sábado, 1 de octubre de 2011

Marcha indígena partió de Quiquibey rumbo a La Paz

rocedentes de San Borja y Rurrenabaque, donde fueron trasladados por la policía en buses, después del violento operativo de intervención a la marcha, cientos de indígenas se concentraron desde el viernes en Quiquibey, una pequeña población ubicada a 43 kilómetros de Yucumo, en la frontera de los departamentos de La Paz y Beni.

La Defensoría del Pueblo seguirá acompañando la marcha de los indígenas para precautelar que se respeten todos sus derechos constitucionales y se eviten nuevas acciones represivas. El delegado del Defensor del Pueblo en Cochabamba, Edwin Claros afirmó que ante la reanudación de la marcha indígena desde la comunidad de Quiquibey hacia la ciudad de La Paz, seguirán haciendo seguimiento y vigilancia a la movilización.

"La misión constitucional que tiene la Defensoría del Pueblo es hacer que se respeten los derechos humanos de todos los sectores sociales y habitantes del país, principalmente si en este caso defienden derechos consagrados en la propia Constitución", dijo.
La VIII marcha indígena, luego del reagrupamiento que se desarrolló durante toda la jornada del viernes, atravesó esta mañana el puente del río Quiquibey, traspasando de esta manera el límite regional para ingresar al departamento de La Paz, reportó la Fundación Tierra.

En ese marco, Claros reiteró que proseguirán con su labor de acompañar a los marchistas para que se respeten sus derechos y no vuelvan a ocurrir situaciones de violencia como los del pasado domingo.

"Vamos a seguir acompañando a los marchistas indígenas, precautelando sus derechos, seguridad física, alimentación y otras necesidades básicas como garantizar la salud de niños, mujeres y ancianos", agregó.

No habrá diálogo intermedio. Los dirigentes indígenas declararon a los enviados de los medios de comunicación que no dialogarán con ningún ministro del gobierno en todo su trayecto, pues piensan llegar hasta el Palacio Quemado para plantear sus demandas directamente al presidente Evo Morales.

La llegada de los indígenas a Quiquibey sorprendió a los habitantes de la comunidad. "No sabíamos que venían. Nadie nos dijo nada, no hay problema si se quedan aquí, pero no pudimos preparar nada, hubiéramos organizado bailes y algo para recibirlos", dijo un habitante de la localidad en declaraciones difundidas por Tierra.

Quiquibey pertenece al municipio de San Borja y agrupa a diez comunidades, dedicadas principalmente a la siembra y cosecha de arroz y plátano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario