viernes, 23 de marzo de 2012

Indígenas llegan a Quito y Correa los califica de derrotados

La marcha liderada por indígenas en protesta contra la minería a gran escala ingresó ayer a la capital ecuatoriana donde también hubieron concentraciones en respaldo al Gobierno del presidente Rafael Correa.

El ingreso de la marcha se dio en forma simultánea por el norte y sur de la ciudad de Quito y ha avanzado sin contratiempos, en tanto que simpatizantes del Gobierno mantienen la denominada "vigilia por la vida", que se ha concentrado principalmente en el parque "El Arbolito" y en la Plaza de la Independencia.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó de "contundente derrota" a la marcha en contra de la minería a gran escala liderada por indígenas de oposición que llegó ayer a Quito, donde también se han concentrado miles de simpatizantes del Gobierno.

"Han sufrido otra contundente derrota. Somos millones más. En este momento en Quito somos 50.000, 60.000, mientras son ellos unas cuantas centenas pese a todo el apoyo y los garroteros de la prensa corrupta, de la derecha saqueadora", dijo Correa ante miles de simpatizantes congregados en un parque de la capital.

Apuntó que "nada ni nadie podrá detener la revolución ciudadana", en referencia al apelativo que usa para definir su proyecto político.

"Esto marcará una nueva victoria, un hito en la historia nacional, nuestra capacidad de movilización", dijo Correa, al pedir a sus simpatizantes que no caigan en posibles provocaciones de la oposición.

Además de oponerse a los planes del Gobierno de desarrollar la minería a gran escala, reclama una redistribución de tierras y del acceso al agua.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada