martes, 3 de abril de 2012

Movimientos indígenas y campesinos constituirían fuerza electoral el 2014

Desde disidentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) hasta quienes se consideran opositores del partido en función de Gobierno se han gestado desde hace tiempo nuevas fuerzas políticas campesinas e indígenas, incluyendo a los pueblos originarios de Tierras Bajas. Políticos afirman que estos movimientos podrían constituir una nueva fuerza que haría frente a la anticipada candidatura del presidente Evo Morales en los comicios del 2014.

El diputado por Convergencia Nacional (CN), Javier Leigue afirmó que los nuevos frentes políticos e indígenas podrían constituir una fuerza representativa que competiría frente al MAS que se encuentra bajo el liderazgo del presidente Evo Morales.

El legislador recordó que el MAS- IPSP estuvieron unidos en su momento con los movimientos de Tierras Bajas y Altas, lo cual le dio la fortaleza necesaria al oficialismo para llegar al poder los años 2005 y 2009.

“Todos estaban con la ilusión de que éste era un proceso de cambio, pero vemos de que no es así. Nos ha dado una lectura muy clara el hecho de que en la elección presidencial del 2009 de cinco meses hasta abril del 2010 y vemos que el MAS ha perdido un millón de votos”, señaló.

Las dos banderas con las que se identificó el oficialismo fueron el reconocimiento y participación de los indígenas y el respeto por los derechos humanos, pilares que cayeron con la controversia generada por la posible construcción Villa Tunari – San Ignacio de Moxos y la posterior represión del 25 de septiembre pasado, explicó Leigue.

“Todo eso se fue por abajo solamente por el tema del TIPNIS, que no respetaron a los indígenas, no respetaron los derechos humanos, ni a la Madre Tierra”, citó.

En entrevista con EL DIARIO, el dirigente campesino Felipe Quispe indicó que existe un proyecto político nacido desde las comunidades, por lo que descartó estar fuera de la actividad militante.

En tanto, el dirigente indígena de Tierras Bajas, Adolfo Moye, anunció que en las últimas reuniones de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), se sugirió la consolidación de una alternativa política que representaría a los comunarios de la región.

Además se perfilan de manera dispersa proyectos individuales como los iniciados por el exministro de Educación Félix Patzi y el exsenador del MAS, Lino Villca.

En tanto, la senadora por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Sandra Soriano, afirmó que la política del Gobierno actual es la promoción de la inclusión y la participación de los diferentes sectores que busquen la consolidación del partido oficialista.

“No queremos estar dentro del ámbito de la soberbia, pero conseguir el apoyo que ha conseguido nuestro Presidente es un gran reto que se consigue en toda una vida”, señaló.

Esta postura fue secundada por el diputado Jorge Medina (MAS) quien aseguró que existen ambiciones personales a raíz de errores cometidos por parte de los disidentes, por lo que éstos estarían buscando justificarse conformando un partido político.

“No nos preocupa, eso no es una afrenta significativa. El pueblo ya no es el mismo, ya no se puede ir con una mentira para llegar al poder”, señaló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada