lunes, 21 de mayo de 2012

La marcha indígena parte al mismo lugar donde en 2011 fue bloqueada.

Este lunes la columna indígena de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), partirá a primera hora, con rumbo a la Embocada, una pequeña comunidad beniana a 25 kilómetros de la capital borjeña. La IX marcha enfila por el mismo camino que en agosto de 2011 los hiciera encontrarse con un bloqueo, a la altura del puente San Lorenzo, por parte de movimientos originarios en favor de la construcción de la carretera en línea recta a través del Tipnis.

Bajas “A pesar de las 25 bajas, estamos con los ánimos firmes y no bajaremos los brazos hasta llegar a la sede de Gobierno”, dijo vía teléfono Tomás Candia, secretario de Juventudes de la Cidob.

Indicó que de los 700 marchistas, llegaron 40 personas más para formar parte de la caminata, de los cuales 30 son del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y 10 de Riberalta.

Candia dijo que mientras vayan avanzando también subirán el número de activistas en esta movilización originaria.

Denuncias Referente a la posición de la Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz (Cpesc) de conminar al líder de la Cidob para el viernes 25, Candia, dijo que se están prestando a un juego político con el fin de buscar división interna.
“Pero a pesar de la cizaña del Gobierno, no lograrán su propósito, ya que nuestra lucha es la defensa de los pulmones del país”, afirmó el dirigente indígena.

Despedida Los pobladores borjeños prepararon un acto de despedida en la plaza principal para darles bendiciones en esta dura travesía hacía la sede de Gobierno. Los marchistas están agradecidos por el calor humano y la solidaridad de San Borja, que colaboró no solamente con vituallas, sino también con medicamentos para contrarrestar las enfermedades como los resfríos y las diarreas.

La ONU y la marcha. El representante de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU en Bolivia, Denis Racicot, abogó para que la novena marcha se desarrolle en un clima de paz y sin violencia.

Esto teniendo en cuenta de que ya están próximos a la comunidad de Yucumo, reducto masista hostil que podría frenar a los indígenas con bloqueos.

A su juicio, la plataforma de la novena marcha de la Cidob tiene muchas reivindicaciones y está más allá de la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario