Paz.

“Cuando uno recorre los Yungas, sobre todo las comunidades afrobolivianas, nadie está enterado sobre el contenido del Estatuto Autonómico paceño. El pueblo afroboliviano desconoce el contenido del estatuto. No es posible que la ciudadanía vaya a referéndum sin conocer lo que dicen los estatutos”, manifestó Medina.

Esta desinformación se suma, manifestó, a una segunda falencia que atañe al pueblo afroboliviano: su exclusión del contenido dentro del estatuto autonómico paceño.

“Mandamos cartas a la Asamblea Departamental de La Paz, a la Asamblea Legislativa Plurinacional y al Tribunal Constitucional, en el caso de Santa Cruz, para que el pueblo afroboliviano no sólo sea reconocido en el estatuto, sino también que se garanticen sus derechos y obligaciones como cualquier boliviano o boliviana”, señaló.

Por su lado, el representante de Conafro, Juan Carlos Ballivian, afirmó que la no inclusión del pueblo afroboliviano en los estatutos es también responsabilidad de Medina ya que los estatutos se elaboraron en la pasada gestión legislativa.

Afrobolivianos apoyarán estatuto para después pedir modificaciones

El Consejo Nacional Afroboliviano (Conafro) anunció ayer que respaldará el Estatuto Autonómico del departamento de La Paz y una vez aprobado el mismo en el referéndum del 20 de septiembre pedirá que se lo modifique, ya que el documento no contempla un pleno reconocimiento de la comunidad, informó el representante del sector, Juan Carlos Ballivián.

“La salida es la modificación de los estatutos en primera instancia, y en segunda instancia, trabajar en una ley corta departamental que reconozca y garantice los derechos de incorporación en todas las otras normativas departamentales”, afirmó Ballivián.

Sólo faltan 19 días para la realización del referéndum por autonomías y cartas orgánicas, consulta que se realizará en La Paz, Oruro, Cochabamba, Potosí y Chuquisaca, además de Charagua (Santa Cruz) que va por su autonomía indígena.

En el caso de La Paz, Conafro reconoció que el estatuto paceño no toma en cuenta a la comunidad afroboliviana en los artículos donde menciona también a los pueblos indígena originario campesinos. Solo se los cita en el preámbulo del documento junto a indígenas e interculturales.

“Lo que estamos pidiendo es visibilización en todos los artículos (del estatuto) y que eso se nos garantice”, afirmó Ballivián a EL DIARIO.

Para tal efecto, los asambleístas departamentales del Movimiento Al Socialismo (MAS) firmaron un acta de compromiso con Conafro para que después de la presunta aprobación de los estatutos si es que ganara el Sí, la Asamblea Departamental abra este documento para modificarlo. Esta iniciativa recibió el respaldo y compromiso de los legisladores nacionales y que representan a esta comunidad.

“Vamos a trabajar en una ley corta que reconozca todos los derechos del pueblo afroboliviano pero que, además, se garantice en las normativas de implementación con el pleno reconocimiento del pueblo afroboliviano”, afirmó.

¿Y no sería mejor impulsar una modificación a los estatutos antes de aprobarlos y no después de aprobados?, le consultó EL DIARIO al representante ejecutivo de la comunidad afroboliviana, a lo que Ballivián dijo que eso prácticamente no es posible. “Es que hay que ser operativos, reales y coherentes”, enfatizó.

El argumento del representante de la comunidad Afro para la modificación de los estatutos después de su aprobación es que el documento que irá a consulta el 20 de septiembre ya tiene sentencia del Tribunal Constitucional y también que el calendario electoral está en pleno proceso y que el mismo no puede ser modificado.

“Ya se ha programado toda la logística del Tribunal Electoral y los recursos para la consulta salen del departamento de La Paz, por lo tanto, eso sería una afectación a los escasos recursos del departamento de La Paz”, afirmó Ballivián.

El asambleísta departamental Gustavo Torrico (MAS) aseguró la semana pasada que la modificación al estatuto paceño es una tarea muy complicada y que la misma tardaría entre unos 10 a 15 años.

De otro lado, el representante de Conafro afirmó que a menos de un mes de la consulta autonómica, la población en general desconoce el contenido de los estatutos autonómicos.

“Hay que reconocer que (los estatutos) necesitan socializarse, que la población reconozca. Nosotros somos parte de la población que no ha tenido conocimiento previo y que estamos actuando de manera rápida en las vías más saludable”, afirmó Ballivián.

Según el último Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, en Bolivia existen 23.330 afrobolivianas y afrobolivianos agrupados, mayormente, en el norte de La Paz, Santa Cruz y Chuquisaca.

lunes, 31 de agosto de 2015

Decisión de la OEI Instalarán un observatorio de educación bilingüe

El secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Paulo Speller, informó que se decidió que Bolivia sea la sede del Observatorio Iberoamericano de Educación Intercultural Bilingüe, cuyo objetivo es hacer un seguimiento a las experiencias y modalidades de desarrollo de la oferta educativa relacionada a la población indígenas y afrodescendiente en la región.
Bolivia fue elegida porque, a diferencia de otros países de la región, existe un trabajo "más consecuente, estructurado y como política de Estado” en lo que respecta al reconocimiento de la cultura indígena, lo que no desestima lo hecho por otros países de la región, manifestó Speller.
"Aquí tenemos un país como referencia, lo que no quiere decir que no tengamos trabajos en otros países, hay buen trabajo, muy serio, en Ecuador, Venezuela y Perú. En Brasil se está llevando a cabo también”, manifestó.
El proyecto tiene el apoyo del Ministerio de Educación y del Fondo Indígena internacional, institución a la que la OEI propuso trabajar de manera conjunta; además de crear nuevos postgrados junto al programa emblemático de este organismo internacional, que es la Universidad Indígena Intercultural y la Universidad Iberoamericana.
El presidente del Fondo Indígena internacional, Pedro Santiago Posada, destacó la importancia de impulsar este observatorio. "Cuentan ustedes con la infraestructura del Fondo Indígena, único organismo paritario, representado por los gobiernos y pueblos indígenas”, manifestó, en la entrevista con Speller a través de una videoconferencia.

Justifican ausencia de afros en estatuto paceño porque carecen de idioma propio

La ausencia del pueblo afroboliviano en la redacción del estatuto autonómico paceño se debe, según el expresidente de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz, Nelson Guarachi, a que ya se encuentran reconocidos en la Constitución Política del Estado (CPE) y carecen de un idioma propio que pueda ser nombrado por la norma. Guarachi encabezó el proceso de elaboración del estatuto autonómico paceño en la pasada gestión legislativa. Explicó que al estar los afrobolivianos y otros pueblos indígenas reconocidos por la CPE, no pueden volver a ser nombrados en el estatuto.

"Ellos ya han sido reconocidos por la Constitución, lo que ya está reconocido no se puede volver a reconocer. En ese sentido el estatuto autonómico en el capítulo II prácticamente consta de los idiomas que hablan algunos pueblos indígenas que viven en el departamento de La Paz. Si no están los afrobolivianos, es que yo no conozco un idioma de los afrobolivianos", manifestó Guarachi a la ANF.

El artículo 2 del estatuto que será sometido a referendo el próximo 20 de septiembre declara los idiomas oficiales del departamento, ahí están consignados el castellano, aymara, quechua, machajukay-kallawaya, tacana, leco, mosetén, araona, chimán, ese ejja, puquina, uchumataku-urus-irohito, wayayachi-mollo y toromona.

Consultado al respecto, el exdiputado Jorge Medina señaló que los afrobolivianos no tienen un idioma propio porque en la época de la colonia, cuando fueron traídos a América en calidad de esclavos, fueron obligados a olvidar su lengua materna. "Hay que remontarse a la historia para afirmar si los afrodescendientes tenían o no un idioma. Claro que teníamos. Los afros proveníamos de diferentes comunidades africanas y a raíz del coloniaje tuvimos que renunciar a nuestro idioma. Hoy por hoy no sólo hablamos castellano, sino también aymara. Considero que el idioma no debe ser motivo para desconocer la presencia y existencia de un pueblo", manifestó el exlegislador afroboliviano.

Medina citó, además, el artículo 3 de la Constitución, que señala que la nación boliviana está conformada no sólo por la totalidad de las bolivianas y los bolivianos, las naciones y pueblos indígena originario campesinos y las comunidades interculturales, sino también por los afrobolivianos. La asambleísta de Sol.Bo, Wilma Magne, dijo que el idioma no es razón suficiente para justificar la exclusión de los afrobolivianos. Dijo además que al momento de elaborar el estatuto, en la gestión pasada, se discutió en su momento la incorporación de los pueblos indígenas y los afrobolivianos en un artículo específico, pero ésta no llegó a concretarse.

Los guaraníes se desligan de la Cidob

La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) decidió desprenderse de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), liderada por Melva Hurtado, y pedir al gobierno dialogar sobre el nuevo Fondo Indígena, de cuya estructura fue excluida.

El presidente de la APG, Domingo Julián, informó que ayer se realizó una asamblea extraordinaria donde se abordó el conflicto de Takovo Mora y el Fondo Indígena.

El tema se está manejando políticamente. En cuanto al primer tema, los guaraníes determinaron separarse de la CIDOB de Melva Hurtado, que es afín al gobierno, porque no los apoyó en el conflicto de Takovo Mora.

"Hemos decidido que nos vamos a desprender de la CIDOB porque no está reclamando los derechos del pueblo indígena, sino se está metiendo muy políticamente", señaló Julián.

Los afiliados a la APG realizaron un bloqueo en Takovo Mora en demanda de que se efectúe una consulta previa a la afectación de su territorio, pero sufrieron una represión policial.

Melva no defiende nuestros derechos. El dirigente de la APG lamentó que Melva Hurtado haya avalado que existan tareas de exploración hidrocarburífera en áreas protegidas, en lugar de respaldar a los guaraníes.

"En las elecciones coordinamos con Melva, pero ahora llegó el momento de decir ¿por qué vamos a seguir coordinando? si ni siquiera está defendiendo nuestros derechos", agregó Julián.

El presidente de la APG aclaró que tampoco coordinará sus acciones con la CIDOB de Adolfo Chávez.

En la anterior estructura del Fondo, la APG tenía representación, pero ahora con el Decreto ya no participa de la nueva entidad.

Los guaraníes abordaron este tema ayer en asamblea extraordinaria y decidieron pedir un diálogo con el gobierno, sin embargo, advierten con medidas de presión de no existir resultado positivo.

Nuevo fondo indígena continuará con los proyectos

El nuevo Fondo de Desarrollo Indígena, que fue creado mediante Decreto Supremo 2493, ejecutará 216 proyectos pendientes de la anterior administración. Por otra parte, el gobierno excluyó de este nuevo fondo la participación de organizaciones de pueblos indígenas orientales.

Habrá intervención de las comunidades. "La liquidadora del ex Fondo Indígena prepara carpetas de 216 proyectos que tienen convenio vigente, esos los va a pasar para que la nueva autoridad posesionada como director general ejecutivo del nuevo fondo pueda continuar", indicó Lenny Valdivia, ministra de Transparencia.

Valdivia explicó que el actual fondo se circunscribirá a financiar y ejecutar proyectos relacionados únicamente con el desarrollo productivo y serán las comunidades las que intervendrán en la definición de las iniciativas que merecerán la asignación de recursos económicos.

Aclaró que la nueva entidad no contará con un directorio como el Fondioc, en su lugar funcionará un consejo que, sin embargo, no aprobará proyectos más bien cumplirá un rol de articulador de "planificación estratégica".

La ministra también recordó que el 24 de agosto concluyó la intervención de seis meses al Fondioc, que estableció un posible daño económico de más de 102 millones de bolivianos, recursos que el gobierno pretende recuperar a través de los procesos que se iniciaron antes y durante la etapa de intervención.

Excluyen a indígenas orientales. El Fondo de Desarrollo Indígena cuenta con una estructura vertical en la que la máxima autoridad es un director, quien tendrá el acompañamiento de un Consejo Consultivo, en lugar del directorio que es lo que tenía el Fondioc.

El Consejo Consultivo estará integrado por seis ministros y los representantes de la Confederación de Campesinos, el Consejo de Ayllus y Markas (Conamaq), la confederación de mujeres campesinas Bartolina Sisa y la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales, los llamados colonizadores. No figura ninguna organización (Asamblea del Pueblo Guaraní, Pueblos Étnicos de Santa Cruz y Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni) de las llamadas tierras bajas de Bolivia.

Cidob apoya tareas de exploración en el país

La Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob) aprobó ayer una resolución en la que apoya la ejecución de los decretos supremos relacionados con la exploración y explotación de recursos hidrocarburíferos a lo largo y ancho del país, confirmó Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).
Resolución de CIDOB
“En el marco de la defensa permanente de nuestros derechos constitucionales y marcando un profundo compromiso con el pueblo boliviano en su conjunto, reconocemos que en el nuevo marco normativo para la exploración y explotación, consulta y participación y compensación por impactos socio ambientales, son de vital importancia para el desarrollo de nuestro país y no contradicen nuestros derechos constitucionalizados, más al contrario, los consolidan”, señala el documento aprobado por la Cidob.
La resolución de apoyo se aprobó luego de que YPFB socializó los decretos supremos 2298, 2366 y 2368 entre las organizaciones indígenas aglutinadas en la Cidob.
Desarrollo de los pueblos
“Hemos escuchado a todas las regionales, a los capitanes de las TCO, y hemos compartido con ellos, por eso hemos sacado esa resolución para que la hagan conocer al hermano (presidente) Evo Morales, que busca el desarrollo de los pueblos, que busca el vivir bien”, remarcó por su parte la presidenta a de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano, Melva Hurtado.
Por su parte, el presidente de YPFB, Guillermo Achá, subrayó que “el pueblo está acá, no son los intereses personales que están primando. Ésta es la verdadera voluntad del pueblo”.