jueves, 18 de agosto de 2011

El Pacto de Unidad convoca al diálogo a indígenas del Tipnis

LA CSUTCB ENTREGÓ AL GOBIERNO UNA PROPUESTA PARA CONSTRUIR EL TRAMO II

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) se ofrece como intermediaria para acercar al diálogo a dirigentes y Gobierno por el caso de la carretera Cochabamba-Beni.

“Nosotros hemos convocado a los hermanos indígenas como al Gobierno, constituyéndonos en un ente intermediador para que la marcha no prospere”, dijo el integrante del Pacto de Unidad y ejecutivo de la CSUTCB, Roberto Coraite.

El dirigente entregó ayer al Gobierno una propuesta alternativa para la construcción de la carretera Villa Tunari–San Ignacio de Moxos, la cual evitará un daño ambiental al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

La propuesta consiste en que la carretera parta desde Villa Tunari (Cochabamba), pase por San Borja (norte de Beni) y llegue a Santa Rosa. La alternativa bordeará el Tipnis sin afectar el territorio de los pueblos indígenas, sino que atravesará por tierras fiscales, explicó Coraite.

“Creemos que es lo más admisible para evitar este problema y el sacrificio, que todos hemos visto conmovidos, de ver a niños y ancianos marchando. Ellos no tienen ningún derecho a pagar este sacrificio”, dijo.

Recordó que el tramo no tiene diseño por lo que se debe insistir en el diálogo. “Tiene que haber diálogo, no se puede frustrar la aspiración de los indígenas ni la postergación del desarrollo, los bolivianos requieren de la integración caminera”, dijo.

Coraite manifestó que la propuesta también fue entregada a las federaciones de los campesinos y a los indígenas del Tipnis.

Aseguró que la búsqueda de alternativas por la vía del diálogo es la mejor opción para resolver los líos.

La Confederación de Comunidades Interculturales y la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa apuestan por el diálogo y apoyan la propuesta de la CSUTCB.


Mujeres campesinas piden a la Cidob y a los indígenas ceder en su posición

Las organizaciones indígenas originarias campesinas que conforman el Pacto de Unidad insistieron ayer en pedir a los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y a los dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), que se oponen a la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, no cerrarse al diálogo que ha propuesto insistentemente el Gobierno.

“Una vez más les pedimos a los hermanos del Tipnis que están marchando hasta La Paz que les pidan a sus dirigentes no cerrarse tanto, que dejen sus posiciones particulares y que acepten dialogar con el Gobierno”, dijo a la agencia ABI la dirigente de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa, Felipa Huanca.

A su juicio, “algunos hermanos indígenas más que equivocados están mal orientados”.

Insistió en que reflexionen y tomen en cuenta el sacrifico al que exponen a los marchistas, “especialmente niños y ancianos”.

En esa misma dirección se pronunció el dirigente de las Comunidades Interculturales, Pedro Calderón, quien también insistió en el diálogo y pidió “a los hermanos del Tipnis, especialmente de la CIDOB, que acepten el diálogo antes de que el problema se ahonde o que se presente alguna situación irreparable”.

Recordó que el Gobierno convocó al diálogo en innumerables ocasiones, pero recibió respuestas negativas. “Creo que no es aceptable manejar un tema para otros fines”, remarcó.

Sin embargo, reconoció que tienen todo el derecho de marchar y protestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada