viernes, 31 de julio de 2015

Guaraníes condicionan exploración petrolera


PUEBLO GUARANÍ REIVINDICA CONSULTA PREVIA, CAMIRI.

La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Itika Guazu, firmó ayer una declaración de apoyo a tres decretos supremos del Gobierno nacional que permitirán la exploración y explotación de recursos naturales en áreas protegidas, previa consulta pública, por parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“Nosotros con las 37 comunidades de la APG Itika Guazu estamos apoyando los decretos para consolidar más al pueblo guaraní, para que nos puedan llegar proyectos para todas las comunidades, por eso estamos muy de acuerdo con estos decretos”, afirmó el dirigente Hugo Arebayo, en un encuentro de indígenas guaraníes con el presidente Evo Morales.

DECRETOS

Los decretos supremos que recibieron el respaldo de los guaraníes son el 2195, que tiene que ver con la exploración, explotación e industrialización de los recursos naturales estratégicos; el 2298, de la consulta pública a los pueblos indígenas y el 2366 sobre las actividades petroleras en áreas protegidas.

También el presidente de YPFB, Guillermo Achá, agradeció el respaldo del pueblo guaraní a los tres decretos, que permitirán -dijo- que los beneficios retornen para las diferentes comunidades en proyectos productivos.

“Hoy de forma histórica estamos dando el respaldo a tres decretos supremos que van a permitir que la economía nacional para los próximos años se mantenga como en estos nueve años de gobierno de nuestro presidente Evo Morales, con una distribución equitativa”, sostuvo.

La firma del documento de respaldo a los tres decretos se dio el jueves en la comunidad de Ñaurenda en el marco del primer encuentro nacional del pueblo guaraní de la región del Itika Guazu.

DEMANDAS

“Este es un hecho histórico para el pueblo guaraní. Estos acuerdos que hacemos para qué es, sin ningún intermediario, para que podamos compensarlos a esos hermanos de forma directa y atendamos sus demandas. Pero hermanos y hermanas las consultas hay que acelerarlas y facilitarlas”, remarcó el presidente Evo Morales.

El jesuita Xavier Albó recomendó recientemente a las naciones originarias y campesinas, defender sus derechos sobre la consulta previa consagrados en la Constitución. Esta semana el Cedib señaló que no existe ningún proceso tecnológico que garantice impacto cero medioambiental en los trabajos de exploración petrolera.

Surgen denuncias Afrobolivianos excluidos de estatutos autonómicos


EXDIPUTADO JORGE MEDINA.

Ya suman dos las denuncias sobre la exclusión de los pueblos afrobolivianos en los estatutos autonómicos que serán llevados a referendo el próximo 20 de septiembre. La Paz y Santa Cruz son los departamentos cuestionados.

El director del Centro Afroboliviano para el Desarrollo Integral y Comunitario (Cadic) y exdiputado, Jorge Medina, expresó su protesta ayer por la evidente exclusión que sufrió el pueblo afroboliviano en el contenido del Estatuto Autonómico cruceño.

La comunidad afroboliviana en Santa Cruz denunció que la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) cruceña no atendió las demandas del sector para la elaboración del Estatuto Autonómico cruceño que fue presentado al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) la pasada semana, específicamente la referida a una representación en el ente legislativo.

“No sólo es un curul lo que pide el pueblo afroboliviano residente en Santa Cruz, sino también una serie de reivindicaciones que están plasmadas en la Constitución Política del Estado (CPE) y que nos hacen sujetos de derecho, con igualdad de oportunidades”, manifestó el exdiputado.

Sobre el caso del curul parlamentario, el representante del pueblo afroboliviano dijo que a nivel de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y, por mandato de la Constitución, existe la obligación de que las 36 naciones originarias, más el pueblo afroboliviano se encuentren representados a través de circunscripciones indígenas que, en algunos casos, son rotativos para que todos puedan acceder a este espacio de decisión.

“De no generarse similar situación en Santa Cruz, estaríamos hablando de exclusión y discriminación hacia un sector que no ve reflejadas sus reivindicaciones y conquistas sociales logradas con anterioridad al estatuto y plasmados en la ley suprema”, expresó.

Medina precisó que la CPE, en su artículo 36, establece: “El pueblo afroboliviano goza, en todo lo que corresponda, de los derechos económicos, políticos y culturales reconocidos en la Constitución para las naciones y pueblos indígena originario campesinos”.

“Vamos a solicitar una audiencia para que la Asamblea Legislativa Departamental atienda las demandas del pueblo afroboliviano, así también haremos gestiones ante el Tribunal Constitucional Plurinacional para que evalúe esta afectación hacia el pueblo afroboliviano”, anunció Medina.

LA PAZ

Similares denuncias se registraron en La Paz. El asambleísta por Soberanía y Libertad (Sol.bo), Edwin Herrera, informó que el texto autonómico aprobado durante la gestión de César Cocarico posee muchas observaciones, sobre todo de pueblos indígenas.

“La asambleísta Damiana Coronel, en representación de los pueblos afrobolivianos, preguntaba, ¿acaso nuestro pueblo ha sufrido una epidemia y ha desaparecido?, eso porque, no es posible que no haya una sola palabra que reconoce al pueblo afroboliviano en el departamento de La Paz, entonces, hay que considerarlo”, explicó.

Según el último Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, en Bolivia existen 23.330 afrobolivianas y afrobolivianos agrupados, mayormente, en el norte de La Paz, Santa Cruz y Chuquisaca.

jueves, 30 de julio de 2015

Afrobolivianos reclaman inclusión en el estatuto autonómico cruceño

Al ritmo de los tambores y la cuancha (instrumento autóctono), miembros de la comunidad afroboliviana en Santa cruz, marcharon este jueves desde la plazuela Fátima hacia el edificio de la Gobernación en protesta por la no inclusión de su pueblo en el estatuto autonómico que fue aprobado en grande la pasada semana por la Asamblea Legislativa Departamental y ya ha sido enviado al Tribunal Constitucional en Sucre para que proceda a revisar su concordancia con la Carta Magna.

"Que quede claro que no estamos en desacuerdo con el estatuto, sino que reclamamos nuestros derechos ya que no hemos sido incluidos en ellos", dijo Dayana Angola, miembro de Afrocruz.

"Ya hemos conversado con asambleistas para que se revisen algunas cosas. Se ha demostrado predisposición, esperemos que se proceda a la revisión y posterior confirmación de nuestros derechos como ciudadanos cruceños que somos", apuntó.

La movilización recibió el apoyo de muchos vecinos que aplaudieron a las cerca de 50 personas que marcharon hasta la Gobernación.

Se los recibió
El Oficial Mayor de la Asamblea cruceña, Gary Achá, atendió a un grupo de representantes de la comunidad que llegaron hasta la Gobernación para pedir una reunión con los asambleístas.

Achá les explicó sobre la ausencia de la presidenta del ente legislativo, Kathia Quiroga, que viajó hasta San Ignacio de Velasco para participar de los actos cívicos por la celebración de los 267 años de fundación, pero que la próxima semana, se sostendrá una reunión para buscar una solución a la demanda.


Gobierno trabaja metodología de consulta a pueblos indígenas

El Gobierno trabaja en una metodología de consulta a pueblos indígenas en zonas donde se realizarán tareas de exploración y explotación hidrocarburífera, adelantó el viceministro de Autonomías Indígena, Originario, Campesinas, Gonzalo Vargas.

"El gobierno nacional generará mecanismo necesarios para que los pueblos indígenas puedan participar en los procesos de consulta (?). Aún no está establecida una activación de consulta, se han definido estudios de exploración y explotación de recursos naturales estratégicos, la construcción de metodologías y procedimientos para ver en qué regiones y qué pueblos deben participar en el marco de las normas", explicó.

Vargas dijo que en el marco de la norma vigente, en los territorios donde existen pueblos indígenas y se desarrollarán actividades hidrocarburíferas, se prevé la construcción de metodologías de participación, para establecer qué pueblos serán consultados.

"El Presidente reiteró que se respetarán los derechos establecidos en la Constitución Política del Estado, así como los decretos aprobados para la exploración y explotación relacionados a recursos estratégicos, que deben pasar por la consulta; es un tema muy delicado que se lo está estudiando", señaló.

El gobierno aprobó el Decreto Supremo 2366, por el cual se dispone de actividades de exploración y explotación hidrocarburífera en áreas protegidas (AP), que a su vez pueden ser territorios indígenas, y minimizó los impactos socioambientales que se ocasionarán.

Los pueblos indígenas, originarios y campesinos, en los que se encuentren los recursos estratégicos que serán explotados -dijo Vargas- pueden activar el requerimiento constitucional de la consulta. Los procesos de consulta y participación a los pueblos indígenas, originarios y campesinos para obtener la licencia ambiental destinada a proyectos hidrocarburíferos que se prologaban en 90 días, con las modificaciones al Decreto Supremo 29033, tendrán un periodo de entre 45 a 60 días.

Hasta antes de la modificación del mencionado decreto y su reglamento de consulta y participación para actividades hidrocarburíferas, el plazo para realizar esta tarea era de tres meses. El decreto 29574 en su artículo 2 señala que "el acta de entendimiento deberá contemplar un cronograma de ejecución de la consulta y participación no mayor a dos (2) meses, a partir de la fecha de suscripción del mismo". Con el decreto 2298 se flexibilizó aun más el proceso de consulta, al punto de convertir el proceso en un documento administrativo ante un notario de fe pública, a fin de allanar la explotación petrolera en territorios indígenas, que a su vez son parques nacionales o áreas protegidas.

miércoles, 29 de julio de 2015

Video Pueblos de lengua Tupí en la Amazonia como los Xavante, son de origen australiano

El Sol de Pando
Dos estudios científicos realizados simultáneamente por las universidades de Copenhague, Dinamarca, y de Harvard, Estados Unidos, han establecido una sorprendente relación genética entre los llamados aborígenes de Australia, en el continente insular de Oceanía, con algunos pueblos indígenas de la Amazonia como los Xavante que habitan en el Mato Grosso brasileño.

Los hallazgos, publicados recientemente por las revistas Nature y Science, revelan que ciertos linajes de nativos americanos de la Amazonia provienen de una población más relacionada con los indígenas de Australia, Nueva Guinea e incluso de las islas de Andamán (en el golfo de Bengala en el océano Índico) que con los euroasiáticos y nativos americanos actuales. Además de los Xavante, tendrían este origen australiano los Suruí y Kariiana pertenecientes a la familia linguística Tupí.

El estudio danés —que secuenció información genómica de nativos americanos y siberianos— muestra la evidencia de un flujo genético posterior en el ADN de algunos nativos americanos similar al de las poblaciones actuales australo-melanesias y del este asiático, según detalló Eske Willerslev, director del Center for GeoGenetics y director de Investigaciones de la Universidad de Copenhague.

Dos olas migratorias de diversa rama

La nueva tesis no es incompatible con el antecedente de que los pueblos sudamericanos prehistóricos se formaron por migraciones originadas hace 23.000 años en el Ártico, en la Eurasia siberiana, para atravesar el estrecho de Bering —donde permanecieron aislados durante 8.000 años—, hasta que llegaron al actual continente americano hace 15.000 años, coincidiendo con el deshielo de los glaciares que abrió Bering como un acceso de Eurasia hacia el actual territorio norteamericano.

Posteriormente, la migración hacia la Amazonia desde Australia y otras islas de Oceanía se produjo hace aproximadamente 13.000 años.

Por tanto las poblaciones indígenas americanas tendrían dos ramas:

La primera, originada hace 15.000 años con los pueblos euroasiáticos cruzando el estrecho de Bering que conecta la Siberia con Alaska (desde donde bajaron hacia América del Sur).
La segunda rama proveniente de Australia hace 13.000 años, con poblaciones emigrantes de la Oceanía (que incluye la Polinesia, Nueva Guinea, Nueva Zelandia y Tasmania) cruzando el actual Océano Pacífico en línea recta (aunque también hay la hipótesis de que antes del deshielo de antiguos glaciares, las actuales Sudamérica y Australia formaban un sólo territorio que fue separado por la formación de un gran mar que hoy es el Pacífico aislando a ambos continentes. En esa misma época se habría formado el Salar de Uyuni, un mar inconcluso).

Los rasgos especiales de la “Población Y”

Según estudio realizado en Estados Unidos por un equipo que encabezó David Reich, profesor de Genética de la Escuela de Medicina de Harvard, las poblaciones provenientes de Australia se mezclaron con aquellos que llegaron desde el estrecho de Bering 2.000 años antes, hasta poblar la Amazonia formando una raza denominada por los científicos como “Población Y”, consonante simbólico tomado de la palabra “Ypykuéra” que en lengua Tupí significa “antepasado”.

Esta “Población Y” tiene características craneales distintas al resto de los amerindios de la temprana migración euroasiática (por ejemplo los aymaras del altiplano andino tienen un parecido casi exacto con las poblaciones tibetanas del altiplano nepalés; y éstos a su vez son distintos a los amazónicos de origen australiano). Es decir, las conocidas características nor-asiáticas de algunos grupos indígenas americanos actuales que surgieron hace 15.000 años, contrastan con algunos de los primeros esqueletos americanos que comparten rasgos con los australoasiáticos de hoy en día, formados dos mil años después de la primera oleada.

martes, 28 de julio de 2015

Video El Pueblo Guaraní pide que se respete los derechos establecidos por la CPE para exploración en áreas

Frontera petrolera crece y afecta a 37 áreas indígenas

Un total de 37 territorios indígenas de cinco regiones del país son afectados por la ampliación de la frontera petrolera impulsada por Gobierno actual, que basa la producción económica en el extractivismo, según la investigadora del Centro de Documentación e Información de Bolivia (Cedib), Georgina Jiménez.

De ese total, seis son de la Amazonia del Sur, cinco del Chapare Moxos, uno de Chiquitania y 18 del Chaco, explicó Jiménez en la primera jornada del taller “Extractivismo y derechos humanos: elementos de reflexión desde el caso boliviano”, organizado por el Cedib.

Desde 2006, la frontera hidrocarburífera se multiplicó por ocho, pasando de alrededor de 3 millones de hectáreas a más de 24 millones hasta el 2012, lo que equivale al 22,55 por ciento de todo el territorio nacional, señaló Jiménez, en base a investigaciones realizadas por el Cedib.

Según esos datos, el Chaco es uno de los sectores más afectados. En el lugar habita el pueblo guaraní.

Al taller fue invitado el investigador del Centro Latinoamericano de Ecología Social (Claes) de Uruguay, Eduardo Gudynas, quien explicó ayer que el extractivismo es la economía basada en la extracción intensiva de recursos naturales destinados a la exportación.

Afirmó que, actualmente, “tiene tal grado de intensidad” que termina “violando los derechos humanos”. “La investigación de Claes encontró que en todos los países que tienen pueblos indígenas se violan los derechos de esos pueblos (...)”, indicó.

Según Gudynas esta actividad contribuye a la “fragmentación” de la geografía de los territorios indígenas, desplazando a sus pobladores hacia otras regiones.

La mayoría de los territorios indígenas están en áreas protegidas o en sus alrededores. El presidente Evo Morales ratificó la exploración hidrocarburífera “con mucha fuerza” en siete de 22 áreas protegidas del país.

Jiménez dijo que con esta reconfiguración de la frontera petrolera, cinco de las 22 áreas protegidas dejarían de pertenecer a esa categoría porque la exploración afectará entre 55 y 90 por ciento de su superficie total.

Impacto de la exploración

Según Jorge Campanini, investigador del Centro de Documentación e Información de Bolivia (Cedib), el impacto de la exploración petrolera en siete de las 22 áreas protegidas del país no se reduce al 0,04 por ciento, como indicó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB), Guillermo Achá.

Explicó que para estas tareas se trazan líneas de hasta 80 kilómetros de largo, en diferentes zonas del área elegida, para realizar explosiones (sísmica). Cada perforación llega a tener una profundidad de hasta 15 metros y 1,20 metros de ancho.

Campanini advirtió que estas tareas impactan en el hábitat de pueblos indígenas, en los reservorios de agua y en el ecosistema de las áreas protegidas.

Según la investigadora del Cedib, Georgina Jiménez, Bolivia es uno de los 16 países megadiversos del planeta, que juntos constituyen el habitad del 70 por ciento de todas las especies conocidas, además de albergar al 45 por ciento de la diversidad biológica planetaria. Es por eso, dijo, que el decreto 2366 pone en riesgo toda esta diversidad ecológica al abrir las áreas protegidas a la exploración de las empresas petroleras.