jueves, 17 de mayo de 2012

Indígenas reanudan hoy su caminata en espera de mayor apoyo ciudadano

El clima adverso en el Toaizal, las lluvias y la enfermedad han afectado a más de una veintena de personas en la novena marcha. Ante este panorama, los indígenas decidieron reanudar su caminata hoy hacia San Borja, en espera de mayor respaldo ciudadano, pues en los últimos días, la movilización se paralizó por falta de alimentos, medicamentos y víveres.

Después del trato recibido en San Ignacio de Moxos, la novena marcha continuó su avance, pero el clima produjo enfermedades digestivas y respiratorias, situación que ya fue declarada como de emergencia, según explicó el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) Adolfo Chávez. Los marchistas se encuentran en la localidad de Totaizal a 65 kilómetros de San Borja.

Según reportes de Fundación Tierra, sólo una médica y una enfermera, dependientes de la Cidob, atienden a los marchistas. Ambas especialistas solicitaron en reiteradas oportunidades la donación de insumos médicos para tratar a los movilizados. La gente requiere medicamentos contra las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), dolores musculares y antialérgicos.

Chávez comentó que, además, la líder indígena Laida Humadai, de la comisión de logística de la marcha, fue trasladada a un nosocomio de Trinidad, con un diagnóstico de peritonitis.

Sobre otro tema, el líder de la Cidob comentó que la marcha retomará la carretera mañana. “Caminaremos 20 kilómetros hasta un lugar llamado Dos Islas. Una avanzada irá allí, esta tarde, para armar carpas de refugio para los marchistas”. Como la lluvia ha cesado, los indígenas esperan que la carretera seque para continuar su recorrido hacia la ciudad de La Paz.

El panorama político sobre esta movilización sigue en la división de criterios entre oficialistas y opositores, porque mientras estos últimos mantienen sus críticas al partido en función de Gobierno, el Movimiento Al Socialismo (MAS) advierte que las diligencias de la dirigencia indígena ante instancias internacionales puede afectar la imagen del país.

Ante la posibilidad que una comisión de la novena marcha indígena, se haga presente en la Asamblea de la OEA en Cochabamba, el diputado por MAS, Carlos Aparicio, afirmó que un hecho de esta naturaleza provocaría una “mala imagen” del país ante la comunidad internacional.

“Lo fundamental es posesionar una buena imagen ante el mundo. La intención de hacer quedar mal al Gobierno tendrá la consecuencia de una mala imagen a nuestro país”, sostuvo a tiempo de pedir “responsabilidad” a los líderes opositores que estarían coadyuvando en esta medida de los marchistas indígenas.

Añadió que el escenario de la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), debe ser utilizado para tratar el tema de la reivindicación marítima.

“No podemos ser irresponsables con la patria y hacer que este evento sea utilizado de manera política por organizaciones indígenas”, añadió.

Al ser consultado acerca de los hechos acaecidos en Chaparina, cuando un contingente policial reprimió violentamente el campamento indígena, Aparicio afirmó que ese era un problema solucionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario