martes, 18 de octubre de 2011

Los marchistas ingresarán mañana a la sede de Gobierno

Los 4.000 metros sobre el nivel del mar no los asuntan, pues con llovizna, neblina y viento frío marchan los indígenas del Tipnis, que después de recorrer 20 kilómetros desde Pongo y atravesar La Cumbre, se preparan para acampar a 15 kilómetros de la sede de Gobierno. Mañana al medio día, tienen previsto entrar a la ciudad de La Paz.

Han transcurrido 63 días desde que los originarios salieron de Trinidad (Beni) con la firme intención de llegar a la ciudad de La Paz para pedirle al Gobierno que no construya una carretera que partiría en dos el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis). Después de sortear una serie de vicisitudes, entre las que se destaca la represión policial en Yucumo, hoy los marchistas se encuentran a 15 kilómetros de su objetivo.

Ruy D’Alencar, periodista de EL DEBER y enviado especial para la cobertura de la marcha del Tipnis, informó que pese a las bajas médicas, a las inclemencias del tiempo, a la abrupta geografía de las montañas paceñas y a la fatiga de 63 días de caminata, los indígenas están con los ánimos arriba.

Siempre con la tricolor boliviana y la patujú en mano, y al son de la tamborita, los caminantes se preparan para ingresar a la sede de Gobierno. Es por ello que una avanzada indígena ya se desplegó hasta la ciudad paceña para organizar la llegada de los originarios.

A su vez, el Gobierno se comprometió a brindar la seguridad necesaria para que los marchistas arriben a La Paz y en ese marco, reportó D’Alencar, que seis efectivos de la Unidad Operativa de Tránsito llegaron hasta la cabeza de la columna humana para organizar el tráfico vehicular y evitar accidentes. También están otros cuatro uniformados -según manifestaron a nuestro enviado especial- que su misión es custodiar la marcha.

La intención de los caminantes es llegar a la sede de Gobierno, recibir la bendición mediante una misa y luego ingresar a la plaza Murillo.

Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), manifestó a Ruy D’Alencar que pese a la primera negativa del ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, se darán modos para llegar hasta las puertas de Palacio Quemado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario