viernes, 23 de marzo de 2012

Indígena pide juicio por usos y costumbres

La asambleísta yuracaré-moxeña Rosmeri Gutiérrez interpuso un recurso de conflicto de competencia ante el Tribunal Constitucional Plurinacional para que la denuncia sentada por el yuracaré José Blanco, por supuesta falsificación de firmas, se defina de acuerdo con usos y costumbres de los pueblos originarios y no en la justicia ordinaria.


José Blanco acusó a la asambleísta Guitiérrez y a su suplente, Roberto Carlos Cortez, en junio de 2010, de falsificar firmas de los originarios de la comunidad El Pallar para asumir el escaño en la Asamblea Legislativa Departamental que correspondía a los yuracaré-moxeño.

Wilson Justiniano, abogado defensor de Gutiérrez, explicó que su defendida y las autoridades del Consejo del Pueblo Indígena Yuracaré-Moxeño presentaron ese recurso para que la jueza Segundo de Instrucción en lo Penal, Iris Justiniano, remita los documentos ante el Tribunal Constitucional sustentada sobre la base de las normas jurídicas vigente.

Otro de los asambleístas que tiene problemas internos en su organización es el representante guaraní en el legislativo departamental, Filemón Suárez, porque no cuenta con suplente. La dirigencia guaraní se reunirá en 30 y 31 de marzo en Lagunillas para elegir, por usos y costumbres, al asambleísta alterno.

Datos

- Procesos. La pugna por el curul para la yuracaré-moxeña llegó a la justicia y terminó con la detención del entonces presidente de la Asamblea, Alcides Villagómez. Los miembros de la directiva se declararon en la clandestinidad.


- Posesión. El 19 de mayo de 2011, Rosmeri Gutiérrez y Roberto Carlos Cortez asumieron sus curules en el legislativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada