jueves, 3 de mayo de 2012

La IX marcha avanza dispersa por el mal estado del tiempo

La IX marcha en defensa del TIPNIS avanzó ayer otros 20 kilómetros en siete horas, desde el puente Tijamuchí hasta la estancia Cafetal, ubicada a 46 kilómetros de la ciudad de Trinidad, dispersa por los tramos inundados por la última lluvia, en la carretera que une Trinidad con La Paz y por el intenso calor que hizo durante toda la jornada.

A las 8:00, los marchistas se alistaron y partieron hacia la estancia, un poco más atrás de donde estaba previsto llegar, a la comunidad Fátima, porque los comunarios de esa zona retrocedieron en sus ánimos de recibir a los marchistas luego de amenazas que habrían recibido de parte de gente de San Ignacio de Moxos que quieren evitar que la marcha continúe, según reveló un dirigente de la marcha.

Mientras la cabeza principal avanzaba a paso firme por la vía afectada por el agua, otros se quedaban cuidando a los niños que caminan con sus padres, para poder cruzarlos en pontones para evitar que caigan en el lodazal provocado por las lluvias.

Los hombres de la retaguardia, especialmente los afiliados del Consejo Nacional de Markas y Ayllus del Qollasuyu (Conamaq), esperaban el transporte de los víveres que debían llevar a veces en hombros porque el camión que transportaba los alimentos no podía pasar por la carretera porque está inundada.

Luego de la larga travesía, el camino de tierra, a pocos kilómetros más allá, está en mejores condiciones para poder caminar, hasta llegar a la estancia.

El calor ha empezado a afectar a los marchistas que sufrieron entre el sábado y el lunes fuertes lluvias y un surazo que estremeció a los indígenas.

La Comisión Política de la IX Marcha que debió consensuar las plataformas de demandas de la CIDOB y el Conamaq finalmente no pudo concentrarse debido al ajetreo de la marcha y esta labor quedó postergada para los próximos días.

La principal demanda de los siete puntos de la IX marcha es la abrogación de la Ley 222 (Consulta Previa) y el respeto al Territorio Indígena y parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Los marchistas pretenden llegar este jueves hasta la localidad de Bermeo, a unos 12 kilómetros más adelante, donde, se anunció, serán recibidos por los lugareños en un ambiente de fiesta.

Bertha Bejarano, presidenta del Comité de Marcha, informó que desde allí y por el resto del camino, miembros de las comunidades afiliadas a las subcentrales del Territorio Indígena Multiétnico (TIM) y el Territorio Indígena Mojeño Ignaciano (TIMI) se irán sumando a la movilización indígena que pretende llegar hasta la ciudad de La Paz.

El presidente de la CIDOB, Adolfo Chávez, desmintió rumores de que la marcha pretenda cambiar de rumbo hacia la ciudad de Cochabamba como reportó una radio. “Ni siquiera hemos considerado aquello”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario