viernes, 25 de noviembre de 2016

Dirigente Alex Villca Hidroeléctricas afectarán a 18 pueblos indígenas

La construcción de las hidroeléctricas de El Bala y El Chepete afectará a las 18 comunidades indígenas de la región del Madidi y Pilón Lajas, porque la extensión de los embalses compromete a esas regiones, según el vocero de la Coordinadora para la Defensa de la Amazonia, Alex Villca.

“Entre las 18 comunidades que pueden ser afectadas por la implementación de las hidroeléctricas están los étnicos Lecos de Apolo, Chimanes, Tacanas, Esse Ejas, Moseténes, entre otros”, señaló Villca.

Aseguró que se calcula que las hidroeléctricas El Bala y El Chepete afectaran a 18 comunidades indígenas porque en los embalses tienen una superficie de 98 kilómetros, lo cual equivale a la ciudad de La Paz y parte de El Alto.

ESTÁN ALERTAS

En cuanto a la vigilia de los sectores que generó el retiro de la empresa Geodata, Villca indicó que la medida se levantó pero que mantienen grupos de vigilancia por El Bala y el Chepete porque en caso de haber personal trabajando comunicarán a pobladores de la región para masificar la medida.

Villa anunció que planteará una acción popular para hacer respetar los derechos indígenas, el cual está plasmado en la Constitución Política del Estado y en los convenios internacionales de la Organización Mundial del Trabajo.

“Los indígenas hemos rechazado este proyecto y la socialización porque debió hacerse porque antes del Decreto Supremo que declara como prioridad nacional a los pueblos. Rechazamos la construcción de las dos megaobras porque ya no corresponde la consulta”, puntualizó.

RESPALDO

En apoyo a los indígenas, el senador de Unidad Demócrata (UD) Yerko Núñez reiteró su pedido al Gobierno que explique concretamente la afección ambiental de las hidroeléctricas de El Bala y El Chepete.

“El Gobierno debe explicar el daño ambiental a los sectores amazónicos que puede causar al medio ambiente, lo cual es su obligación porque ellos prometen que no se afectara a los pueblos indígenas pero es todo lo contrario”, aseguró.

Por su parte, la bancada nacional del Movimiento Al Socialismo, a la cabeza del diputado oficialista Franklin Flores, visitan El Chepete, lo cual tiene como fin se socializar el proyecto hidroeléctrico.

Este viaje fue anunciado por Flores días atrás y pidió a los opositores no politizar con temas que permitirán del desarrollo del país.

martes, 22 de noviembre de 2016

Comunidades indígenas en apronte por El Bala Empresa Servicoms abandonó parque Madidi

La empresa Servicoms resolvió paralizar su trabajo y retirarse de la zona de El Bala y el Chepete, porque no existen las condiciones para seguir con su labor. La misma fue contratada por la italiana Geodata para la realización de los estudios geotécnicos en la región con miras al proyecto de diseño final de las hidroeléctricas, El Bala y Chepete.

“Si no hay el consenso y no hay las condiciones (para trabajar), creo que es simple, se para el trabajo y nos retiramos”, dijo el ingeniero Jesús Villarroel, frente a decenas de indígenas que cumplían una vigilia en la parte de la reserva de Pilón Lajas, frente al punto de control del Madidi.

PREINVERSIÓN

El funcionario de Servicoms, manifestó que su empresa solo cumplía su trabajo en el marco de ser asociada de la compañía Geodata, que suscribió un contrato con la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENFE) para realizar el Estudio Técnico de Preinversión.

“Nosotros no tenemos la intención de trabajar en contra de nadie, ustedes tienen todo el derecho de reclamar, el Gobierno no les ha consultado, a nosotros nos dan una instrucción, nos dicen que tenemos la orden y es por esa orden que nosotros estamos acá”, declaró Villarroel.

Los indígenas celebraron la decisión con aplausos al conocer que la empresa resolvió retirarse de la zona ante la falta de consenso para seguir cumpliendo con su labor.

EQUIPOS

El presidente de la Mancomunidad de comunidades del río Beni y Quiquibey, Valentín Luna, informó a ANF que la empresa retiró su maquinaria y que los indígenas escoltaron a los funcionarios hasta el municipio de Rurrenabaque.

Más temprano, Luna había manifestado a ANF que la vigilia que permaneció 12 días en el estrecho de El Bala no estaba permitiendo que pasen embarcaciones de la empresa con maquinaria o equipamiento, en rechazo a la construcción de las represas hidroeléctricas.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Uru Chipaya ya es Nación Originaria


El cómputo final del referendo del Estatuto del Gobierno Autónomo de la Nación Originaria Uru Chipaya se dio a conocer a las 20:43 horas, con un 77,39 por ciento (%) del total de votos aprobando el documento, convirtiendo al municipio de Chipaya en la primera Nación Originaria autónoma del departamento de Oruro y del Altiplano de Bolivia.

Con un total de 915 personas habilitadas para votar en este referendo, se contó con una participación del 63,93%, lo que representa 585 votantes, de los cuales el 77,39% (438) eligieron el Sí, el 22,61% (128) el No, un 1,88% (11) de votos blancos y 1,37% (8) de votos nulos.

Fueron cinco mesas habilitadas en este municipio, tres en la localidad de Chipaya en la unidad educativa "Santa Ana", una en la localidad de Ayparavi en la escuela "Puente Topater" y otra en la localidad de Vestrullani en la escuela "San Ignacio", todas iniciaron sus actividades a las 08:00 horas y la mayoría culminó cumplidas las ocho horas.

El cómputo se desarrolló sin complicaciones, según informó la presidenta del Tribunal Electoral Departamental de Oruro (TEDO), Judith Ramos Flores, quien agradeció la participación de los comunarios, quienes respondieron en buen porcentaje a la convocatoria para emitir su criterio a través del voto.

"Una vez aprobado su Estatuto lo que viene es que asuman las nuevas autoridades según su estatuto, va a regir su nueva administración autonómica y van a empezar el trámite en el lapso de 15 días acompañados por el Sifde (Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático)", explicó Ramos.

Según informó la vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Lucy Cruz Villca explicó que ahora se espera que cumplan con los procedimientos de la elección de sus nuevas autoridades, las mismas que serán elegidas a través de un cabildo, donde el órgano electoral cumplirá una labor de acompañamiento.

"Esta votación ya es a través de los usos y procedimientos propios, tal cual establecen en sus estatutos, nosotros como Tribunal Supremo Electoral, simplemente acompañamos, ya no supervisamos, ya no participamos, simplemente acompañamos y velamos que ellos cumplan lo que establece sus estatutos", enfatizó Cruz.

Este procedimiento de la elección de nuevas autoridades puede tardar cerca de un año, cálculo que se realizó a través de la experiencia que se tiene con Charagua (Santa Cruz), donde recientemente eligieron a sus nuevas autoridades, después de una gestión de haber aprobado sus estatutos, pero esto dependerá de la voluntad de la Nación Originaria Uru Chipaya.

Chipayas votaron para buscar su desarrollo como nación originaria


Varones y mujeres llegaron ataviados con su vestimenta típica al poblado de Chipaya, el más importante de su territorio. Recorrieron largas distancias en motos, bicicletas y camionetas porque ellos habitan en caseríos de huayllichas (casas redondas) que se encuentran dispersas.
Victoria Paredes Mamani, mama t’alla del ayllu Wistrullani, con la esperanza puesta en la consulta, dijo: “queremos ser una nación originaria y buscar ayuda para crear fuentes de trabajo en turismo por ejemplo, tenemos el salar, necesitamos caminos, una universidad para que nuestros jóvenes no migren a Chile en busca de empleo, pero también preservar nuestra cultura y nuestra lengua (chipaya)”.
Sostuvo que por falta de empleo cerca de dos mil jóvenes se van a Antofagasta, Tirana, Calama, Iquique, Arica a trabajar en la agricultura y construcción; algunos que ya son casados se llevan a su familia y los hijos pierden la cultura chipaya.
“Lo que ganan les sirve para estudiar en Bolivia o ayudar a la familia, pero otros ya no vuelven”, afirmó.
Genaro Mamani, jilacata Segundo Mayor del Ayllu Wistrullani, relievó el ejercicio democrático que viven los chipayas. “Es un día histórico para mi pueblo que tenemos una cultura viva en lengua y vestimenta, por eso estamos en este referéndum para aprobar nuestro Estatuto Autonómico Indígena Originario Campesino”, apuntó.
Foto: Juan Mejía
El alcalde del municipio de Chipaya, que incluye a lascomunidades Ayparavi y Wistrullani, Vicente López Lázaro, señaló que la autonomía les permitirá ejercer sus usos y costumbrespara decidir planes y políticas que lleven al desarrollo de la nación Chipaya.
Ponderó la responsabilidad de cada uno de los 915 ciudadanos habilitados para ejercer el voto y cumplir como nación originaria por un mejor futuro. “Se nota el apoyo de las comunidades en este referéndum”, remarcó.
Chipaya es una población y municipio rural indígena que habita la zona del Salar de Coipasa, de la Provincia Sabaya del departamento de Oruro. Como municipio está conformado por dos ayllus, Ayparavi que se encuentra a 18 kilómetros a este y Wistrullani que está ubicada a cinco kilómetros hacia el sur.
De acuerdo con el conteo rápido de votos, al 100% de actas transmitidas, el estatuto indígena de Chipaya fue aprobado con el 77, 4 % de los votos. El 22,6% optó por el No.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Viaje ‘testimonial’ al mundo desconocido de los ‘no contactados’



Huellas de humanos que caminan con los pies descalzos, ramas dobladas en la selva, restos de alimentos, varias víboras que aparecen en la misma senda y en un mismo día, y sobre todo, voces de seres humanos, adultos y niños que gritan a lo lejos, con un destello de un eco que no se olvida. Todo eso hace pensar que se trata de señales dejadas a propósito por indígenas que no entraron en contacto con la ‘civilización’ que habita fuera de la Amazonia boliviana, y que por algún motivo se sienten amenazados por la actividad petrolera en su territorio.

Así lo afirman los pueblos indígenas que viven a orillas de los ríos amazónicos de Beni y de Pando, y lo hacen con más fuerza desde septiembre, cuando un grupo de trabajadores del proyecto de Sísmica 2D, de la empresa PBG Bolivia SRL y YPFB ubicado en la cuenca Madre de Dios Nueva Esperanza, provincia Iturralde de La Paz, advirtieron sobre diferentes sucesos en torno a un supuesto pueblo indígena no contactado.

El gerente de Seguridad, Salud, Ambiente, Social y Gestión Corporativa, Miguel Ángel Rojas, explicó que se reportaron supuestos grupos de indígenas en situación de vulnerabilidad y que, sin embargo, no existió ningún tipo de contacto visual, solo ramas quebradas, huellas humanas y algunos senderos. Por una política de precaución que tiene YPFB, se ha decidido retirar, en esos momentos, al personal en forma inmediata, y se ha establecido un radio de seguridad de 10 km en el cual no se interviene ninguna actividad.

- ¿Los trabajadores escucharon voces provenientes del monte?
- Hay comentarios de voces, pero no se visualizó a nadie.
- ¿Sintieron temor los trabajadores petroleros?
- En todo caso, se comunicaron por radio desde el campamento móvil hasta la base. Aplicando nuestra guía se retiró al personal. Eso respondió Rojas a EL DEBER.

Según el informe remitido a YPFB en septiembre y que ha sido difundido por diferentes medios de comunicación, los trabajadores de la empresa PBG Bolivia SRL y YPFB, testigos del acontecimiento, dieron cuenta que siguieron escuchando voces y gritos de hombres, de mujeres y niños, cada vez más cercanos hasta llegar aproximadamente a 80 metros de su ubicación. "Progresivamente sintieron estar rodeados por el flanco oeste en la línea. Como primera acción inmediata mantuvieron la calma para no ser detectados, luego los gritos cesaron y con mucha precaución comenzaron el retorno al campamento Volante CV-L7", señala el documento divulgado por la agencia ANF y que fue de conocimiento de la Central de Comunidades Indígenas Tacana II Río Madre de Dios.
“No son un mito”
Alex Villca Limaco, vocero de la Coordinadora Para la Defensa de la Amazonia, desde Rurrenabaque (Beni), afirma que los indígenas ‘no contactados’ no son un mito, que desde ‘siempre’ han escuchado, a través de sus padres y abuelos, de la existencia de grupos que por voluntad propia decidieron vivir aislados en plena selva y no salir al mundo exterior.

Villca Limaco, que pertenece al pueblo de los Tacana, dice que las evidencias que reportaron los trabajadores de YPFB deben ser tomadas como algo creíble y que los indígenas han salido a dar evidencias a causa de que han escuchado detonaciones de dinamita y que eso los ha puesto en alerta.
“Esto es algo no usual para ellos. El ruido les generó un impacto”, dice Villca Limaco, que ha estudiado esta realidad tanto en Bolivia como en Perú. Con ese conocimiento, sostiene que se debe tener mucho cuidado para entrar en contacto con ellos, puesto que se requiere gran logística y los expertos aconsejan que mejor no suceda ningún acercamiento, puesto que “nuestra presencia lleva consigo enfermedades que de atacar a los que viven en aislamiento voluntario los puede incluso llegar a matar”.

El vocero de la Coordinadora Para la Defensa de la Amazonia, recuerda que en varias expediciones de turismo dentro del parque Madidi (La Paz), se encontraron evidencias similares a las reportadas por YPFB, como ser ramas, en las que además se encontraron flechas y dardos, como advertencia de que hay vivientes en esa zona, que exigen respeto y no intromisión.

El 31 de octubre, se realizó en Santa Cruz el encuentro internacional 'Naciones y Pueblos Indígenas Originarios en Situación de Alta Vulnerabilidad y Políticas Públicas de Prevención, Protección y Fortalecimiento', organizado por Iwgia y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Hasta esta ciudad llegaron líderes indígenas amazónicos, que dijeron que ‘los hermanos originarios que viven en pueblos cercanos al lugar donde se reportaron esos acontecimientos de un supuesto grupo no contactado, encontraron en un mismo día tres víboras moviéndose por las sendas, como si hubieran sido colocadas por ellos, para sembrar miedo a quienes consideran que están atentando contra su hábitat y forma de vida.

El proyecto Adquisición Sísmica 2D de la Cuenca Madre de Dios del Área Nueva Esperanza, se encuentra en Ixiama, provincia Iturralde de La Paz. A ese lugar se ingresa por Cobija (Pando), y se continúa por tierra hasta Chivé, una población que se encuentra a orillas del río Madre de Dios y es el límite entre los departamentos de Pando y La Paz.
Hasta ese lugar llegó EL DEBER. El campamento petrolero, custodiado en su ingreso por un portero, atiende al equipo de este diario; el hombre se comunica con el encargado y después de unos minutos dice que no puede dar ninguna información, que todo se centra en la ciudad de La Paz.

Los trabajadores que se encontraban en el pueblo tenían el mismo discurso. Se excusaban diciendo que ellos no están autorizados para dar ninguna declaración.

Días después, el 17 de octubre, La estatal YPFB, a través de su presidente, Guillermo Achá, negó la existencia de un supuesto pueblo no contactado en la Amazonia boliviana, y advirtió que las tareas de exploración sísmica en busca de hidrocarburos continuarán sin cambios en los trazos de las líneas previstas. "No tenemos ninguna confirmación de ningún pueblo no contactado. Entiendo que esta ha sido una distorsión de la información y lo que estaríamos haciendo es poder continuar con todas las actividades", aseguró a ANF.

Achá dijo que no hay intención de modificar las líneas sísmicas definidas para las tareas de exploración hidrocarburífera que atravesarán la Amazonia, desde el norte de La Paz pasando por Beni hasta llegar a Pando.

En Chivé hay un hombre que asegura que los no contactados sí existen. Leandro Mayo, 64 años y de origen Tacana, trabaja de portero en un colegio y se considera un desterrado. Vivía en Puerto Pérez, una comunidad que está a 50 minutos en bote, río arriba de Chivé. Afirma que ahí era dirigente y que la gente blanca que llegó a ese lugar para acaparar tierras lo expulsó, acusándolo de brujería, puesto que el 2005 murió un niño y a él le echaron la culpa de ese deceso. “Ahí tenía mi chaquito, mi casa y a fines de año iba a la zafra de castaña”, explica, afuera del colegio donde trabaja y después reitera tal afirmación en su casa modesta, donde vive con su familia.

Sobre los indígenas no contactados, Leandro Mayo reitera que sí existen y que él lo sabe porque conoció a un hombre de Chivé, que se dedicaba a la cacería, que una vez se topó con indígenas en situación de aislamiento, que convivió con ellos unos días. “En esa corta convivencia, se percató de que lo que buscan las personas no contactadas es vivir en armonía con la naturaleza y que se sienten amenazados porque cada vez son arrinconados por las actividades del mundo de los de afuera, de las actividades petroleras, agrícolas o la forestal.

El temor que tienen algunos habitantes de Chivé y de otras zonas que moran en las riberas del río Madre de Dios, es que cuando ellos ingresen a la selva para dedicarse a la zafra de la castaña, se encuentren con indígenas no contactados y que los confundan con los trabajadores petroleros, porque, según varios testimonios, las señas que dieron en septiembre tienen el fin de exigir que los dejen vivir tranquilos


viernes, 18 de noviembre de 2016

Destacan ley para comunidad afroboliviana

La Ley del Decenio de los Pueblos Afrobolivianos está para preservar sus derechos humanos en torno al respeto las costumbres, cultura y descendencia, informaron ayer la parlamentaria supraestatal Mónica Rey y diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Sonia Brito.

Según Rey, se comenzará una socialización activa de la norma porque el país debe tomar en cuenta que los afroamericanos forman parte del país y de la pluriculturalidad y que se requiere profundizar la concientización de la gente sobre la discriminación.

Rey explicó que La Comisión de Lucha Contra el Racismo es la encargada de implementar políticas públicas para que los bolivianos sean concientizados sobre el equidad de culturas a nivel nacional, además de promover las danzas y gastronomía del sector.

A su turno, la diputada del MAS Sonia Brito sostuvo que la ley 848 está en el marco de la declaración universal de los derechos humanos y tratados con la Organización de Naciones Unidas (ONU), para garantizar los derechos de la comunidad afro en Latinoamérica y el mundo

“Esta norma internacionales permite a los países declarar la década de los pueblos afros, para rescatar los usos y costumbres. Esto está en el marco de una Bolivia inclusiva porque los pueblos afros son parte del país”, puntualizó.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Cuatro pueblos del Beni Anuncian juicio a Morales por hidroeléctrica El Bala

Cuatro pueblos del departamento del Beni anunciaron ayer iniciar un proceso legal contra el presidente Evo Morales, por incumplir el derecho a la consulta previa en el desarrollo del proyecto hidroeléctrico de El Bala, de acuerdo con el Artículo 30, parágrafo 15 de la Constitución Política del Estado.

ANUNCIO

“Presentaremos, en los próximos días, una demanda legal contra el presidente Evo Morales por incumplimiento de la consulta previa para la implementación del proyecto hidroeléctrico El Bala”, anunció ayer a EL DIARIO, Valentín Luna, ejecutivo de la Mancomunidad de Comunidades del Beni.

El dirigente señaló también que a partir del 14 de noviembre, los pueblos, Tacana, Moseten, Chimán y otros, asentados en el área de influencia del proyecto oficial, masificaron una “vigilia” para evitar que el Gobierno intervenga la zona, una vez que se conoció que llegó a su conclusión el estudio de prefactibilidad de la hidroeléctrica.

JUICIO

La demanda legal que presentará el pueblo Tacana está respaldada por el Artículo 30, parágrafo 15, de la Constitución Política del Estado, que textualmente expresa lo siguiente, en lo referido a los Derechos de las Naciones y Pueblos Indígena, Originario y Campesinos: “ ...a ser consultados mediante procedimientos apropiados, y en particular a través de sus instituciones, cada vez que provean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles. En este marco, se respetará y garantizará el derecho a la consulta previa obligatoria, realizada por el Estado, de buena fe y concertada, respecto a la explotación de los recursos naturales no renovables en el territorio que habitan”.

El presidente Morales lo que hizo fue “vulnerar este derecho, al haber autorizado los estudios de pre factibilidad para imponer un proyecto que, de lejos, carece de apoyo y consenso de los pueblos indígenas del norte de La Paz y el Beni”, apuntó Luna.

GESTIONES

Para asegurar la legalidad del proceso anunciado contra el Jefe de Estado se tomó “...contacto con abogados y asesores, a fin de que puedan guiar la elaboración del memorial y redactar su contenido y el alcance que tendrá”, anticipó Luna.

Por ahora no existe plazo y tiempos cerrados, aunque el dirigente manifestó que “se pusieron manos a la obra”, en respuesta, seria y contundente, para defender sus derechos constitucionales, además en cumplimiento de una resolución que emanó de una reunión que promovió la Mancomunidad el último fin de semana.

CUMBRE

La cumbre de los pueblos del Beni aprobó, además, otras dos resoluciones, de estricto cumplimiento que tienen que ver con: “masificar la vigilia permanente que se ha instalada en la posible zona de intervención del proyecto hidroeléctrico, y el de organizar talleres sectoriales, en cada una de las 17 comunidades que conforman la organización, para socializar información técnica y medioambiental, sobre el impacto que podría llegar a tener el emplazamiento de la represa, una de las más grandes que tendrá Bolivia e incluso Sudamérica”, puntualizó el dirigente tacana.

INTERESES CRUZADOS

Por su parte, el Gobierno, a través del ministro de Obras Públicas, Milton Claros, alertó el martes que algunas ONG (Organizaciones No Gubernamentales) buscan plantear y sembrar dudas sobre los beneficios directos del proyecto hidroeléctrico de El Bala, con el propósito de frenar su ejecución, según reportó la agencia de noticias estatal ABI.

“(Todos ya sabemos la noticia) de los beneficios que tiene la ejecución de este proyecto tan importante para La Paz y para Bolivia y bueno se están dando la tarea algunas oenegés de querer plantear y sembrar algunas dudas de los beneficios directos”, dijo Claros a los periodistas. Informó que el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, como la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), explicaron de manera abierta los beneficios de ese proyecto anhelado desde hace más de 40 años por la población de La Paz.