domingo, 1 de julio de 2012

Los pueblos indígenas de Tarija carecen de proyectos productivos

Desde que se instaló la Asamblea Legislativa Departamental y la Asamblea Regional del Chaco, los pueblos indígenas han logrado una mayor inclusión, pues tienen espacios en ambas entidades. Sin embargo, esos espacios no se han sabido aprovechar, pues hasta la fecha no se conocen leyes de impacto para los pueblos originarios del departamento de Tarija.

Los legisladores indígenas departamentales y regionales de Tarija no presentan proyectos productivos a favor de la población de su región, con la finalidad de mejorar la situación económica y dejar de depender de labores como la pesca, que desde hace dos años se ha visto afectada por la escasez de peces en el río Pilcomayo.

Dentro de la Asamblea Departamental fueron presentados, en dos años, sólo cinco proyectos de ley a favor de los pueblos indígenas, sin embargo, ninguno de ellos destinado a planes de fomento a la producción o de generación de fuentes de empleo para los pobladores de esa zona.

En el caso de la Asamblea Regional del Chaco, según el legislador indígena, Roberto Carema, ninguno de los miembros de esa entidad presentó proyectos a favor de la población de su región, que quedó sin fuente de trabajo por la problemática del río Pilcomayo.

Informó que sólo representantes del pueblo Weenhayek presentaron una solicitud para que se les apoye con recursos económicos destinados a la compra de víveres, por tanto, fueron asignados un millón novecientos cincuenta mil bolivianos.

El asambleísta departamental de la bancada indígena, Vicente Ferreira, por su parte, también dijo que no fueron presentados proyectos para mejorar la situación económica de los pobladores que en años anteriores tenían como fuente de ingreso económico, la venta de pescado.

Aseguró que en los siguientes días se reunirá con los miembros de su bancada para analizar proyectos a favor de los indígenas.

Los legisladores de la Asamblea Regional y la Departamental, según Carema, no coordinan entre ellos para gestionar o canalizar recursos a favor de los indígenas de Tarija.

Proyectos presentados en la Asamblea Departamental:

De los únicos cinco proyectos presentados por legisladores de la Asamblea Departamental, cuatro pertenecen a los de la bancada indígena y uno a Camino al Cambio (CC), pero ninguno de ellos hace referencia a proyectos productivos.

Uno de esos proyectos de leyes es el de “Reconocimiento y declaración del Arete Guasu del Pueblo Guaraní como patrimonio cultural tangible e intangible del departamento de Tarija”, que fue presentado por Justino Zambrana.

Antonio Tato y Vicente Ferreira presentaron el proyecto denominado, “Ley del fondo indígena del departamento de Tarija”, cuyo objetivo es el de financiar planes a ser ejecutados en los pueblos Guaraní, Tapiete y Weenhayek.

Otra de las propuestas que hizo Ferreira es la “Ley para la construcción y equipamiento de la posta de salud para el pueblo indígena Tapiete del departamento de Tarija”.

Además Ferreira propuso la “Ley de protección y reconocimiento a la lucha del pueblo indígena Tapiete del departamento de Tarija”.

Mientras que la asambleísta de CC, Zulema Saracho, propuso la “Ley departamental de fundación de la Asamblea del Pueblo Guaraní APG Itika Guasu”, cuya creación será recordada cada 23 de marzo.



elAPUNTE:

Proyectos evitarían la migración de indígenas

VIRGINIA VELASQUEZ PERALES / EL NACIONAL

La falta de fuentes de empleo para los pobladores afectados por la problemática del río Pilcomayo, provocó que familias de esa zona migren a países vecinos como Argentina, en busca de trabajo.

El asambleísta Antonio Tato, en una entrevista en días pasados, dijo que tiene conocimiento de familias que salieron de la zona, aunque no especificó el número de éstas, por la falta de fuentes de ingresos económicos.

Ante esa situación, el asambleísta pidió a los técnicos de la Organización de la Capitanía del Pueblo Weenhayek de Tarija Orcaweta, que presenten proyectos que eviten la migración de indígenas a países vecinos, en busca de fuentes laborales.

Dijo que hay recursos en el departamento, pero para que sean aprovechados debe haber proyectos a gestionarse en la Asamblea Legislativa.

Sólo hubo promesas para salvar al Pilcomayo y hasta ahora, según Tato, no fue enviada la maquinaria para el dragado del río.

Cabe recordar que hace cerca de dos años, el río Pilcomayo sufrió la desviación de sus aguas, debido a la ejecución de un proyecto agrícola, lo que produjo que escasearan los cardúmenes y los indígenas fueran afectados.



losDATOS;

No hay coordinación de trabajos entre legisladores de la Asamblea Regional y Departamental

Destinan poco más de cinco millones de bolivianos para la compra de víveres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada