jueves, 24 de mayo de 2012

Gobierno condiciona abrogación de Ley 222

La ONU y la Iglesia Católica convocaron ayer al diálogo para evitar situaciones conflictivas.

Tras expresar la predisposición del Gobierno a abrir el diálogo con la marcha indígena, el Ministerio de Comunicación dijo que sólo la determinación de una amplia mayoría puede abrogar la Ley de Consulta 222, que es una de las condiciones propuestas por la columna que se dirige a La Paz.
Un boletín informativo de esa cartera de Estado, que recoge declaraciones de la ministra Amanda Dávila a la red televisiva ATB, señala la posibilidad de abrogar esa norma “sólo si hay la determinación de una amplia mayoría”, aunque no abundó en detalles al respecto.
Los originarios que se dirigen a la sede de Gobierno piden que no se construya el tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el centro del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).
ACTO POR LA REPRESIÓN DE SEPTIEMBRE DE 2011. La IX Marcha Indígena reanudó la caminata ayer, después de permanecer estacionada casi seis días en la población beniana de San Borja, en procura de llegar hoy a la comunidad de Chaparina para realizar un acto de protesta a ocho meses de la violenta represión policial en contra de la octava movilización, el 25 de septiembre pasado, y además, a la espera de recibir al presidente Evo Morales para abrir el diálogo, pese a que el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, aseguró que el mandatario no llegará a ese punto del país.
Los dirigentes indígenas señalaron que tienen previsto realizar un acto en el puente San Lorenzo, Chaparina, donde exigirán que el Gobierno se disculpe por la represión de septiembre y solicitarán el esclarecimiento, enjuiciamiento y cárcel para los involucrados en el hecho.
En la ciudad de La Paz también se tiene prevista una marcha de teas que partirá del atrio de la Universidad Mayor de San Andrés y llegará a la Plaza Mayor de San Francisco, donde universitarios, activistas y representantes de los indígenas realizarán un acto para repudiar lo ocurrido el 25 de septiembre del año pasado, cuando la represión cayó sobre mujeres y niños que se movilizaron en defensa de su hábitat.
LA IGLESIA PIDE DIÁLOGO. Algunos sectores de la población beniana de Yucumo, especialmente colonizadores, decidieron convocar a un paro cívico para mañana en rechazo a la marcha indígena que se dirige a la sede de Gobierno, tal como ocurrió el año pasado.
Se trata de una de las determinaciones que adoptó la reunión de la Coordinadora de la Amazonia, según confirmó el dirigente campesino Adrián Lovera.
Advirtió incluso de la posibilidad de que se dirijan hasta la región de Chaparina para impedir que la columna de indígenas acampe en el lugar y evitar la reunión con las autoridades del Gobierno.
Mientras tanto, el representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Bolivia (ONU), Dennis Racicot, convocó a un acercamiento entre la dirigencia indígena con los colonizadores del TIPNIS, quienes demandan la construcción de la carretera que unirá Beni con Cochabamba.
A su vez, el secretario general de la Conferencia Episcopal de Bolivia, Óscar Aparicio, exhortó a deponer las actitudes conflictivas y a entablar un diálogo sincero entre las partes para lograr una solución que resulte satisfactoria para las partes en pugna por causa de esa carretera.
Los indígenas temen la destrucción del área con la vía.

8 meses se cumplirán mañana de la violenta represión contra unos 800 indígenas en Chaparina.

“Son 13 millones de hectáreas que se han titulado a favor de los indígenas..., entonces, es posible dialogar sobre esas cosas”.
Amanda Dávila / MINISTRA DE COMUNICACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario