lunes, 7 de mayo de 2012

IX Marcha Paro cívico en San Ignacio para no recibir a marchistas

Ante la insistencia de los marchistas indígenas de pasar por el área urbana de San Ignacio de Moxos, las autoridades de ésta localidad y dirigentes vecinales, decretaron ayer un paro indefinido que iniciarán desde las cero horas de hoy.

Walter Colque y Wilfredo Gutiérrez, ejecutivo de la Coordinadora Departamental para el Cambio del Beni (Codelcam) anunciaron la medida tomada, para permitir el paso de los indígenas. "Tendrán a San Ignacio como quisieron, sin nadie que los reciba y con crespones negros porque quieren quitar el progreso al pueblo ignaciano", afirmó Colque, pero horas después él y otros dirigentes decidieron bloquear las entradas al pueblo. Piden que la marcha pase por la circunvalación del pueblo.

Los representantes no permiten la salida de vituallas en el pueblo, porque aseguran que serían destinados a la columna indígena. Los dirigentes de esta localidad, han colocado alambres de púas en las calles y la restricción es más dura hasta con los periodistas.

Los indígenas partieron de Trinidad el pasado 27 de abril hacia La Paz, en rechazo a la construcción de la carretera Villa Tunari - San Ignacio de Moxos, que atravesará el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

División en el pueblo. La población de San Ignacio se encuentra dividida, mientras unos declaran el paro cívico y pintan las paredes con mensajes en rechazo a la columna de marchistas, otros apoyan a los indígenas y analizan ir a recibirlos cuando lleguen al centro urbano de esta localidad, la misma que está programada para mañana martes.

Entre tanto hay más de 100 policías resguardando el orden en esta localidad, para evitar que se registren enfrentamientos entre comunarios y marchistas.

Caminata. Los indígenas salieron la madrugada del domingo desde Bermeo con una temperatura que marcaba los 39 grados, rumbo a San Ignacio.

En esta partida avanzaron 23 kilómetros hasta llegar a una poza llamada 'La Bahía', a 12 kilómetros de San Ignacio, donde instalaron su campamento y aprovecharon de bañarse y lavar sus ropas. Sin embargo horas después decidieron avanzar hasta San Pablo de algodonal, ubicado a 4 kilómetros de San Ignacio, para esperar a los representantes de la Defensoría del Pueblo, Derechos humanos e Iglesia, para atravesar con ellos San Ignacio.

Ayer se unieron 6 indígenas de las filas del Consejo Nacional de Markas y Ayllus del Qullasuyu (Conamaq). Hoy se espera la llegada de 50 personas más a la marcha, después de que los indígenas se dividieran para visitar las comunidades del Tipnis y traer más personas para que refuercen la columna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario