domingo, 5 de septiembre de 2010

Sindicatos campesinos indígenas se sostienen con ayuda externa

La Razón consultó a líderes de seis organizaciones sociales; de ellos, los vinculados a sindicatos campesinos e indígenas confirmaron que reciben aportes de organismos internacionales, mientras que las asociaciones que tienen como base a trabajadores con una relación obrero patronal funcionan con aportes de sus afiliados.

De hecho, las cinco organizaciones que son parte del “Pacto de Unidad”: Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Consejo Nacional de Ayllus y Markas de Qollasuyu (Conamaq), la Federación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia "Bartolina Sisa" (FNMCIOB-BS) y la Confederación Sindical de Colonizadores de Bolivia (CSCB), conformaron la Coordinadora de Organizaciones Indígenas Campesinas y Comunidades Interculturales de Bolivia (Coincabol) que tiene apoyo externo.

Esa Coordinadora está dirigida por Sergio Hinojosa, quien también es la máxima autoridad del Conamaq. El dirigente explicó que “tenemos financiamiento, eso es para hacer talleres, fortalecimiento (institucional), pero todo se maneja bajo facturas y auditorías interna y externa”.

Acotó que uno de los proyectos abarca a las cinco organizaciones “con eso nos financiamos la gasolina porque tenemos movilidades”, que fueron donadas por el gobierno de Evo Morales Ayma.

“Estamos con el financiamiento de Ciemen, PNUD, Veterinarios sin Fronteras”, mencionó el dirigente.

Según su web, Ciemen (Centre Internacional Escarré per a les Minories Étniques i les Nacions, en catalán; Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas y Nacionales, en español), es una asociación cultural, no gubernamental y no lucrativa con sede en Catalunya (España), aunque se creó en Italia en 1974.

Trabaja en la problemática de minorías étnicas y la no aceptación de todos los pueblos y comunidades.

Mientras que Veterinarios Sin Fronteras es una ONG que promueve “desde la cooperación un modelo de desarrollo rural justo en favor de la soberanía alimentaria”.

En el caso del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) “es una red mundial de las Naciones Unidas para el desarrollo que promueve el cambio y conecta a los países con los conocimientos, la experiencia y los recursos para ayudar a los pueblos a forjar una vida mejor”, según su web. La entidad confirmó que tiene un programa de apoyo a los sindicatos (ver pág.11).

CSUTCB. El secretario de Tierra y Territorio de la CSUTCB, Rodolfo Machaca, informó de que este ente recibe ayuda de organizaciones internacionales a través de la Coincabol. “Ellos nos apoyan con logística, material de escritorio, gasolina para las movilidades cuando queremos desplazarnos o mantenimiento de movilidades”.

Agregó que se suele recurrir a la cooperación externa para elaborar proyectos, pagar talleres y técnicos.

Actualmente la CSUTCB tiene un programa sobre biodiversidad con la Fundación Protección y Uso Sostenible del Medio Ambiente (PUMA), comentó Machaca; además, busca el apoyo del PNUD para elaborar un proyecto de la década productiva.

El portal de PUMA señala que ésta “es una institución privada (boliviana), sin fines de lucro, administradora y canalizadora de recursos financieros públicos y privados para proyectos productivos que contribuyan a la conservación de los recursos naturales renovables”.

En todo caso, Machaca aclaró que su organización pide “que cualquier convenio que firmamos con ONG, ellos se sometan a nuestra decisión y disposición, es decir, a nuestra visión de la Confederación de Campesinos”.

Salario. El presidente de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Adolfo Chávez, informó que por una resolución de esta organización se determinó que “cada proyecto de cualquier índole se haga (esté a) cargo de algún dirigente” de la entidad.

“Las ciudades son muy caras para vivir para los dirigentes nacionales y departamentales; entonces, lo mínimo que se ha establecido son 500 dólares para adelante. Eso es lo básico, esto pasa por ahora y se lo ha cargado a algunas organizaciones que están apoyando a la CIDOB de una forma transparente”.

Los recursos que perciben los dirigentes son dados mientras dura el proyecto y, según Chávez, son necesarios para que los dirigentes puedan sustentar a sus familias.

En todo caso aseguró que una vez que los diferentes pueblos se fortalezcan económicamente deberán aportar a su organización.

Explicó que se tomó esa determinación porque la cooperación internacional “debe reconocer el trabajo de los dirigentes locales y no sólo usarnos para generar recursos”.

El Pacto de unidad
El Pacto de Unidad nació en Santa Cruz, el 2005 con la CSUTCB, el Conamaq, la Confederación de Colonizadores de Bolivia, la Federación Nacional de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, el Movimiento Sin Tierra, la Coordinadora de Pueblos Étnicos de Santa Cruz, la Organización del Pueblo Mojeño y la Asamblea del Pueblo Guaraní.

Los objetivos conjuntos
Esas organizaciones han constituido el Pacto de Unidad, a partir de la necesidad de impulsar conjuntamente sus demandas, como la realización de la Asamblea Constituyente.

También son la base social del MAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada