domingo, 29 de abril de 2012

Los indígenas awá, la tribu más amenazada de la Tierra

La asociación Survival International ha lanzado una campaña para salvar a los awás, considerada la tribu indígena más amenazada de la Tierra, cuyo gran objetivo es persuadir al ministro de Justicia de Brasil para que envíe a la policía federal a expulsar a los madereros ilegales, ganaderos y colonos que están ocupando su ancestral territorio. El actor Colin Firth, ganador de un Oscar el año pasado, impulsa la campaña de Survival International con su participación en un corto documental.

Survival calcula que a lo sumo quedan unos 355 awás repartidos por diversos enclaves selváticos del estado brasileño de Maranhão (Marañón), en el noreste del país, de los que un centenar jamás ha tenido contacto con foráneos. Son un pueblo que sobrevive gracias a la caza, la pesca, la recolección de frutos silvestres y una agricultura de subsistencia. De hecho, los awás eran un pueblo prácticamente sedentario en el siglo XIX, pero se hicieron nómadas para escapar de las incursiones de los europeos.

Territorio protegido en papel

Aunque su territorio está delimitado y protegido por las autoridades, en la práctica es invadido constantemente. Las imágenes obtenidas por satélite muestran la alarmante regresión de la selva que los cobija y su sustitución por explotaciones ganaderas.

Un juez federal dictaminó en el 2009 que todos los invasores debían abandonar el territorio de los awás en un plazo de 180 días. Sin embargo, algunos de los terratenientes han recurrido la sentencia, que ha sido suspendida, y la tala ilegal y las invasiones van en aumento.

La situación de los awás es en estos momentos tan crítica que varios expertos brasileños hablan de "genocidio" y "extinción", explica en una nota Survival International. "Hay unos 355 awás contactados. Muchos de ellos son supervivientes de masacres brutales. Se piensa que entre un 20 por ciento y un 25 por ciento más se encuentran escondidos en su selva, que está menguando rápidamente, buscando a la desesperada un refugio frente a la constante destrucción".

En su llamamiento, Colin Firth dice: "Están talando ilegalmente la selva de los awás para obtener madera. Cuando los madereros los ven, los matan. Sus arcos y flechas no son rivales para las pistolas. Y en cualquier otro momento de la historia, aquí terminaría todo. Otro pueblo barrido de la faz de la tierra, para siempre. Pero vamos a asegurarnos de que el mundo no deje que esto pase de nuevo".

El documental de Survival contiene imágenes únicas de los awás, que rara vez permiten la presencia de forasteros en sus comunidades, así como de la devastadora destrucción de sus tierras. El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado: "Los awás están amenazados por los madereros armados, pero también por nuestra propia apatía. Si un número de personas suficiente, en Brasil y en el resto del mundo, muestran que les importa, los niños awás podrán crecer en paz en su propia tierra. Es un hecho probado una y otra vez".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada