viernes, 13 de abril de 2012

Yuracarés impulsan propiedades medicinales de la miel de abeja

“Se llama abeja señorita porque no tiene aguijón y no pica”, explica una de las productoras de la miel nativa de abeja señorita, Elda Camargo. Pobladores de comunidades Yuracarés en Cochabamba son los principales promotores de las propiedades medicinales de esta miel, a las cuales le atribuyen la capacidad de curar enfermedades como las cataratas y la conjuntivitis en los ojos, así como la gastritis, la acidez y la anemia.

La característica particular de esta abeja tetragonisca angostula es que colecta su miel en una especie de cántaros de propóleo y cera que ella misma construye. “Al madurar la miel dentro de esos cántaros, la miel se impregna de todas las propiedades del propoleo”, explica Shirley Garey, quien es parte del equipo de técnicos que acompaña la iniciativa, en el marco del proyecto “Apoyo integral a la transformación productiva con enfoque de género”, impulsado por la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO) de la Gobernación.

La abeja sin aguijón es una especie muy importante para los bosques de Bolivia, porque ayuda en el proceso de polinización y permite la diversificación de especies. Sin ese aporte, el ecosistema estaría en riesgo de desaparecer.

Estas especies no se encuentran amenazadas solo por la invasión de otras abejas introducidas, sino también por la constante deforestación.

Treinta familias de la comunidad yuracaré La Misión, en el municipio de Chimoré, participan desde el año 2010 en el desarrollo de este emprendimiento. En este proceso, las mujeres desarrollaron y difundieron diferentes prácticas y secretos para curar las enfermedades, asimismo experimentaron nuevas formas para diversificar su producción.

Con solo aplicar una gota al día, esta miel puede curar las cataratas y la conjuntivitis de los ojos. La gastritis es controlada con una cuchara de miel en ayunas, ya sea pura o diluida en un vaso de agua tibia, según los secretos revelados por las productoras.

Otra de las propiedades de la miel es la de regenerar la piel cuando ésta sufre graves quemaduras de sol, asimismo ayuda a cerrar con rapidez las heridas.

La asociación de productores Uypi Yuracaré, pretende contrastar estos conocimientos ancestrales con la investigación científica, a través de tesis de licenciatura en las áreas de nutrición, biología y agroecología.

Además de la miel pura, las familias comercializan dulces de miel y propóleo, asimismo desarrollan conocimientos para incorporar este producto en alimentos como galletas y pan o en platos de cerdo y pollo a la miel.

Una de las principales limitaciones es la comercialización. Pedidos a los teléfonos 4500151 y 70754330.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada