miércoles, 17 de agosto de 2011

Amenazan con impedir marcha indígena

Si no hay diálogo en San Ignacio de Moxos, la marcha indígena no pasará de esa población. Así lo advirtieron los dirigentes de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) de San Ignacio y de la Cooperativa de Transportes Isiboro Sécure, tras conocer el pedido de diálogo entre marchistas y el Gobierno que lanzaron las autoridades moxeñas.
Mientras el movimiento indígena avanza hacia la comunidad de Fátima, 36 kilómetros después del río Mamoré, el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Beni, Álex Ferrier (MAS), fue delegado por autoridades ignacianas a invitar al primer mandatario a reunirse con los marchistas y discutir sobre los 13 puntos del pliego petitorio de los manifestantes. Se definió convocar de manera formal a la comisión política de la marcha con el mismo propósito.
El subgobernador de San Ignacio de Moxos, Sixto Bejarano; el alcalde de Moxos, Basilio Nolvani, y asambleístas departamentales pidieron a ambas partes establecer una salida al conflicto que provocó la construcción de una carretera que debe atravesar por medio del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis). Ferrier fue a La Paz para convocar al jefe de Estado, como han reclamado los marchistas.
Diversos sectores ignacianos se pronunciaron a favor del diálogo, porque de lo contrario, no permitirán que la marcha siga a San Borja, con dirección a La Paz. “Pedimos diálogo a nuestros hermanos indígenas, pero si no hay entendimiento, bloquearemos en San Ignacio”, advirtió Saturnino Caity, ejecutivo de las 25 comunidades campesinas y colonizadores moxeños.
Eduardo Vargas, presidente de la Cooperativa de Transportes Isiboro Sécure, apoya la postura de Caity. El dirigente de los transportistas moxeños puso en duda la legitimidad de la marcha indígena, insinuando que detrás de la movilización hay intereses económicos de gente que no vive en el Tipnis. “Si los indígenas no quieren el desarrollo que traerá la carretera, entonces tendrán que marchar por el monte porque no permitiremos que pasen por acá”, dijo Vargas.
La dirigencia de los transportistas pidió al Gobierno que una comisión técnica realice un ‘rastrillaje’ por el Isiboro Sécure para que evidencie la deforestación del lugar e investigue sobre negocios ilícitos. Los ignacianos cuestionan la presencia de indígenas del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) y de Santa Cruz, pues, en su criterio, no tienen por qué reclamar por un proyecto que no se construye en sus tierras.
A 64 kilómetros de San Ignacio, los indígenas decidieron hablar solo con el presidente Morales sobre la base de un pliego de demandas que, como primer punto, busca desviar el proyecto del tramo II para comunicar Villa Tunari (Cochabamba) con Beni.
Celso Padilla, máximo dirigente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), denunció que un brazo político del Gobierno se ha establecido en territorio moxeño para bloquear a los marchistas y provocar enfrentamientos entre originarios y colonizadores. “Nos quieren intimidar. Responsabilizamos al Gobierno por cualquier incidente que pudiese llegar a ocurrir si se interrumpe nuestra protesta pacífica por sectores ligados al oficialismo”, consideró Padilla.
Los indígenas aseguran que la marcha se enmarca en el uso del derecho ciudadano de la protesta pacífica y del libre tránsito por el territorio nacional, contemplados en la CPE.

En la jornada

La Paz
Educadores apoyan la marcha indígena
La Federación Departamental de Trabajadores de Educación Urbana de La Paz emitió un pronunciamiento en el que convoca a todas las organizaciones populares a sumarse a la movilización de los indígenas del Tipnis en contra de la política del Gobierno. Además, convoca a la población en general a colaborar donando víveres para sostener la movilización en una campaña que los maestros desplegarán en las plazas, mercados y barrios.

Gobierno
Canelas cuestiona la falta de voluntad
El ministro de Comunicaciones, Iván Canelas, criticó ayer la actitud de los pueblos del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) por no abrirse a un diálogo con las autoridades de Gobierno. "Que ellos digan qué es lo que quieren, hasta el momento hemos rogado para dialogar, por lo menos que dejaran la posibilidad y digan ‘vamos a dialogar’, entonces discutiríamos a ver dónde", dijo Canelas. El ministro reiteró la convocatoria a los marchistas.

ABC
Hay otra alternativa para la carretera
La viceministra de Medio Ambiente, Cintia Silva, ratificó ayer que la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) está abierta a estudiar las propuestas sobre el diseño del Tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que puede atravesar o incluso bordear el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure. Espera que se abra el diálogo y que entre el Ministerio de Obras Públicas, la ABC y las organizaciones del Tipnis, identifiquen cuál es la mejor alternativa.

Trinidad
Representantes del Tipnis son afectados
Fernando Vargas, ejecutivo de la subcentral del Tipnis, expuso que se han planteado alternativas al proyecto vial original de modo que no se destruya la biodiversidad del área protegida. El dirigente dijo que se reunió con el embajador de Brasil en Bolivia, Marcel Fortuna Biato, para expresarle que no permitirán la construcción del tramo II por el Isiboro Sécure, pues se afecta los derechos de los indígenas sobre las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) del lugar.

El avance es de madrugada
La madrugada es para marchar y el día es para descansar. Esa es la decisión que han tomado los marchistas indígenas. Siguiendo la luna, los niños de pecho y ancianos que acompañan el movimiento no van a volver a sufrir dolores de cabeza y fiebre como el primer día de marcha.
Las primeras horas del martes, el movimiento indígena se desplazó 14 kilómetros hasta Loma de Amor. Allí se ha vuelto a establecer la pascana, a la que se incorporaron algo más de 100 marchistas provenientes del norte de La Paz.
Un hombre chimán duerme en el suelo a lado de su niño envuelto en sábanas, ambos protegidos por flechas que los rodean como los bordes de un catre. El niño de brazos, dicen los chimanes, sufrió mucho por la fiebre y la deshidratación. Ahora el bebé reposa calmo, inocente del conflicto por el que sus padres marchan.
La mayoría se ha refugiado del sol ‘asesino’ de agosto beniano bajo una alameda que crece cerca de la quebrada de Loma de Amor. Otros pocos descansan a pierna suelta debajo del puente que hay al lado de la pascana. Los dirigentes han decidido salir hoy a las 2:00 y avanzar tanto como sea posible. Hay que llegar a la comunidad Fátima, a 25 kilómetros más adelante, donde hay electricidad y agua.
Las carnes de la ración de los ayoréode secan al sol. Hace calor y hay un olor muy humano entre los marchistas, que quieren defender su territorio y los derechos adquiridos por sus pueblos.
Reinan los colores de las banderas, carpas y ropas de los distintos pueblos, mientras los médicos advierten de que hace falta medicamentos y medios de transporte para atender a todos los marchistas.

Cronología

Lunes 15, 10:00. La octava marcha por el Territorio y la Dignidad arranca desde la ciudad de Trinidad con dirección hacia la sede de Gobierno, en protesta contra el proyecto vial Villa Tunari – San Ignacio de Moxos que implica abrir el Tipnis para dar paso al tramo II de la vía.

Lunes 15, 17:00. Cerca de 700 marchistas cruzan el río Mamoré en barcazas y se establecen en una pascana esperando respuestas de Palacio de Gobierno sobre su movilización.

Martes 16, 4:00. Los indígenas retoman el avance hacia San Ignacio de Moxos, aprovechando la frescura de la madrugada para no exponer a niños, mujeres embarazadas y ancianos al sol beniano. Pescado, petas (f) y charque son parte de la dieta de los manifestantes durante el recorrido.

Miércoles 17, 2:00. Los protestantes arrancan con la tercera jornada de movilización. Se tiene previsto llegar a la comunidad Fátima y hasta el viernes se pretende arribar a San Ignacio de Moxos, donde pueden presentarse problemas con los colonizadores y transportistas de la zona, que apoyan al Gobierno. La Csutcb pide diálogo entre las partes enfrentadas.

Reacciones

Lucrecia Aguilar
Dirigente aimara Conamaq
Mire como estoy sudando, pero mis ganas de reclamar el derecho de los pueblos indígenas de Bolivia no se está yendo en esas gotitas de sudor. Al contrario, me hace más fuerte pensar que estamos cumpliendo con nuestra obligación.

Humberto Iriondo
Dirigente afroboliviano
Esta es la primera vez que me toca marchar. Soy el cocinero de la Conamaq y estoy feliz de estar aquí, defendiendo los derechos de los pueblos y naciones del país. Hoy quieren echarle mano al Tipnis, mañana puede ser el cerro Sajama.

Luisa Picanerai
Dirigente ayoreode
Aquí hace demasiado calor y hay muchos mosquitos. Quiero seguir marchando pero necesitamos mosquiteros para cubrir a nuestros niños cuando duermen. Hay algunos que están con diarrea e infecciones, se necesitan medicinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada