jueves, 1 de agosto de 2013

Seis de cada diez bolivianos no pertenecen a pueblos indígenas

Seis de cada diez bolivianos de 15 o más años considera que no pertenece a alguna de las 36 naciones indígenas ni a los afrobolivianos del país, de acuerdo con los resultados oficiales del censo 2012.

Otra forma de expresar este resultado: 58% de los bolivianos no se autoidentifica como indígena, frente a un 41% que sí lo hizo.

De un total de 10.027.254 bolivianos encuestados, sólo se contabilizaron las respuestas de 6.916.732 bolivianos de 15 años o más, que representan un 69% de la población nacional, lo cual equivale a decir que no se requirió el criterio, en cuanto a su pertenencia étnica o a algún pueblo indígena, de 3.110.522 menores de 15 años o el 31% de quienes habitan en territorio nacional.

Entre los resultados más llamativos para la pregunta sobre pertenencia étnica del censo 2012 están los que revelan que hay más bolivianos que se consideran quechuas que aymaras; los primeros suman 1.281.116 y los segundos, 1.191.352, con lo cual se convierten en los dos conjuntos poblacionales originarios más numerosos del país (ver infografía).

Los quechuas fueron los pobladores del imperio incaico o Tahuantinsuyo, con sede en Cusco, que surgió a partir de la segunda mitad del siglo XIV (1350) hasta 1532 y que sojuzgó, desde 1440, a los señoríos collas o aymaras, que emergieron entre 1200 y 1500, antes de que llegaran, en 1535, los españoles al actual territorio nacional.

En el polo opuesto se sitúan los machineri, con 38 personas, y los guarasugwe, con 42, como los grupo étnicos que se autoidentifican como tales y que tienen menos integrantes. Ambos pueblos son de las llamadas Tierras Bajas del oriente del país.

Polémica

Los actuales resultados contrastan con los que se obtuvieron en el censo 2001, cuando un 62% de la población respondió que pertenecía a pueblos indígenas nacionales.

La consulta sobre la adscripción étnica de los bolivianos encuestados estaba incluida en la polémica pregunta 49 de la boleta censal diseñada hace 12 años.

Tras conocerse estos resultados, surgió un inicial debate político sobre el fracaso del Estado nacional, único, que perfiló la Revolución del 52 y la postulada vitalidad de un Estado plurinacional, conformado por naciones y pueblos indígenas, que impulsaron el MAS de Evo Morales y los movimientos sociales afines. Y se planteó que esas cifras tenían que definir las políticas públicas.

En la nueva Constitución Política del Estado se incluyó a las actuales 36 naciones originarias y a los afrobolivianos.

En oposición, se cuestiónó la pregunta 49 porque no incluyó otra opción que no fuera la de pertenecer a algún grupo indígena y se propuso que se agregara la alternativa “mestizo”.

Las observaciones por la falta de la opción “mestizo” volvieron antes del censo 2012; finalmente, la alternativa no fue incluida, pero se añadió la posibilidad de contestar que no se pertenecía a ninguna nación o pueblo indígena. Se podría decir que seis de cada diez bolivianos son mestizos, pero es mejor precisar que no se adscriben como originarios.

MOIRA ZUAZO PolitólogaEl resultado arroja “un dato que hay que tomar con mucha calma”, afirmó la politóloga Moira Zuazo. “Es un dato en todo caso extraño, porque el proceso y tendencia que habíamos vivido en el periodo de los dos últimos censos nos mostraba un claro proceso de tendencia identitaria indígena”, añadió.

“Que este número se haya reducido en un momento en el que nuestra Constitución reivindica las identidades indígenas, que son la base del Estado plurinacional, es extraño”, señaló Zuazo.

Según la investigadora, es necesario analizar el resultado y considerar otras variables. “Hay que mirar cómo se distribuye esta cifra, este porcentaje, en el área urbana y en el área rural”.

“La gran pregunta es si en la sociedad boliviana se está viviendo un proceso de desindigenización identitaria y la segunda pregunta es cuál es el motivo para ello”.

También aclaró que “el peor camino es pensar que éste es un dato duro”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario