viernes, 19 de agosto de 2011

Los indígenas vetan a Romero e intentan parar crédito de Brasil

La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), no dialogará con "ningún ministro" y reiteró que es necesaria la presencia del presidente, Evo Morales, en la marcha para dar solución al conflicto del Territorio In-dígena de Parque Nacio-nal Isiboro Sécure (TIPNIS).

El presidente de la Cidob, Adolfo Chávez, quien retornó a la marcha luego de solicitar licencia por su estado de salud, ratificó que los pueblos indígenas no están dispuestos a reunirse con ninguna otra autoridad de estado que no sea Evo Morales.

"Tenemos información de que el Presidente no vendrá a dialogar con nosotros a San Ignacio por eso la marcha continuará, no es necesario que bajen los ministros si no está el Presidente", señaló el líder indígena.

MORALES El presidente Evo Morales determinó ayer enviar al ministro de la Presidencia, Carlos Romero, hasta el lugar de la marcha que realizan desde hace cuatro días los pobladores del Territorio Indígena de Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), con el objetivo de lograr avances en procura de arribar a un acuerdo.

Morales espera que el ministro Romero logre avances y defina futuras reuniones con el movimiento campesino del oriente.

"Hace un momento me he informado por los medios de comunicación que nuestros hermanos indígenas que marchan del Beni hacia La Paz piden mi presencia... por razones de tiempo estamos delegando al Ministro de la Presidencia para que rápidamente puedan reunirse, preparar reuniones, avanzar algunos temas y siempre las reuniones están abiertas para debatir distintos temas", dijo el Jefe de Estado

"Repito nuevamente, compañeros y compañeras, esas reuniones con los movimientos sociales, con algunos sectores colegiados, con algunos empresarios organizados para mí es una gran lección para entender las distintas demandas, las distintas reivindicaciones y aportes de los distintos sectores pensando en su sector, pero también pensando en Bolivia", dijo el mandatario.

El ministro Carlos Romero afirmó que, hoy, estará en San Ignacio de Moxos junto con el ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo y varios viceministros.

PRIORIDAD En tanto, el diputado del MAS y representante de los pueblos indígenas del oriente que integra la marcha del TIPNIS, Pedro Nuni, dijo en las últimas horas que esperan dialogar en el lugar del recorrido con el presidente Evo Morales y no con delegaciones gubernamentales o miembros del gabinete, al considerar el caso del TIPNIS de prioridad nacional.

FINANCIAMIENTO El dirigente de la Cidob señaló que la marcha no sólo logró el apoyo y la solidaridad de instituciones sociales del país, sino de dirigentes de las organizaciones campesinas que sustentan al MAS.

Aseguró que hoy la comisión de indígenas que se dirigió al Brasil, sostendrá un encuentro con autoridades de ese país con el objetivo de proponerles el congelamiento del financiamiento de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

"La comisión se reunirá con representantes del Gobierno de ese país, harán conocer nuestra preocupación por el tema del TIPNIS como corresponde", afirmó Chávez.

Piden intervención de la OEA 

 La abogada Rocío Vásquez, que es parte del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS), explicó que se han pedido medidas cautelares en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) para pedir “que se suspenda la construcción de la obra y las diferentes leyes y decretos que han salido de la Asamblea Legislativa para volver a fojas cero”.

Según Vásquez “el proyecto está viciado de nulidad desde el inicio”, porque de acuerdo a las normas nacionales aunque un proyecto esté dividido en tres, cuatro o cinco, en su integridad es uno solo y como es uno desde el inicio debería haberse hecho la consulta previa y no cuando en otros tramos ya se iniciaron los trabajos. Es por eso que “hay sin fin de violaciones sino de cuestiones técnicas, administrativas y legales”.

Los solicitantes de estas medidas son los dirigentes de la subcentral Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), la Central de Pueblos Étnicos y Mojeños del Beni (Cepem B) que es la organización matriz del primero y el Cejis como parte coadyuvante.

También se solicita la abrogación de algunas normas como la que se aprobó el 2006 que es la Ley 3477 que declara de prioridad nacional y departamental la elaboración del estudio a diseño final y la construcción de la carretera Villa Tunari–San Ignacio de Moxos, también la Ley 102 que aprueba el crédito financiero entre Bolivia y Brasil para la vía.

El TIPNIS es un parque creado en 1965 y desde 1990 es reconocido como territorio de los pueblos indígenas de Moxos, yucararé y chimán, en una superficie de 12.000 kilómetros cuadrados que posee una rica fauna y flora, pero que está amenazada por los productores de coca de la zona del Chapare, donde están la organización sindical que respalda a Evo de Morales.

De hecho, los productores de coca están reclamando la urgente construcciónde esta carretera, una promesa electoral del propio presidente Morales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada