sábado, 5 de mayo de 2012

Marcha indígena no trasciende como la caminata anterior

La IX marcha indígena en defensa del TIPNIS aún no alcanza la trascendencia de la VIII marcha (2011) debido a la prevalencia de otros conflictos sociales en el país, según dos analistas políticos. Los contrarios a la caminata indígena afirman que esta movilización está destinada al fracaso.

Los dirigentes de la nueva caminata indígena dicen que no se deben adelantar criterios porque la protesta apenas alcanzó los 70 de 600 kilómetros y está asediada por amenazas de confrontación de las organizaciones sociales afines al MAS.

La cobertura mediática de la caminata de los indígenas que demandan la abrogación de la ley de consulta “previa” en el TIPNIS no es la misma desplegada para la anterior marcha que se realizó entre el 15 de agosto y el 19 de octubre del año pasado.

El analista político Romano Paz afirma que aunque la IX marcha no tenga la trascendencia que tuvo la anterior en los días de su inicio, “hay una diferencia con las otras movilizaciones que se están dando en el país, en los que el Gobierno tiene la capacidad de solucionar, sin embargo, la marcha indígena es una interpelación, ya que rompe el discurso gubernamental, esto genera mucha crítica a nivel internacional, pues afecta la coherencia discursiva del MAS, el Gobiermo está actuando en contra de su política del vivir bien y la autodeterminación de los pueblos”.

Paz dice que a diferencia de otros conflictos, el Gobierno no tiene capacidad de responder y le está quitando popularidad.

El sociólogo Jorge Komadina afirmó que el conflicto “aún no alcanzó su momento más álgido”, pues actualmente “existe mucho ruido mediático como consecuencia de un conjunto de conflictos en el país como las demandas de aumento salarial de la COB y de los médicos”.

Además citó la “nacionalización” de la Transportadora de Electricidad de España (TDE) como elemento noticioso que desvió la atención de los medios. “Recordemos que la marcha en sus inicios tuvo muchas dificultades, todavía hay mucho camino por andar, por lo tanto, la opinión pública nacional e internacional volcarán su mirada a la marcha y que en futuro máximo traerá noticias y comentarios. Pienso que la marcha está en un proceso de maduración”.

El principal representante del Consejo Indígena de Sur (Conisur), afín al Gobierno, Gumercindo Pradel, consideró que la IX marcha está muerta porque no cuenta con la participación de los indígenas del TIPNIS.

“Esa marcha ya no tiene sentido porque apenas hay unos 40 indígenas, pero el resto seguramente es otra clase de indígenas, ¿de dónde serán?, porque la mayoría están dentro del TIPNIS” dijo Pradel a la red ERBOL.

No obstante, el diputado indígena Pedro Nuni pidió no adelantar criterios respecto a la contundencia de la IX marcha indígena que se encuentra en la comunidad beniana de Bermeo, a la espera de atravesar uno de los primeros bastiones del MAS, San Ignacio de Moxos, que se opone al paso de los marchistas y asimismo se han anunciado otros focos de resistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario