martes, 13 de septiembre de 2011

El canciller va al diálogo por el Tipnis De 'indígena a indígena'

A 29 días del inicio de la marcha, el Gobierno aceptó ayer "hablar en el mismo idioma" y por eso envió al canciller David Choquehuanca a negociar con los indígenas que piden respetar su hábitat ante la pretensión de construir una carretera que una Villa Tunari, Cochabamba, con San Ignacio de Moxos, Beni.

La determinación fue adoptada ayer luego de que los marchistas pidieran a llegada de Choquehuanca en el entendido que "de indígena a indígena" se podrán entender mejor, a pesar de que ayer en la mañana el presidente Evo Morales siguió desprestigiando la movilización en una conferencia de prensa, en Cochabamba, en la cual dijo que esta es digitada por las ONGs y algunos resentidos del Movimiento Al Socialismo (MAS).

"Los indígenas han tomado la iniciativa de retomar el diálogo (...) anunció el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, en una conferencia de prensa en La Paz al agregar que pese a tener una agenda recargada en función a la reunión preparatoria de la Comunidad Andina de Naciones programada para el próximo viernes en Cochabamba, el canciller accedió con mucha "convicción" a atender a los marchistas.

En 'La Embocada'. La determinación de reiniciar el diálogo con la presencia de Choquehuanca fue recibida con agrado. Víctor Eamara, del centro de San Ignacio, dijo que es seguro que el canciller tendrá mayor sensibilidad porque sabe cuál es el centro de la demanda. Estarán esperando a Choquehuanca y a los otros dos ministros, Carlos Romero, de la Presidencia; y Wálter Delgadillo, de Obras Públicas.

Más amenazas. Los marchistas se hallan a 29 kilómetros de Yucumo, límite entre Beni y La Paz, donde hay un bloqueo de colonizadores afines al Gobierno. Ayer, cocaleros de Caranavi, a la cabeza de Juan Cachaca, anunciaron otro bloqueo, en Caranavi, un pueblo cercano a Yucumo en la ruta a La Paz.

ANTE ATAQUES DE EVO, INDÍGENAS RESPONDEN:
'Que de una vez nos exterminen'

MARCHA. "Un día marchan unos 50 kilómetros, otro día unos tres, qué clase de marcha es esa (...) La marcha que yo sepa debe estar bien programada".

RESENTIDOS. "Detrás de los intereses políticos y la manipulación a los marchistas están exmilitantes ahora resentidos que han sido alejados de sus funciones, solo buscan azuzar el conflicto y engañar a la gente. (Evo Morales).

'NO ES UNA MARATÓN'. La dirigente de la Cidob, Justa Cabrera, respondió que la marcha "no es una maratón" y le parece extraño que el presidente no lo sepa.

'QUE DE UNA VEZ NOS EXTERMINEN'. Dijo que el presidente Evo Morales o el Gobierno debe sincerarse. "Han llegado policías y militares con metralletas, si no nos quieren de una vez que nos exterminen", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario