miércoles, 21 de marzo de 2012

Survival alerta de riesgo de tala ilegal en la Amazonía para los awás

La tala ilegal en la Amazonía brasileña podría llevar a la destrucción del pueblo indígena más amenazado del mundo, los awás, afirmó hoy la organización Survival International, defensora de las poblaciones indígenas en todo el mundo.

Con motivo de celebrarse hoy el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, Survival señala que pese a los intentos de las Naciones Unidas por terminar con el racismo, cada vez son más los llamamientos para zanjar "una situación real de genocidio" en la Amazonía brasileña.

Los awás son una pequeña tribu de unos 355 miembros que vive en el este de la Amazonía, depende fundamentalmente de la selva, y que a lo largo del tiempo ha sobrevivido a masacres brutales.

Según los expertos, esa tribu, que se ha convertido en uno de los últimos pueblos indígenas de cazadores-recolectores nómadas que quedan en todo el planeta, se enfrentará a la extinción a menos que aumenten los esfuerzos para proteger sus derechos territoriales, que están siendo violados por madereros ilegales y ganaderos.

En la nota de Survival se recuerda que pese a que la ONU quiere que la "dignidad y los derechos" de los seres humanos sean respetados en todo el mundo, muchas comunidades indígenas continúan siendo hoy víctimas del odio étnico.

Bruno Fragoso, del Departamento de Asuntos Indígenas del Gobierno brasileño (FUNAI), alertó de que ese pueblo se está enfrentando a "invasiones crecientes" y añadió que "si no se adoptan medidas de emergencia con rapidez, el futuro que le espera es la extinción".

Por su parte, un juez brasileño que visitó el territorio de los awás consideró que esa tribu se enfrenta a "un genocidio real".

El director de Survival International, Stephen Corry, consideró que los awás son "el pueblo indígena más amenazado del planeta" y alertó de que si sus derechos no se protegen, "pasarán a existir únicamente en las páginas de los libros de historia"

"El llamamiento de la ONU para acabar con la discriminación racial es un paso más para cambiar actitudes y ayudar a mantener la selva de los awás intacta", dijo.

La selva de los awás afronta actualmente una de las tasas más elevadas de deforestación de todas las áreas indígenas de la Amazonía.

A los expertos les preocupa de forma particular el impacto que esas invasiones territoriales tienen sobre los awás no contactados, por ser particularmente vulnerables a la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada