martes, 21 de junio de 2011

Una celebración que recorre el mundo de los ancestros

La celebración del solsticio se considera como uno de los factores de identidad nacional, porque se festeja en las zonas altiplánicas, valles y llanos del país. Entre ellos se encuentra Inkallajta en Cochabamba, Pampa Aullagas y el Cerro Koricancha en Oruro, Samaipata en Santa Cruz, San Lucas en Chuquisaca, y en el departamento de La Paz: Tiwanacu, Konko Wankane, Chiripa, Charazani, Copacabana, Pasto Grande, Yaco, la zona de Ánimas, la ciudad de El Alto y la plaza del Hombre Americano.

El gabinete de ministros declaró en junio de 2009 “feriado inamovible” al 21 de junio de cada año, debido a que esta celebración está extendida por gran parte del territorio nacional. La medida establece la suspensión de actividades públicas y privadas en todo el Estado Plurinacional.

La propuesta, presentada por el Ministerio de Culturas en junio de 2009, fue aprobada por el gabinete a través de un decreto con el argumento de que “las culturas precolombinas andina y amazónica, desde hace miles de años hasta nuestros días, celebran el solsticio de invierno, denominado Willka Kuti en la zona andina y Yasitata Guasú en la tierras bajas”.

El objetivo es recuperar y fortalecer las costumbres ancestrales de los pueblos indígenas y originarios.

La Constitución Política del Estado en su parágrafo 1, artículo 100 establece que “es patrimonio de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, las cosmovisiones, los mitos, la historia oral, las danzas, las prácticas culturales, los conocimientos y las tecnologías tradicionales. Este patrimonio forma parte de la expresión e identidad del Estado”.

La norma se fundamenta también en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada el 13 de septiembre de 2007 mediante la Ley 3760; ésta establece que los pueblos indígenas tienen derecho a practicar y revitalizar sus tradiciones y costumbres culturales, así como mantener, proteger y desarrollar las manifestaciones pasadas, presentes y futuras de sus culturas.

Es, bajo ese marco, que el presidente Evo Morales posesionó ayer a las autoridades originarias de ayllus, markas de kapac omasuyo como preludio del año agrícola que se inicia hoy.

“Es en un día histórico en el que se recuerda el Año Nuevo Andino-Amazónico para que las nuevas autoridades conduzcan la marcha de sus comunidades, capitanías, ayllus, sindicatos y organizaciones de base a nivel nacional, departamental y provincial”, destacó el mandatario.

El Presidente subrayó la importancia de “fortalecer la unidad de las bases y trabajar en procura de las reivindicaciones y luchar por la verdadera descolonización”.

Expresó que se ha iniciado la descolonización “para recuperar la verdadera identidad nacional”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario