miércoles, 29 de agosto de 2012

Militares de la Naval registran quién entra y sale del TIPNIS

Efectivos de la Armada Boliviana implementaron un fuerte control del ingreso y salida fluvial del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), constató ayer un periodista de Página Siete que acompaña a una comisión de dirigentes que lideran la resistencia a la consulta a las comunidades sobre la construcción de una carretera que atraviese el corazón de esa reserva natural.

De acuerdo con su relato, desde la población de Gundonovia, cuyos habitantes rechazan la consulta que impulsa el Gobierno del presidente Evo Morales, “marineros armados detuvieron la lancha en la que viajaba la comisión indígena; nos revisaron a todos y nos pidieron a todos nuestros documentos. Los militares revisaron nuestros equipajes, pidieron sus documentos de identidad a toda la gente que estaba viniendo a Gundonovia”.

Explicó que hace algunos días, los indígenas denunciaron que de igual manera se habían presentado los mismos integrantes de la Armada, acompañados por funcionarios del SERNAP y de Migración, “y les exigieron los mismos documentos a toda la gente que estaba viniendo a esta población”.

Además, a tres ciudadanas venezolanas que ingresaban al parque en calidad de turistas les decomisaron su pasaporte, bajo el argumento de que deberán ser verificados por Migración del Beni. Les dieron un plazo de 24 horas para que se presenten en la capital beniana para reclamar sus documentos.

“Ellos dijeron que ésa no era la forma de hacer turismo y por eso les decomisaron sus documentos para que se presentasen en Migración. Dijeron que querían comprobar si los documentos eran auténticos”, aseguró el periodista de Página Siete.

Según los indígenas, el control de ingreso y salida al TIPNIS nunca se había ejercido y expresaron su sorpresa. El corregidor Emilio Nosa, presidente de la Central Sécure, dijo que a sus 47 años y navegando por el río Mamoré nunca antes vio tanto control por parte de los militares.

El corregidor indígena denunció que la presencia militar presuntamente constituía “una amenaza en contra de los habitantes del TIPNIS y una advertencia” para que no puedan ingresar al “parque para sumarse a la resistencia”, mientras el bloqueo indígena se mantiene.

Ampliación del plazo

Por otro lado, la senadora por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Zonia Guardia aseguró ayer en Trinidad que la ampliación del proceso de consulta en el TIPNIS, para definir la construcción o no de una carretera, será una realidad porque debe llegar a todas las comunidades de esa región.

“Quiero decirles que sí se va a ampliar porque todas las personas deben ser consultadas. No decir: ‘aquí no entra’, y se acabó”, aseguró la legisladora a la ABI.

Sobre la resistencia que ejercen algunos indígenas de esa región, Guardia indicó que no se puede coartar el derecho de las demás familias en el TIPNIS.

Cuartel ecológico
Oposición El regimiento ecológico es rechazado por indígenas liderados por el presidente de la Subcentral del TIPNIS, Fernando Vargas.


Apoyo El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Gumercindo Pradel, expresó el respaldo de su organización al cuartel ecológico.


Participación El Gobierno dice que el cuartel ecológico de las Fuerzas Armadas, que será instalado en el TIPNIS, estará conformado en parte por yuracarés y mojeños, y preservará esa reserva natural.


Efectivos El Ministerio de Defensa anunció que la nueva unidad contará con más de 800 efectivos y que en las próximas semanas se tendrá la normativa para el inicio de su labor en el TIPNIS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario