miércoles, 23 de mayo de 2012

Evo no irá a Chaparina para abrir diálogo con la IX marcha

El presidente Evo Morales no acudirá a la convocatoria a la IX marcha indígena en defensa del TIPNIS para abrir el diálogo en la localidad de Chaparina, informó ayer el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

“No está considerado asistir a ningún diálogo en Chaparina con la CIDOB”, afirmó ayer la autoridad gubernamental.

Los dirigentes de la IX marcha, mediante una carta, pidieron al Jefe de Estado establecer un escenario de diálogo sobre la plataforma de demandas. Uno de los puntos centrales del pliego es el pedido de anulación de la Ley 222 de consulta “previa” en el TIPNIS para la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, porque este procedimiento se realiza a destiempo, pues a la fecha ya existen contratos de obras y financiamiento para ejecutar dicha vía.

En tanto, la IX marcha pretende salir hoy del municipio de San Borja con destino a la comunidad de La Embocada debido a las lluvias que cayeron hasta el lunes. Según la presidenta de los marchistas, Bertha Bejarano, la columna pretende llegar el viernes a Chaparina.

En Chaparina se efectúo la represión policial violenta en contra de los indígenas marchistas el 25 de septiembre de 2011. Para los marchistas, abrir un diálogo en esa zona podría permitir un acercamiento con el Ejecutivo.

El Gobierno respondió a la plataforma de la IX marcha el lunes. Entonces, el ministro Carlos Romero rechazó abrir un diálogo bajo presión y con condicionamientos, es decir, mientras se realice una movilización que exige la abrogación de la Ley 222.

Asimismo, la autoridad gubernamental dijo que las demandas planteadas por el movimiento indígena ya fueron respondidas como la representación política de los indígenas en entidades legislativas, la titulación y saneamiento de tierras, entre otros.

Romero dejó en claro que no es posible la modificación de la Constitución para otorgar a los pueblos indígenas la administración de las áreas protegidas, como demanda la IX marcha indígena, porque los recursos naturales son del Estado y de dominio de todo el pueblo boliviano.

Desde el inicio de la caminata en defensa del TIPNIS el pasado 27 de abril, no se perfiló ningún escenario de diálogo.

Las autoridades gubernamentales reiteraron que no se abrogará la Ley 222 porque es la única vía democrática para que los indígenas que viven en el parque Isiboro Sécure decidan si la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos atraviesa esa área.

El proyecto de protocolo de la consulta “previa” del Gobierno da por hecho la construcción de una “carretera ecológica” por el medio del TIPNIS que tendría puentes por encima de los árboles o pasarelas para el tránsito de animales silvestres.

Los marchistas reclaman el incumplimiento de la Ley 180 que declara intangible al parque Isiboro Sécure y prohíbe la construcción de carreteras por ese territorio indígena, considerada una de las mayores reservas ecológicas de la Amazonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario