viernes, 19 de agosto de 2011

Etnias piden medicinas y agua para evitar bajas en la marcha

La marcha de los pobladores del Territorio Indígena Parque Isiboro Sécure (TIPNIS) del oriente y campesinos del occidente pidieron a las instituciones sociales y ciudadanía boliviana la donación de medicamentos, alimentos y agua potable para continuar con su recorrido hacia La Paz y de esa manera evitar la baja de más compañeros.

ABANDONO El dirigente del TIPNIS, Guillermo Suárez, informó que una familia Yuki se vio obligada a retornar a Trinidad el miércoles debido a que los padres cargaban a sus hijos durante largos tramos, pues uno de sus hijos se lastimó el pie y el otro no soportó las precarias condiciones del recorrido y el clima.

"Ellos al igual que los más de 800 marchistas quieren llegar a La Paz, pero nosotros como dirigentes debemos velar por la salud y bienestar de las familias. Tenemos un tramo trazado de Fátima de Moxos hasta Bermejo que son 24 kilómetros y estamos aprovechando parte de la noche y la madrugada para caminar y evitar el sol, el medio día y la tarde que son muy calientes", dijo Suárez a los medios radiales y televisivos.

COMISIÓN DE AVANZADA Informó que ante la escasez de alimentos y agua, se conformó una comisión de avanzada que se adelante al recorrido para garantizar, en la medida de las posibilidades, comida y el líquido elemento.

"Los compañeros del occidente, personas mayores y niños no pueden caminar bajo el sol, las altas temperaturas les ocasionan que la presión se les suba y se fatigan, por eso estamos pidiendo la colaboración de la gente y de las instituciones humanitarias y sociales para contar con medicamentos, comida y agua potable", manifestó.

Se requiere ante todo analgésicos y sueros, por lo que esperan la solidaridad de instituciones y población en general para abastecerse en el camino.

Indicó que a pesar de las dificultades, el irritante sol, las enfermedades gástricas, las ampollas en los pies, las deshidrataciones y el cansancio, lograrán el apoyo del pueblo boliviano para evitar que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos cause daños irreparables al ecosistema, el medio ambiente, la flora y fauna del TIPNIS, lo cual pondría en riesgo la vida de las comunidades indígenas y a la madre tierra.

El dirigente Suárez espera que el presidente Evo Morales se sensibilice y acepte dialogar en el lugar de la marcha.

"Estamos decididos a llegar a La Paz y lamentamos que el Presidente no gobierne obedeciendo al pueblo como dicen las propagandas del Gobierno", sostuvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada