viernes, 11 de mayo de 2012

Gobierno recurre a estrategias que usó contra la VIII marcha

Para afrontar la IX marcha indígena en defensa del TIPNIS, el Gobierno del presidente Evo Morales está volviendo a usar algunas de las estrategias que empleó para desarticular la VIII marcha.

La desacreditación de la movilización por supuestos vínculos con madereros o con partidos políticos de la derecha y el “destape” de presuntos hechos que atentan contra la seguridad del Estado, como una comunicación telefónica de la diputada opositora Marcela Revollo, son algunas de estas tácticas que en el pasado no tuvieron éxito.

Para los indígenas, que marchan de Trinidad hacia La Paz en rechazo a la realización de la consulta “previa” en el TIPNIS, el Gobierno intenta descalificar nuevamente a los marchistas acusándoles de que buscan derrocar al presidente Morales.

Rafael Quispe, ex dirigente del Conamaq que forma parte de la columna de marchistas, dijo que los métodos de contención que usa el Gobierno no tendrán efecto en la IX marcha, pues “la población se da cuenta cuando solamente se echa barro”.

Durante el desarrollo de la VIII marcha en defensa del TIPNIS, el Gobierno lanzó al menos cuatro estrategias para desactivar la caminata, pero todas fracasaron.

Primero descalificó la marcha con más de 20 acusaciones, sin pruebas, de presuntos vínculos con ONG, Usaid, la embajada de EEUU, el “gonismo”, Manfred Reyes Villa, Guido Nayar, cívicos de Beni y Santa Cruz, empresas madereras, tráfico de recursos y la acusó de conspirar contra el Gobierno.

Segundo: colonizadores aliados del MAS instalaron un bloqueo en Yucumo para cerrar el paso de los indígenas argumentando que cinco puntos del pliego de la VIII marcha afectaban sus derechos. Tercero: mientras la marcha indígena es bloqueada, el presidente Evo Morales inició acercamientos con indígenas disidentes del parque TIPNIS y activó una campaña mediática indicando que éstos pedían una consulta “previa”.

Finalmente, el Órgano Ejecutivo recurrió a la represión policial para dispersar la marcha indígena; se intentó devolverlos a sus comunidades, pero los habitantes de dos poblaciones evitaron este propósito.

Frente a la IX marcha, ahora el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, dijo que los indígenas que caminan a La Paz en defensa del TIPNIS reciben financiamiento, también se hicieron denuncias de que varios dirigentes vendieron madera en el parque Isiboro Sécure y recientemente se sacó a luz una conversación “confidencial” de la diputada Marcela Revollo, en la que supuestamente coordinaba un financiamiento para la columna de marchistas.

La parlamentaria opositora admitió que su partido vende tarjetas con fotografías de la VIII marcha indígena a cinco bolivianos y los recursos recaudados son entregados a la IX marcha.

Ayer, el Conamaq presentó una denuncia contra el Gobierno del presidente Evo Morales ante el XI Foro Permanente de las Naciones Unidas porque intentó dividir al movimiento indígena boliviano y pidió que Morales sea sancionado por ese organismo internacional.

sasasasasafsga
El diputado indígena Eleuterio Guzmán (MAS), anunció este jueves que desde el próximo 10 de junio ingresarán las brigadas al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (TIPNIS), para empezar a realizar la consulta previa en las 68 comunidades existentes en esa región del país.


“Estamos coordinando con todos los corregidores, con los dirigentes y con los mismos comunarios de base, para empezar ya con la entrada de las brigadas que irán a las 68 comunidades, y la fecha tentativa es del 10 al 15 de junio” sostuvo Guzmán.Según el legislador, con la aprobación de las modificaciones de la Ley 222, que autoriza la realización de la consulta previa en el TIPNIS, tienen el tiempo suficiente para realizar esta actividad.“Los 210 días son suficientes para llegar a todas las comunidades, el plazo es más que suficiente; y eso, sea hecho en consulta a los corregidores del TIPNIS' si hace en el menor tiempo posible, mejor todavía” agregó.Asimismo, explicó que una vez que ingresen las brigadas recorrerán absolutamente a todas las comunidades del parque, porque ese fue el pedido de los propios indígenas, ya que no quieren que nadie se quede sin ser consultado.El asambleísta oficialista dejo en claro, cuál será el procedimiento de la consulta.“Ellos (los indígenas), definirán si su territorio es intangible, tal como dice la Ley 180, o caso contrario definirán si hay o no la carretera, y en ese caso determinarán por dónde va el camino” precisó.Una vez concluida la consulta, se procederá a recoger las actas de cada una de las 68 comunidades participantes.La Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó el pasado mes de febrero, la Ley de Consulta a los Pueblos Indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), el mismo que definirá la intangibilidad del Parque, la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, además de establecer las medidas de salvaguardar la protección de dicho parque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario