miércoles, 22 de junio de 2011

‘Vice’ revaloriza conocimiento de las culturas en Inkallajta

El vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera, revalorizó ayer en el sitio arqueológico de Inkallajta la sabiduría de las culturas ancestrales que supieron medir el alejamiento y acercamiento del Sol, al celebrarse el ritual del nuevo ciclo andino amazónico 5519.

García Linera participó en el ritual junto con el gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, y las autoridades municipales y originarias.

Describió a Inkallajta, que significa ciudad del inca, como una construcción arquitectónica destinada a controlar el sistema hidrológico, así como de un observatorio para establecer los movimientos del Sol, la Luna y las estrellas a fin de establecer si iban a presentarse días de lluvia, granizada o helada que puedan afectar las siembras o cosechas.

Anotó que toda esa sabiduría y ese conocimiento lamentablemente fueron destrozados por el colonialismo, que en su ignorancia no supo valorar el conocimiento de nuestros ancestros.

El Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, el Gobernador de Cochabamba y los miembros de la Asamblea Legislativa Departamental celebraron el ritual en el centro ceremonial de Inkallajta, lugar donde se instaló una Sesión de Honor y las autoridades recibieron los primeros rayos del Sol.

La Asamblea Legislativa Departamental, luego de instalar la sesión y leer el orden del día, aprobó por unanimidad el documento que reconoce al ritual quechua del Solsticio de Invierno, que por tradición oral se celebra en el centro ceremonial de Inkallajta. En el sitio se pueden identificar los restos de estructuras líticas, cuya construcción data de finales del siglo XV, según algunos arqueólogos. También se lo conoce como el legado inca más importante del territorio boliviano.

La máxima autoridad cochabambina firmó el documento y lo promulgó para que se cumpla como una ley departamental. Acto seguido señaló —en quechua— que en esta fecha debemos alegrarnos porque por primera vez un Vicepresidente visita el lugar, y expresó su deseo de que sea un buen año para la producción agrícola y se tenga una buena cosecha.

García Linera recordó que en el lugar existían unas pirhuas donde se acumulaba el maíz que se cultivaba en Pocona, región muy fértil desde tiempos antiguos. “Ésta era una edificación hecha por nuestros antepasados que construyeron la civilización agrícola y que logró dominar y controlar el agua; una civilización de las más importantes del mundo, una civilización industriosa”, expresó.


Una ley que preserva la tradición

La normativa que fue promulgada rescata, recopila, preserva y difunde todas las prácticas ceremoniales transmitidas de generación en generación y que son reeditadas cada 21 de junio en el sitio ceremonial y arqueológico de Inkallajta.

“Esta ley reconoce la solemnidad y el ritual que se realiza en Inkallajta. A través de esta norma estamos estableciendo que la ceremonia se mantenga, además de que en concurrencia de las instituciones departamentales velemos por su continuidad”, aseveró el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, Freddy Illanes.

El complejo arqueológico tiene una superficie aproximada de 80 hectáreas.

Está conformado por grandes plazas y patios circundados por murallas y construcciones con puertas que conectan hacia los espacios abiertos.

La norma legal fue promulgada por la celebración del solsticio de invierno denominado como el Willka Kuti o retorno del Sol en el año 5519 y que se cumple en diferentes sitios ceremoniales de los Andes y del Amazonas en Bolivia, y en el resto del hemisferio sur del planeta.

Según algunos antropólogos, los incas concibieron el tiempo y el espacio en dos niveles diferentes: horizontal y vertical. En el plano horizontal, los incas veían el mundo de manera dual: hanan y hunin (arriba y abajo). Estas dos mitades eran divididas, a su vez, en otras dos, dando origen a la cuatripartición. Esta división era entendida como complementariedad, oposición y reciprocidad.

Los tres planos del mundo incásico son: el Uku Pacha, el mundo de abajo; Kay Pacha, el plano del presente y del aquí, y el Hanan Pacha, que es el mundo de arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario