jueves, 12 de abril de 2012

Investigación sobre la exclusión de los Urus debe promover su conservación

La investigación presentada ayer sobre la exclusión de los Urus debe promover a la conservación de su cultura generando proyectos de desarrollo y remediación del lago Poopó, ya que es la matriz de su supervivencia y modo de vida, este trabajo fue auspiciado por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB).

La investigación presentada sobre "Exclusión de los Urus del Lago Poopó Discriminación en la relación mayorías y minorías", a cargo de Zdenka De la Barra como coordinadora, Marcelo Lara y René Oscar Coca, fue analizada y comentada por el famoso escritor e investigador Carlos Condarco, quien hizo conocer sus apreciaciones sobre el tema en el salón auditorio de la Carrera de Antropología, dependiente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO).

Los conceptos de Condarco sobre la investigación son destacables, ya que señala que esta nación originaria necesita salir del tutelaje aymara, para poder beneficiarse con proyectos de desarrollo.

El comentarista dijo que se debe considerar el hecho que no hay mayor referencia íntima y ancestral para los Urus, que el agua, es por eso que Condarco considera que el lago Poopó es el vientre materno.

Los motivos que llevaron a la nación Uru para alejarse del agua, fueron ecológicos, ya que tuvieron que soportar siglos de sequías, producidas por las alteraciones en el ecosistema lacustre, pero secularmente retornaron a este elemento natural creando una identidad propia, "ellos se identifican como hombres del agua o del lago", explicó Condarco en el coloquio.

Los Urus sentían cierto desdén por otros pueblos llegando a someterlos y reducirlos en refugios en los lagos: Poopó, Desaguadero y Titicaca, todo porque eran originarios y primigenios.

Para salvar a los Urus y fundamentalmente su identidad, es necesario sacarlos de su estado de subalternidad, "hay que buscar soluciones en el lago", propuso Condarco, un hecho difícil de realizar, reconoció el comentarista, por la contaminación que sufre el centro lacustre y que al parecer no hay un avance significativo en su remediación.

Según Condarco, el lago sufre por un proceso geológico, como aquellos históricos de los que ahora sólo se ven vestigios, como el salar de Coipasa, "hay que hacer todo lo posible para recuperar el lago Poopó", dijo el comentarista felicitando a la vez a los autores por el excelente trabajo presentado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada