martes, 17 de mayo de 2016

Justicia Indígena Primer fallo a favor de los guaraníes

El Consejo Plurinacional de Justicia Indígena Originaria Campesina e Intercultural de Bolivia dictó su primer fallo sobre tierras a favor de los indígenas de la comunidad de Taperas en el departamento de Santa Cruz.

En una audiencia del 1 de mayo de 2016 el Consejo, en el marco de la CPE y de los tratados y convenios internacionales de defensa de los derechos humanos, falló a favor de los indígenas guaraníes tras el avasallamiento de sus terrenos.

Decisión. La decisión del Consejo, conformado por comunidades y organizaciones sociales, fue asumida en presencia del entonces director nacional del INRA, Jorge Gómez. Además del director departamental del INRA, Jorge Córdova; del subcomandante de la Policía de Warnes, Emilio Soliz; del fiscal Adán Arteaga y otras autoridades indígenas. "Se concede la tutela, el reconocimiento al predio donde se ubica la comunidad Taperas II 20 de Junio", sostiene el fallo./ABI

domingo, 15 de mayo de 2016

Entrevista: Eugenio Rojas - Director del Fondo Indígena 'Se hará un manejo transparente'

Con la promesa de administrar con transparencia, para que no vuelvan a caer en irregularidades en el manejo del nuevo Fondo Indígena (Fondioc), es el compromiso del director Eugenio Rojas.

El actual responsable de los recursos para los proyectos en beneficio de los indígenas y campesinos, dijo en una entrevista con El Día, que las oficinas se van a desconcentrar en cinco regiones y con tecnología de punta.

Rojas aclaró que con el nuevo Fondioc, será obligatorio hacer las contrapartes y trabajarán con los municipios y no habrá más depósitos en cuentas particulares e institucionales. Indicó que inicialmente comenzará con Bs 150 millones y se hará una fiscalización permanente a los proyectos aprobados.

P. ¿Cuándo arranca el nuevo Fondo Indígena?
E.R.: Vamos a tener reuniones de factibilidad para presentar las normativas del nuevo Fondo Indígena y es muy probable que sea en junio. Esto con la finalidad de socializar y para que conozcan los indígenas y campesinos la modalidad de trabajo. Los proyectos se van a enmarcar dentro del Plan de Desarrollo Económico y Social que está planificado hasta el 2021 con la Agenda Patriótica.

Además habrá reglamentos y normativas, ya no como antes de que el Fondo Indígena no tenía rumbo y menos lineamientos generales, ahora se medirán los resultados a través del diseño de un Plan Estratégico.


También está diseñado en el marco del Decreto Supremo 2493, como institución pública descentralizada, se suman las normas, manuales y guías para la elaboración de los proyectos.

P. ¿Los beneficiarios serán los mismos sectores sociales?
E.R.: Nos centraremos en las cinco principales organizaciones sociales, que son la Confederación Indígena de Bolivia (Cidob), el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq). Al igual que la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa” (Cnmciob 'BS') y la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarios de Bolivia (Csciob).

Además están incluidos los pueblos indígenas afrobolivianos.

En estas organizaciones, cada una tiene su ámbito territorial que abarca y de acuerdo a eso, se convocarán a las reuniones para hacer conocer y socializar las normativas del Fondo Indígena.

P. ¿Qué específica en concreto el Decreto Supremo 2493?
E.R.: Como dije anteriormente, se atenderá en el marco del Plan de Desarrollo Económico y Social. Nos abocaremos en 24 resultados y 6 pilares del Plan Estratégico Institucional.

Esto significa que la prioridad es lo que producen los pueblos Indígenas Originarios Campesinos, el tema es totalmente producción, enfocado para los pequeños productores. Atenderemos a 336 municipios en el país que tienen población rural y la distribución de los recursos será de acuerdo al grado de pobreza, población y territorio. Estamos tomando en cuenta riesgo, suelo y agua, por ejemplo, las comunidades que tienen menos líquido elemento, recibirán un poco más. Ya tenemos registradas 15 mil comunidades, pero se priorizará a 3.080 que son de extrema pobreza.

P. ¿Cómo será el proceso de desconcentración?
E.R.: El Fondo Indígena no solamente funcionará en La Paz, sino que inicialmente se diseñó cinco regiones: Cochabamba atenderá su departamento, Santa Cruz, Trinidad que atenderá Beni y Pando, mientras que la regional paceña abarcará La Paz y Oruro.

En Sucre habrá otra oficina que atenderá Chuquisaca, Potosí y Tarija. Además se trabajará con los municipios y las comunidades con apoyo de tecnología de punta para la atención de los proyectos.

P. ¿Con cuántos recursos arrancará el nuevo Fondo Indígena?
E.R.: En un inicio se pensó implementar Bs 187 millones, pero con la caída de los precios de los hidrocarburos, para este año arrancará con Bs 150 millones.

Ahora hay que aclarar, que habrá el 30% de contraparte con los beneficiarios y se coordinará con los ministerios de Desarrollo Rural, Planificación, Desarrollo Productivo y Medio Ambiente y Agua.

P. ¿Cómo será el proceso de fiscalización de los proyectos?
E.R.: Nace desde las comunidades con la elaboración del proyecto. Se conformará una Comisión de Ejecución de Proyectos y de Control Social. La autoridad indígena originaria deberá controlar el manejo del mismo para evitar corrupción.

P. ¿Cómo se harán los desembolsos de los recursos?
E.R.: Ya no habrá desembolsos a las organizaciones sociales, porque trabajaremos con las alcaldías, y ejecutaremos directamente en las zonas donde no hayan equipos técnicos. Por lo tanto, no habrá transferencia ni a cuentas particulares ni institucionales de los beneficiarios. Además estará un equipo nuestro conviviendo en el lugar donde se ejecutarán los proyectos, con el fin de demostrar transparencia institucional.

El perfil

Eugenio Rojas Apaza
Director Nuevo Fondioc

Ciudad natal:
Achacachi (La Paz)

Fecha de nacimiento:
6 de septiembre de 1962

Estudios:
Licenciatura en Sociología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y profesor de Matemáticas.
trayectoria:

En el 2005 fue elegido alcalde de Achacachi, cargo que ocupó hasta el 2009. En 2010 fue elegido senador de Bolivia por el Movimiento Al Socialismo (MAS - ISPI). El 30 de enero de 2015 asume como viceministro de Desarrollo Rural y el 31 de agosto como director del Fondo Indígena.

Campesinos tienen deuda impositiva de Bs 58 mil

La Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba (Fsutcc) debe 58 mil bolivianos por concepto de impuestos a la Alcaldía de Cochabamba, por la sede que ocupa en la calle Junín casi avenida Aroma, en el centro de la ciudad.

Conforme a los registros tributarios, la deuda es de las gestiones 2004, 2005 y 2006.

La Fsutcc puso en evidencia su situación de mora cuando, en el acto de entrega de proyectos de riego al presidente Evo Morales, el 10 de mayo, aprovecharon la presencia del alcalde José María Leyes y le pidieron ayuda para solucionar su problema.

Un letrero exponía: “Señor alcalde Leyes no embargues la Fsutcc”.

En la jefatura de Jurídica Tributaria del municipio existe una carpeta con el caso.

Desde esta instancia se informó que la organización impugnó la determinación de la Alcaldía de cobrarles lo adeudado. Pero la Autoridad de Impugnación Tributaria (AIT), que revisa estos actos, emitió una resolución en la que reconoció que cometieron un error al admitir el recurso y expresaron que la Federación no acreditó su personería jurídica. Por tanto, resta este documento para que su pedido sea admitido y evaluado. El ejecutivo de la Federación, Jhonny Pardo, argumentó que por tratarse de una organización social quieren descuentos o ser exentos. Pero agregó que en caso de no lograr este pedido se organizarán para cubrir la deuda.

Plazos

Corren cinco días hábiles, desde el 11 de mayo, para que la Fsutcc acredite su personería y su impugnación sea aceptada ante la AIT.

sábado, 14 de mayo de 2016

Guaraníes viven sin agua ni luz a 60Km de Macharetí

Indígenas guaraníes de la comunidad Yuki Caipipendi viven sin agua potable ni energía eléctrica pese a que están muy próximos a la ciudad capital del municipio de Macharetí del departamento de Chuquisaca.

La población indígena Yuki Caipipendi se encuentra a 60 kilómetros de Macharetí.

El comunario y docente de ese pueblo, Francisco Cuellar, recordó que desde “siempre” viven en medio de necesidades.

“La falta de una carretera, que los lleve hasta la comunidad guaraní, es otra de las demandas que no se atiente”, lamentó el indígena. En Yuki Caipipendi habitan 15 familias.

“No hay servicios básicos, no hay postas sanitarias, no hay caminos (…) desde Macharetí hasta nuestra población se debe viajar por 8 horas, es senda, pura senda, no hay caminos carreteros, los comunarios tienen que salir a pie o montados en burrito”, declaró a radio Voz del Sur.

A estas carencias se suma el problema que afrontan actualmente los indígenas, como la sequía. Según Cuellar, se perdió el 100% de la cosecha de maíz, entre otros productos.

“La comunidad está olvidada por el Gobierno nacional y nosotros como comunidad Yuki somos también parte del Estado Plurinacional”, puntualizó.

viernes, 13 de mayo de 2016

Video Palmarito, el legado guaraní a través del arte y la música

El silencio expectante dio paso a una experiencia sobrecogedora. Transcurridos los primeros segundos de la presentación del Coro y Orquesta de la Escuela de Música y Arte Guaraní Palmarito, las voces y las notas de los instrumentos de cuerda colmaron hasta el más íntimo recoveco de la iglesia de Santa Rosa de Cuevo, en Chuquisaca, abarrotada de público.



En el municipio de Gutiérrez, en el departamento de Santa Cruz, la localidad Palmarito se ha convertido en el hogar de un coro y una orquesta que en 2014 fueron invitados a participar en el lanzamiento mundial del canto guaraní, en el coro Arakaendar de Bolivia y en orquestas profesionales de varios países, como parte del Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana Misiones de Chiquitos.
Fotos: Ernst Udo Drawert / TOTAL E&P Bolivie

Desde la loma en la que está ubicada la iglesia se observa la localidad donde se estableció la antigua misión franciscana. Dentro de la iglesia, cuyo nombre se debe a Santa Rosa de Lima, la orquesta y el coro de Palmarito se presentó por primera vez, este 1 de mayo, en el marco de una nueva versión del Festival de las Misiones de Chiquitos.



La presentación se logró gracias al patrocinio de la empresa energética Total E&P Bolivie. La compañía apoya al coro desde el 2013 y este año promovió sus otras presentaciones junto al coro Arakaendar en Santa Cruz y Camiri, como parte del mismo festival.

Un semillero del arte

El sonido que logra el coro es impactante, el registro alto de las voces femeninas es tan poderoso que, junto a los sopranos, tenores, bajos y la orquesta, supera ampliamente cualquier expectativa.

La directora del coro y orquesta de Palmarito, Adelina Anori, llegó a esa localidad en 2008. "En los 15 días que tenía para apoyar la educación de los jóvenes formé un coro a cuatro voces. Fue algo impresionante, que me motivó muchísimo para seguir trabajando con los chicos”, detalló.

imagen


Anori nació en Guarayos, departamento de Santa Cruz, y comenzó sus estudios de música en 1996. Se graduó como técnico medio en flauta traversa y canto en el Instituto de Formación Integral Coro y Orquesta de Urubichá y formó parte del equipo de profesores que enseñaron en las primeras escuelas de música en las misiones de Chiquitos y también perteneció al coro Arakaendar.

Un motor para los ensayos

En esta pequeña iglesia, a 360 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, Anori recordó cómo los ensayos en Palmarito se realizaban iluminados por la electricidad que les proporcionaba un motor a combustible; si no conseguían gasolina no se ensayaba. "Fue el padre Tarcisio (Dino Ciabatti) quien nos ha apoyado mucho”.

Viviana Zapata, de 21 años, integra hace cinco años el coro. Cuando conoció a Anori su interés por aprender fue inmediato, le encanta la música. "Al principio, algunas partituras fueron un reto, pero con la técnica, la vocalización y la respiración se logra; somos un grupo muy unido que se apoya” contó mientras se alistaba para la presentación en uno de los ambientes contiguos a la iglesia, rodeada se sus compañeras que bromeaban en guaraní.
imagen


Cuando Anori enseñaba en las misiones de Chiquitos, conoció al padre Tarcisio Dino Ciabatti, impulsor del coro y orquesta de Palmarito de la cual es párroco. Él la invitó por 15 días en 2008, el resto es historia.

Después cuatro años, el sacerdote polaco, investigador e impulsor del festival Misiones de Chiquitos, Piotr Nawrot, los visitó y le gustó el resultado del trabajo. Posteriormente, la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC) les donó varias partituras y libros para que participen en el lanzamiento mundial de canto guaraní.

La seriedad y compromiso que cada uno de los integrantes del coro tiene con su maestra es evidente en el intercambio de miradas durante la presentación.

"Esta vez hicimos un repertorio que incluye obras de San Ignacio de Moxos, de donde fue rescatada esta música, y también del Archivo Misional Chiquitos (ambos del siglo XVIII). Para ellos, no es complicado trabajar con las partituras, es muy fácil. Tal vez sea porque además del colegio a lo que se dedican es a la música, no se dedican a otras actividades”, dijo Anori sobre el concierto en Santa Rosa de Cuevo.

Al finalizar, y después de que el coro y orquesta retornó varias veces a pedido del público, los aplausos se prolongaron durante varios minutos. Como mujer y música, para Anori dirigir a este coro de voces únicas es una forma de motivar el rescate de la historia y cultura guaraní a través del arte, como ya sucedió con las misiones de Chiquitos.

En 2007, gracias a las gestiones del padre Ciabatti, maestros guarayos y chiquitanos egresados del Instituto de Formación Integral Coro y Orquesta de Urubichá impartieron formación a 60 alumnos.

Para 2009 ya se había consolidado la Escuela de Música y Arte Guaraní, integrada por varias localidades, que está afiliada a la institución de Urubichá y donde hoy se enseña violín, violonchelo, flauta dulce y coro a cuatro voces y se obtiene el título de técnico medio y técnico superior.

Álvaro Arayare, de 18 años, está desde hace dos años en el coro de Palmarito y tiene como meta hacer del canto una profesión. "Voy a seguir cantando hasta ser profesor de música y dirigir un coro”, asegura.

Sus logros, sus viajes -que los llevaron hasta Italia- y una historia que comenzó iluminada gracias a un pequeño motor, puede parecer una utopía del chaco boliviano, pero cada vez que sus voces se unen para convertirse en un coro, el sueño se materializa acompañado de una orquesta de cuerdas.

La bancada indígena pasa inadvertida en la Asamblea



A casi un año de la nueva legislación, desde el cambio de autoridades en el departamento de Tarija, el trabajo de los tres asambleístas de los pueblos originarios Tapiete, Guaraní y Weenhayek, que conforman la bancada indígena dentro la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), pasa inadvertido en el ámbito político y en su sectores de origen.

Los tres legisladores Vicente Ferreira, Gilberto Marques y Alberto Viorel, desde que llegaron a la ALDT, al igual que los representantes de la agrupación políticaIntegración Seguridad y Autonomía (ISA) de Villa Montes, solo cumplen funciones legislativas y de fiscalización y no toman decisiones políticas como en la anterior gestión.
Cabe recordar que la representación de los pueblos originarios en el periodo legislativo 2010-2015 fue importante para la toma de decisiones políticas en el departamento. Un guaraní presidió la Asamblea durante dos gestiones, y los tres representantes fueron convocados a reuniones importantes porque su voto definió decisiones que cambiaron el rumbo político del departamento, como la suspensión del ex gobernador, Mario Cossío Cortez.
Si bien la anterior bancada indígena no gestionó leyes de peso para su sector, pese a tener a Justino Zambrana como presidente del ente legislativo, eran buscados por el Movimiento al Socialismo (MAS) y Camino al Cambio al momento de aprobar leyes. Hoy la situación es distinta.
El presidente de la bancada indígena y asambleísta del pueblo Weenhayek, Gilberto Márquez, manifestó que si bien ahora no tienen el peso político como en la anterior legislación, trabajan en los proyectos de leyes juntos a las demás bancadas y además ya prepararon un paquete de normativas para su sector, que serán presentadas a las comisiones de trabajo.
Similar postura expreso el legislador del pueblo Tapiete, reelecto por segunda vez consecutiva por usos y costumbres, Vicente Ferreira, quien dijo que ya existen proyectos de leyes sobre la problemática de agua, forraje para ganado, proyectos educativos y de salud, piscicultura entre otros.
¿A qué responde la ausencia de la bancada indígena? Los asambleístas manifestaron que no cuentan con el apoyo técnico y de asesoramiento como los demás legisladores, que según los Ferreira tienen hasta cinco funcionarios de apoyo para trabajar proyectos de leyes y otros.

Evaluación
La poca presencia y trabajo de los tres asambleístas indígenas preocupa a los capitanes de las tres organizaciones originarias de Tarija, quienes decidieron en este mes realizar una evaluación a sus legisladores en una asamblea departamental en la localidad de Palos Blancos, dijo el dirigente de Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) de Villa Montes, Hilario Trigo.
Para el representante de la APG de Yacuiba, Jorge Mendoza, los asambleístas indígenas, como autoridades departamentales y municipales, desde que se realizaron las elecciones no volvieron a visitar las comunidades, situación que preocupa a la población originaria en su conjunto.



Representantes
indígenas en
otras entidades
públicas

Los tres pueblos indígenas de Tarija, además de tener representación política en la Asamblea Legislativa Departamental (ALDT), también tienen curules en la Asamblea Regional del Chaco donde la presidencia el asambleísta guaraní, Román Gómez.
Pero la representación política no termina ahí, sino que los originarios lograron poner a Teófilo Murillo dentro la Gobernación en la Secretaría de Pueblos Indígenas y a Andrés Segundo en la Dirección de Pueblos Indígenas.
También los originarios, desde hace 10 años, lograron acceder a cargos públicos dentro los concejos municipales de Yacuiba, Entre Ríos y Caraparí, pero además tienen diputados dentro la Asamblea Plurinacional de Bolivia.
Para el presidente del Consejo Departamental de Capitanes Guaraníes de Tarija (CCGT), Tomas Araray, la representación política dentro las instituciones políticas, en casi siete años, no ha permitido cambiar la realidad de los originarios, en cuanto a servicios básicos y proyectos productivos.
Por lo que aseguró que buscarán reorientar el trabajo de sus representantes para que hagan gestión para sus pueblos, “no está bien que lleguen a las instanciaspúblicas para ganar dinero y mejorar sus condiciones de vida”, dijo.