viernes, 19 de agosto de 2011

Marcha entra en su quinto día y llega a San Ignacio; campesinos amenazan a indígenas

Desde las 05.00 de la madrugada, los indígenas avanzaron rumbo a San Ignacio de Moxos, donde llegaron a media mañana de este viernes. Aunque en la sede de gobierno se ha informado de que una delegación del gobierno los alcanzará en el pueblo beniano, los marchistas, que cumplen su quinto día de movilización, están con la determinación de continuar su agotadora caminata hasta la sede de gobierno.

Entre tanto, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) advirtió ayer con iniciar medidas radicales si los indígenas del TIPNIS no aceptan dialogar con la comisión de ministros que se trasladará hoy hasta la población de San Ignacio de Moxos para hablar sobre la carretera Beni-Cochabamba.

Por su parte, el diputado Pedro Nuni, dirigente indígena y legislador por el partido gobernante, declaró en el trayecto que los pueblos indígenas marchan con la decisión de llegar hasta La Paz en defensa del TIPNIS.

“No nos oponemos a la construcción de la carretera, estamos movilizados por el respeto a nuestros derechos”, declaró Nuni al periódico digital Oxígeno. “Vamos a marchar hasta las últimas consecuencias”, añadió.

El avance de la marcha es firme y agotador y entre los marchistas circula el temor de que haya una barricada en el pueblo de San Ignacio de Moxos, de los grupos leales al gobierno de Evo Morales. Unos estallidos de petardos despertaron aquellas inquietudes.

La temperatura y el sol son implacables en los llanos bolivianos y en el camino a San Ignacio han provocado que dos bolivianos caigan víctimas de la insolación. A pesar de aquello avanzan en la caminata, como un dirigente indígena, de 60 años, que hace una marcha hasta La Paz por segunda vez, la primera fue en agosto de 1990.

“Esta marcha es diferente, ahora hay apoyo, hay vagonetas y hasta teléfono celular para pedir auxilio, hace 21 años, no había aquello, y aun así llegamos hasta La Paz”, declara.

“Queremos los servicios como los tienen en las ciudades, pero sin dañar el medio ambiente”, declaró la dirigente Marquez Chiton, del pueblo de San Miguel, quien rechaza la version de que los pueblos indígenas estén en contra de la carretera.

Este jueves, los marchistas se vieron fortalecidos con la incorporación de grupos de campesinos e indígenas procedentes desde Riberalta y Chuquisaca. Y está previsto que en las próximas horas se integre una delegación de hasta 1.200 indígenas del Chaco, declaró Pedro Padilla, de la Asamblea de Pueblos Guaraní.

En la ciudad de Santa Cruz, el Movimiento de Jóvenes Indígenas que residen en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra tiene previsto realizar una marcha que partirá desde la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) y finalizará con una concentración en la plaza principal “24 de Septiembre”.

El diario Página Siete informa en la edición de este viernes que catorce organizaciones de pueblos indígenas, además de grupos voluntarios de la ciudad y pequeñas comunidades, integran la marcha en rechazo a la construcción de una carretera que cruzaría por el medio del parque nacional Isiboro Sécure.


CSUTCB amenaza a marchistas
La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) advirtió este jueves con iniciar medidas radicales si los indígenas del TIPNIS no aceptan dialogar con la comisión de ministros que se trasladará este viernes hasta la población de San Ignacio de Moxos para hablar sobre la carretera Beni-Cochabamba.



“Ya les hemos advertido de que tiene que haber un diálogo, caso contrario esta vez asumiremos otras medidas hasta que la carretera se construya”, sentenció el secretario de Culturas de la CSUTCB, Ricardo Miranda, quien señaló que esperarán atentos los resultados del encuentro entre ministros e indígenas.



La secretaria general de Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Felipa Huanca, acusó a los dirigentes de la CIDOB de manipular a los indígenas para obtener beneficios personales desinformando sobre la infraestructura vial que atravesará la reserva forestal del TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure).



“Los de la CIDOB han confundido, los dirigentes tienen que ser transparentes y honestos, ellos deberían aclarar todo sobre el camino pero hay parece que hay otros intereses”, señaló Huanca al insistir que la carretera permitirá el desarrollo del país y los pueblos indígenas podrán acceder a mejores servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada