martes, 13 de marzo de 2012

Gran Pukara: Indicios de una cultura milenaria

Una megalítica construcción piramidal que resultaría ser la más antigua e importante del mundo está ubicada en la población de Bombo, en el Municipio de Huanuni, distante a 56 kilómetros de Oruro, donde se conoce la estructura preincaica como "Inca Pukara".

Si bien el hallazgo data de hace varios años, investigaciones recientes practicadas por miembros del grupo denominado "Buscadores de la Verdad" y confirmado durante una visita del investigador internacional Jim Allen, permiten manejar la hipótesis de que podría tratarse de la Gran Pukara de los Andes, estimándose que su antigüedad data de unos 5.000 años, por lo que resta realizar otras investigaciones que permitan ratificar ese antecedente.

En una reciente visita a la comunidad de Bombo, el equipo de investigación junto a las autoridades del lugar verificó que se trata de una singular edificación situada a 3.700 metros sobre el nivel del mar, que en cierta medida corrobora la teoría planteada por el investigador Jim Allen sobre el hallazgo de una cultura desparecida relacionada a lo que se conoce como el antiguo continente de la Atlántida, cuyo epicentro estaría en lo que ahora se conoce como Pampa Aullagas.

En ésta región altiplánica (Pampa Aullagas), según las investigaciones de Allen, estarían los restos de una enigmática ciudad, pues el escenario geográfico descrito por Platón en el año 386 antes de Cristo, coincide plenamente con la zona del altiplano central sudamericano.

Con esos antecedentes en junio del pasado año el investigador Luis Gutiérrez, profesional que trabajó junto a Jim Allen; a través de un estudiante de la carrera de Turismo, originario de la comunidad de Bombo, tomó conocimiento de la existencia de otros sitios arqueológicos, esta vez situados en proximidades de Huanuni.

En octubre del 2011, aprovechando la corta estadía en Bolivia del investigador Allen, quien llegó al país con el objetivo de realizar nuevas expediciones, la misión integrada por Luis Gutiérrez, Carlos Bedregal, Daniel Bedregal y Lizet Ustárez, viajó hasta la enigmática "Gran Pukara", conocida por los lugareños y por otros investigadores que realizaron una tibia promoción de éstas ruinas, como el "Inca Pukara".

Estos restos, cuya extensión estimada es de por lo menos un kilómetro, se constituyen en la mayor prueba física jamás encontrada, siendo definitivamente una construcción preincaica, edificada por una cultura no identificada a la cual le correspondería el nombre de Gran Pukara, por su antigüedad y magnificencia.

Gutiérrez explicó que algunos mitos y leyendas locales, mencionan que el sitio data de por lo menos 5.000 años y se trata de un área arqueológica, donde se guarda gran parte de las reliquias del mundo andino.

PROYECTO

La idea de potenciar el lugar como un importante atractivo turístico, encontró pleno respaldo en las autoridades de Bombo y sus ayllus, sin embargo según el corregidor, Apolinar Cerrogrande, ellos entregaron a las autoridades de Gobierno algunos proyectos turísticos para promocionar el lugar, pero sin encontrar ninguna respuesta

"Queremos investigar más profundamente, saber la verdad sobre éste lugar se manejan muchas tesis, mucha información, pero queremos llegar a la verdad", explicó Carlos Bedregal. Entretanto, Gutiérrez afirmó que este sitio arqueológico podría tener contacto con otros del área circundante, pues según imágenes satelitales existen conexiones incluso con regiones del Beni, a través de camellones.

En reunión con el alcalde de Huanuni, Hilarión Achacollo, el investigador Luis Gutiérrez indicó que éste es un patrimonio arqueológico de enorme importancia insistiendo en manifestar que el denominativo de "Inca Pukara" no es el adecuado pues por los indicios hallados, se trata de ruinas que pertenecen a culturas más antiguas. "Lo impresionante es que el conocimiento, la ingeniería para construir algo así ha tenido que ser producto de conocimientos adelantados. Tenemos un patrimonio que no es sólo a nivel Bolivia, sino a nivel del mundo", detalló.

Hace un mes, un grupo de turistas extranjeros visitó el lugar y a fin de año proyectan volver a visitar el monumento arqueológico. Ahora, lo que se pretende es incorporar al equipo de trabajo, un arqueólogo, un antropólogo y un geólogo, para la recolección de pruebas que serán enviadas a laboratorios internacionales, para valorar la data de las ruinas.

"Con los indicios que encontramos, podemos decir que se trata de una infraestructura piramidal, pero el término de Inca Pukara, no corresponde, pues se trata de una creación anterior al incario", reiteró Gutiérrez.

"Este es el inicio de algo que puede ser una noticia muy grande para el mundo. Si las investigaciones que hemos iniciado concluyen con lo que nosotros pensamos que es este lugar, seguro que será conocido a nivel mundial. Creemos que es una estructura construida por el hombre, entonces, debemos seguir trabajando para confirmar nuestra hipótesis", afirmó Carlos Bedregal durante la visita a la región de Bombo.

La noticia y la verificación de la magnitud de las ruinas, motivaron a los comunarios a organizar un ajtapi, para compartir con los investigadores visitantes y fue uno de ellos quien afirmó que lo que hasta ahora se conoce como Inca Pukara, "ve el corazón de la gente".

EQUIPO

El equipo de investigadores que están decididos a encontrar la verdad respecto a las ruinas de Pukara está constituido por: Carlos Bedregal Salinas, Luis Henry Gutiérrez Flores, Lizet Ustárez Benavidez, Daniel Bedregal Miralles, Carlos Bedregal Miralles y Jesús Quispe.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada