martes, 16 de agosto de 2011

HAY DIÁLOGO EN DOS FRENTES, PERO LA MARCHA INDÍGENA SIGUE

La mañana de ayer, diferentes sectores marcharon en la Villa Imperial recordando un año del paro de 19 días del 2010 y exigiendo al Gobierno que acelere la atención, precisamente, de las demandas presentadas en ese entonces.

En un consejo consultivo decidieron aceptar la propuesta de diálogo con la condición de que la comisión de Gobierno tenga poder de decisión para resolver las demandas regionales. También se declaró un estado de emergencia para retomar medidas de no prosperar el diálogo, informó el dirigente cívico Celestino Condori.

Potosí exige la resolución del conflicto de límites entre Coroma (Potosí) y Quillacas (Oruro), donde existe un yacimiento de piedra caliza, y la construcción de un aeropuerto, entre otras demandas. Asimismo, amenazaron con alentar la revocatoria de mandato de los asambleístas departamentales si no aprueban en 15 días una ley para la fábrica de cemento.

Paro. En La Paz, cientos de alteños se movilizaron, pero no lograron paralizar el tráfico entre la urbe paceña y El Alto, ya que la autopista estaba expedita. El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, invitó a dialogar a los sectores.

Dirigentes alteños declararon un paro de actividades indefinido. Entre otras demandas, piden la realización del Censo este año. Romero y el viceministro de Coordinación con los Movimiento Sociales, César Navarro, acudieron hasta las oficinas de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve) para viabilizar el diálogo.

La reunión fue tensa, al punto que los representantes del Distrito 14 abandonaron la cita denunciando “traición”. La cita empezó a las 19.30 y pasada las 23.15, Romero y Navarro se marcharon para concertar una respuesta, con la condición alteña de que el diálogo debía ocurrir en presencia del presidente Evo Morales.

A la 01.00 de hoy, el Gobierno anunció que espera a representantes de la Fejuve y la Central Obrera Regional de El Alto en Palacio, a las 16.00, para atender las demandas “al más alto nivel” y con los ministros relacionados. Esa reunión dependía de que hoy se declare un cuarto intermedio en el paro, y la dirigencia respondió que iba a consultar con sus bases antes de dar respuesta.

Desde Trinidad, cientos de indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), acompañados por delegaciones de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), y del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), iniciaron una marcha hasta la sede de gobierno.

Los indígenas se oponen a la construcción del segundo tramo de la carretera Cochabamba-Beni, que pasa por el TIPNIS.

El vicepresidente Álvaro García convocó a los indígenas a dialogar y plantear propuestas. Los marchistas deberán recorrer 500 km para llegar a La Paz. “Falta agua, hay cansancio y necesitamos mosquiteros, nos sofoca el calor”, informó Chávez.

La iglesia llama a dialogar

Sincero
La Iglesia Católica, a través de un comunicado, convocó al Gobierno y a los indígenas del TIPNIS a dialogar. “Llamamos a las partes involucradas a un diálogo sincero y constructivo”, refiere el texto firmado por monseñor Óscar Aparicio, secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB). También pidió ayuda humanitaria para los indígenas que marchan a La Paz.

Presidente dice que el conflicto ‘no es nada’

El presidente Evo Morales aseguró que para él las protestas activadas ayer en diferentes puntos del país ‘no es nada’. Añadió que ve intereses políticos. “Cuando se presentan este tipo de problemas, para mí no es nada. Algún ministro se asusta”, expresó el Mandatario en un acto de entrega de proyecto de agua potable en la población de Chimoré.

Indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) iniciaron ayer una marcha desde Trinidad a La Paz en rechazo a la construcción de un tramo carretero que pasa por el parque nacional. Sectores de El Alto exigen la realización del Censo este año, mientras que en Potosí los cívicos reclaman la atención de sus demandas.

Morales retornó ayer de China, donde cumplió una amplia agenda durante la última semana. En la mañana, en un informe sobre su viaje en Cochabamba, aseguró que las medidas de protesta no cuentan con un apoyo masivo.

“Cuando hay razón, el pueblo suma su apoyo”, expresó y cuestionó el hecho de que los sectores movilizados no atienden los pedidos de diálogo. El Presidente aseguró que la marcha de los indígenas está financiada por ONG y fundaciones. “Cuando hay conflicto, hay que enfrentar, y siempre estas batallas hemos ganado”, sostuvo.

"El diálogo siempre está abierto...se envían cartas, citas y no asisten al diálogo, eso yo puedo entender que es una acción política”, cuestionó.

También aseguró que “algunas movilizaciones están promovidas por ‘ambiciones, por intereses ajenos a nuestra realidad”. Sostuvo que son “pequeños conflictos” que no se comparan con los que sucedieron en el pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada