lunes, 3 de octubre de 2011

Surgen nuevos rostros en movilización indígena

Fue un parto. El movimiento indígena ha conseguido reafirmar líderes propios en el seno de la octava marcha indígena por la dignidad y el territorio. La represión y los gases lacrimógenos han sido el agua bautismal para estos hombres y mujeres que hoy demandan respeto a su forma de vida y organización económica y política.
El rechazo a que un camino parta en dos el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), coinciden los líderes originarios, no es otra cosa que una exigencia de respeto a su forma de ser. Fernando Vargas, Yenny Suárez, Rafael Quispe, Celso Padilla y Pedro Nuni, entre otros, son los nombres que han empezado a cobrar relevancia con la marcha. Ruptura. Sí, la hay. Nadie lo esconde, menos después de la tunda policial del 25 de septiembre.

A Pedro Nuni no lo salvó ni el hecho de ser diputado por el MAS. En su casa, esa noche, nadie podía creer lo que estaba viendo por la televisión. Ana Carmen, Pedro Javier y las gemelas Jimena y Simoné (estas últimas ahijadas del presidente Morales), no entendían por qué su padre era cargado a una camioneta policial, golpeado y ahogado por los gases lacrimógenos. "Lo imperdonable es que se hubiese actuado con tal violencia por diferencias políticas, en un lugar donde habían niños y mujeres embarazadas", dice Nuni (38).
El Gobierno ahora los acusa de seguir en la marcha para sacar un candidato presidencial con miras a 2015, pero los originarios lo ven de otra manera. Fernando Vargas Mozua (46), presidente de la subcentral del Tipnis, cree que no necesitan hacer política partidista y menos involucrarse en próximas carreras electorales. Para eso tienen sus organizaciones indígenas que quieren fortalecer.


Vargas es uno de los dirigentes más queridos de la marcha. Fue uno de los que caminó en 1990 y cuenta que ingresó a las luchas sociales de los pueblos indígenas desde finales de los 80. Uno de sus sobrinos, Roy Hjou Vargas (6), resultó muerto en un conflicto con terratenientes que intentaron apoderarse de territorios del pueblo moxeño dentro del Isiboro Sécure.
Vargas tiene las costillas rotas por los golpes recibidos. Esas punzadas le recuerdan que el Estado plurinacional está aún en construcción y que son los indígenas los que tendrán que poner el lomo para que este proyecto avance.


Para Rafael Quispe, mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Marqas del Qullusuyo, lo que está en juego es el modelo de vida de los pueblos indígenas frente al modelo de vida 'occidental' y heredado de Europa, que se basa en el capitalismo y en la democracia representativa. "Es desarrollo para unos, pero desafuero para los indígenas". Quispe (41) es aimara y para él el Gobierno representa una propuesta política occidental que todavía no alcanza a comprender y menos respetar la forma de ser de los indígenas. "Nuestra forma de vida es comunitaria, por eso no es correcto que se imponga una carretera o una planta minera en territorios indígenas sin consulta", dijo Quispe.

Para saber

Celso Padilla Mercado • Presidente de APG
Nació en Lagunillas. Es el máximo líder de la nación guaraní. Tiene 35 años, es casado y es padre de cuatro niñas. Es maestro, comenzó trabajando como profesor y fue dirigente del magisterio en el Chaco. Así se introdujo a la vida dirigencial de los pueblos originarios hasta asumir el mando de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG). Participa desde el inicio de la marcha indígena y ha sido dado de baja médica porque tiene tres costillas rotas, después de la reprimenda del 25 de septiembre.

Pedro Nuni Caity • Líder moxeño
Nació en San ignacio de Moxos, es moxeño ignaciano, de 38 años. Está casado y tiene cuatro hijos. Sus dos hijas menores son ahijadas de bautismo del presidente Evo Morales, según él. Fue vicepresidente de Cidob y luego elegido diputado por el MAS. Durante la marcha indígena tomó distancia con la política del Gobierno, que insiste en abrir una carretera que vincule San Ignacio de Moxos con Villa Tunari por el medio del Tipnis. Fue golpeado y llevado en bus a Rurrenabaque durante la represión.

Fernando Vargas Mozua • Presidente Tipnis
Nacido en el Tipnis, pero registrado en Trinidad. Tiene 46 años. Es moxeño trinitario y procreó ocho hijos. Fue dirigente de la Central del Pueblo Moxeño de Beni (Cepem-B) y de la subcentral del Tipnis. Se desempeñó como asesor técnico de organizaciones indígenas de Beni y Santa Cruz. Trabajó para el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y ahora es presidente de la subcentral del Tipnis. Tiene costillas rotas y fue uno de los más golpeados por la Policía durante la represión.

Rafael Quispe • Mallku de Conamaq
Nació en Coro Coro, La Paz. Tiene 41 años y es aimara paka jaqi. Es casado y padre de dos hijos. Es la máxima autoridad del Conamaq. Estudió los primeros años de Derecho, pero no concluyó la carrera. Fue dirigente de su comunidad, luego de su suyo hasta llegar a ocupar una representación en Conamaq. Pese a que el reclamo por la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos la encabezan pueblos indígenas de tierras bajas, Quispe es uno de los líderes visibles de la marcha por la fuerza de su discurso.

Yenny Suárez Parada • Presidenta del Comité Político
Es yuracaré. Nació en San Pablo del Sécure dentro del Tipnis, hace 30 años. Tiene esposo y dos hijos. Es secretaria de salud de la Cepem-b y fue elegida presidenta del Comité Político de la marcha por méritos y por equidad de género. Es una de las más duras críticas del Gobierno a raíz del proyecto carretero Villa Tunari-San Ignacio de Moxos concebido sin consulta ni planificación con los indígenas yuracarés, moxeños y chimanes del Tipnis. Ella logró sortear la represión del 25 de septiembre.

Adolfo Chávez • Presidente de Cidob
Es hijo del pueblo tacana. Nació al norte de La Paz, tiene 40 años. Es casado y sus hijos son cinco. Desde hace más de seis años es presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) y ha participado en la mayoría de las movilizaciones indígenas. Para fortuna suya se salvó de la represión policial, pues tiene un brazo fracturado. Su pueblo fue el que liberó a los indígenas que fueron aprisionados y trasladados en buses a Rurrenabaque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario