viernes, 26 de agosto de 2011

Indígenas aceptan conformar mesas de díalogo, pero quieren a Evo en la reunión

Los mil 500 indígenas bolivianos que están estacionados en Puerto San Borja, tras 125 kilómetros caminados desde Trinidad, aceptaron hoy conformar seis mesas de diálogo para que con todo el gabinete de ministros busquen desde mañana viernes, consensos y soluciones a su pliego petitorio de 16 puntos.

El presidente de la sub central Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), Fernando Vargas Mosúa, dijo que los marchistas mostraron vocación de diálogo y esperaban similar desprendimiento del Jefe de Estado, Evo Morales, para que se sume al diálogo y deje de lado los insultos y humillaciones a los caminantes que sólo buscan vindicar sus derechos que consideran vulnerados por acciones del Gobierno masista.

El dirigente nativo beniano, informó que las seis mesas de trabajo están divididas en los siguientes temas: Tipnis-Medio Ambiente; Comunicación- Educación; Desarrollo Productivo y Aguararagüe-Asamblea de Pueblos Guaraníes (APG), Tierra y Territorio, Autonomías y Salud.

Los nativos esperan que este viernes sus delegados puedan llegar a acuerdos positivos y firmar un documento de acuerdos en presencia del presidente Evo Morales.

Sin embargo, la expectativa de los marchistas no coincide con el ánimo de los ministros quienes consideran positivo el inicio de diálogo, pero también creen que hay mucho que debatir y temas que considerar.

Con relación a las versiones de prensa en la que se involucra a diferentes líderes indígenas en supuestos actos de corrupción, éstos prefirieron no hablar del tema y concentrarse en las negociaciones y mesas de trabajo.

Los más de mil 500 marchistas acampados en Puerto San Borja están “con pilchas listas” para continuar la caminata a La Paz si es que el Comité de Marcha decidiera cortar el diálogo y retomar la caminata.

Ministro rechazado
Los líderes indígenas del país, rechazaron por unanimidad la presencia del ministro de la presidencia Carlos Romero, a quien consideran persona no grata y de no tener moral para hablar con estos a propósito de sus demandas.

Por una parte, el presidente de la Cpib, Pedro Vare, señaló que hay apertura al diálogo con el gabinete de ministros para tratar el pliego petitorio pero “en ningún caso aceptaremos la presencia de (ministro) Romero”.

Por su parte, el ex presidente de la sub central Tipnis, Adolfo Moye, dijo que el diálogo con los ministros va, pero ello no supone renunciar a la presencia del presidente Morales a quien esperarán en la zona para firmar acuerdo finales que apunten al reconocimiento de sus legítimas demandas.

El ministro de la presidencia ya recibió el rechazo y desprecio de los caminantes la pasada semana en San Ignacio de Moxos, donde rechazaron su presencia en el campamento de descanso y cualquier posibilidad de diálogo. Él mismo dijo a los periodistas que había sentido el desprecio de los marchistas”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada