domingo, 29 de abril de 2012

IX MArcha Indígenas llegan a Puerto Varador y se suman 50 más

Tras una jornada de descanso en Puerto Varador, a 17 kilómetros de Trinidad, y la llegada de 50 marchistas más que engrosan la columna de 300 personas, la IX marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) parte hoy rumbo al río Tijamichú, a casi 40 kilómetros de Trinidad.

“Camino a San Ignacio de Moxos, tenemos que acampar, lo que nos obliga a aprovisionarnos para hacer un campamento, ya que allá no tenemos dónde quedarnos. Eso también nos retrasa un poco”, dijo ayer el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez.

Aclaró que las pausas no quitarán los ánimos a los marchistas.

Entretanto, en San Ignacio de Moxos, si bien no existen bloqueos o medidas contrarias a la marcha, un dirigente de la zona, Moisés Limpias, dijo: “acá ya se verá cómo recibirlos, ya que hay personas no gratas en ese grupo”.

El dirigente moxeño hacía alusión a los líderes de la marcha Bertha Bejarano, Pedro Nuni, Adolfo Chávez y Fernando Vargas, los dos primeros originarios de San Ignacio de Moxos.

Tras arribar a Puerto Varador la noche del viernes, los más de 300 marchistas, entre indígenas y activistas, descansaron en la escuela del pueblo, donde la población de aquel lugar les dio la bievenida.

Para Chávez, el descanso vendrá muy bien a algunos de los marchistas que, debido al calor y la presencia de insectos no habituales en sus zonas de origen, perdieron sus energías tras bastantes horas de viaje hasta Trinidad antes de plegarse a la marcha. Este tiempo será importante para poder unificar criterios entre los sectores que asisten a esta marcha y presentar una sola plataforma de demandas al Gobierno.

“Estos son temas bastante gruesos, no son para poco. Creo que el Presidente (Evo Morales) debería bajar hasta acá. Aún hay tiempo para conversar”, dijo Chávez.

Llegan indígenas

Ayer, 10 indígenas provenientes del pueblo chiquitano de Santa Cruz arribaron hasta Puerto Varador para unirse a la IX marcha indígena. “Estamos acá para hacer respetar los derechos de los pueblos indígenas. Además, anunciamos que estamos en representación de los 22.000 miembros del pueblo chiquitano. En los próximos días se integrarán más hermanos”, dijo uno de los representantes de la Chiquitania.

En tanto, Nelly Romero, vicepresidenta de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), informó también la llegada de 50 indígenas de diferentes comunidades del Tipnis que se sumaron a la movilización. Informó que la llegada de estos indígenas y el clima nuboso que existe en el lugar fueron las causantes para que este sábado los marchistas decidan reposar.

Se supo que para los próximos días también se estaría uniendo un grupo de estudiantes de la Universidad Mayor de San Simón, los cuales llegarán con víveres recaudados para fortalecer a la marcha que deberá atravesar San Ignacio de Moxos, San Borja, Quiquibey, Rurrenabaque, entre otras poblaciones, para después llegar hasta La Paz. Con estos refuerzos, la marcha crecerá en número, aguardándose que se llegue a una columna de marcha de 500 personas.

Romero precisó que la marcha está compuesta por una gran mayoría de indígenas de las diferentes subcentrales del Tipnis, además de otras organizaciones del paías.

Apoyo desde Cochabamba

Ayer en la mañana, un grupo de 40 personas que apoya las reivindicaciones de los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) realizó una caminata desde la plaza 14 de Septiembre hasta la iglesia de San Ildefonso de Quillacollo.

El objetivo de la marcha, según el activista Pablo Rojas, era “pedir las bendiciones a la virgen de Urkupiña para que la IX marcha del Tipnis tenga un buen destino”.

Además del apoyo simbólico, los activistas cochabambinos que apoyan la IX marcha establecerán una casa de campaña en la ciudad y en Quillacollo para recolectar alimentos, medicamentos, carpas, frazadas y otros enseres para enviar a los marchistas que en este momento están en la localidad de Varador en Trinidad.

“Nosotros estamos en contacto permanente con los compañeros de la marcha. Nuestro apoyo es militante y esperamos que en los otros departamentos se den iniciativas similares para dar mayor contundencia al movimiento”, dijo Rojas.

EN MOXOS

El ambiente en San Ignacio de Moxos es totalmente indiferente a este movimiento que partió el viernes desde Trinidad.

Los dirigentes de esa localidad advirtieron que los marchistas que arribarán hasta ese municipio “deben portarse como personas, porque acá somos un pueblo pacífico”.

Según la fuente a la que accedió Los Tiempos en su visita a San Ignacio de Moxos, la mayor parte de los pobladores de aquella zona piden la carretera, ya que los ignacianos dicen haber sido abandonados siempre por todos los gobiernos de turno. “El Presidente se está fijando en los moxeños, es el único que quiere hacer la carretera”, dijo el dirigente Limpias.

“Que esa gente que está en la marcha no provoque, porque San Ignacio no provocará a su marcha. El buey más manso es el que más se enoja, así decimos los moxeños”, advirtió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada