miércoles, 22 de junio de 2011

En Tiwanaku Pueblo andino celebró el Willkakuti 5519

El Año Nuevo Aymará comienza el 21 de junio con el solsticio de invierno, que marca el inicio de un nuevo ciclo de siembra agrícola de los pueblos andinos.

Tiwanaku, Celeste Valdez, enviada especial de EL DIARIO.- Con el termómetro bajo cero, miles de personas celebraron este 21 de junio el Willkakuti o Año Nuevo Aymara 5519 en el centro arqueológico de Tiwanaku. La celebración también se llevó a cabo en varias otras regiones del país como Samaipata.
Los actos comenzaron a primeras horas de la madrugada, con la preparación de un ritual de ofrendas para la Pachamama (Madre Tierra), en agradecimiento por el año que pasó y el comienzo de uno nuevo en el calendario aymara, renovados y con mucha energía con los primeros rayos de sol.
El acto principal fue encabezado por el presidente del Estado, Evo Morales, que llegó a bordo de su helicóptero privado junto al canciller, David Choquehuanca, y la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales.
Bolivianos y extranjeros recibieron los primeros rayos del sol en tiwanaku.
Con las manos extendidas al cielo, en señal de captación de la energía y símbolos que irradia el sol, el Mandatario boliviano y miles de visitantes entre propios y extranjeros, dieron la bienvenida al Año Nuevo Aymara.
El Jefe de Estado pidió “paz, igualdad, dignidad y una buena producción para que no falte el alimento”.
A su vez, el gobernador del departamento de La Paz, César Cocarico, manifestó que este es un Año Nuevo, donde los rayos cósmicos irradian energía positiva, el cual es una señal de buen augurio para el año que comienza.
El Año Nuevo Aymará comienza el 21 de junio con el solsticio de invierno, que marca el inicio de un nuevo ciclo de siembra agrícola de los pueblos andinos del área de influencia de la Cordillera de Los Andes.
A diferencia de otros años, en esta ocasión el Willkakuti o Año Nuevo Aymara, también se celebró en varias regiones del país, incluso en la capital cruceña.
En Incallajta, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, participó del ritual y destacó el desarrollo de las culturas precolombinas desarrolladas en la región subandina de Bolivia.
De igual manera se llevó a cabo la celebración en el sector de Samaipata, donde miles de personas se congregaron para la llegada del Willkakuti.
El presidente Evo Morales decretó feriado nacional, para garantizar la presencia de la población a este tipo de eventos que este año se llevó a cabo en decenas de lugares turísticos de todo el país.
INVITADOS ESPECIALES
A este acto llegaron autoridades del gobierno central y departamental, además de invitados especiales, amautas que estaban a cargo del ritual, y la población en su conjunto que se dio cita a Tiwanaku para recibir los primeros rayos del sol.
Este año se tenía prevista la visita del presidente electo de Perú, Ollanta Humala, quien no pudo asistir al acto.
LA CEREMONIA
De la ceremonia participan comunarios, turistas, invitados especiales, que llegaron una noche antes de la ceremonia. En la víspera se realizó un festival de música folklórica y autóctona del lugar, además varios grupos musicales tocaron en vivo a la espera del nuevo año.
En el templo de Kalasasaya, antes de la llegada de los primeros rayos de sol, se preparan rituales de ofrenda a la Madre Tierra en la pirámide de Akapana donde los amautas fueron los encargados de realizar los rituales correspondientes.
El territorio de Tiwanaku fue fundado aproximadamente hace 200 años antes de Cristo, actualmente es un importante centro arqueológico del departamento de La Paz, Tiwanaku cubría alrededor de 6 kilómetros cuadrados con una población máxima de 40 mil habitantes, su característica importante es que se encontraron piedras y templos muy bien diseñados por sus antepasados, las piedras pesan alrededor de 10 toneladas, las cuales tienen una forma rectangular y son esculpidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario