lunes, 30 de abril de 2012

Indígenas reanudan IX marcha en defensa del Tipnis tras dos días frenados por lluvias

Cientos de indígenas reanudaron hoy en la Amazonía su caminata hacia La Paz, en defensa del Tipnis y en contra de la carretera que quiere construir el presidente Evo Morales, tras haber estado dos días frenados por problemas de aprovisionamiento y copiosas lluvias.

El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, informó a los medios que la movilización se ha reanudado esta tarde, favorecida por una mejora del clima, después de que el viernes caminaran los primeros 17 kilómetros.

Apuntó que la columna, que incluye a veinte niños, retomó su andadura "con el permiso de la misma naturaleza" y tiene previsto recorrer seis kilómetros más hasta Puente San Pablo, donde descansará para proseguir mañana.

Los amazónicos iniciaron su marcha, la segunda en menos de un año, para rechazar que una carretera financiada por Brasil pase por el corazón del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), hogar de miles de nativos en un extraordinario hábitat animal y vegetal de 1,2 millones de hectáreas.

El líder de los pueblos del Tipnis, Fernando Vargas, continua internado en un hospital de Trinidad, enfermo de dengue, en espera de recuperarse para sumarse a la caminata de más de 500 kilómetros hasta La Paz.

La primera marcha tuvo lugar entre agosto y octubre de 2011 y llegó a La Paz de forma triunfal, acogida por decenas de miles de personas, obligando a Morales a firmar una ley que prohíbe la vía en el Tipnis, pero el mandatario se arrepintió y ahora quiere hacer una consulta entre las etnias de la reserva.

Los indígenas del parque, de los pueblos trinitario-moxeño, yuracaré y chimán, temen que la obra promueva una mayor invasión de productores de hoja de coca, base para producir cocaína, de la zona vecina del Chapare, bastión político y sindical de Morales.

La carretera, adjudicada a la constructora brasileña OAS y financiada por un banco estatal de esa potencia regional, fue diseñada para unir el departamento central de Cochabamba con el amazónico de Beni y favorecer la integración del país, según Morales.

Algunos nativos del Tipnis leales a Morales rechazan la nueva marcha y quieren la vía, respaldados por una reciente ley que favorece la consulta, que el mandatario llama "previa" y los indígenas "póstuma", porque los contratos están firmados desde hace varios años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada