martes, 7 de septiembre de 2010

Nuevo Testamento fue traducido al Puquina, lengua nativa de los Chipayas

El Nuevo Testamento inserto en la Biblia, fue traducido al puquina lengua nativa del pueblo Chipaya para lograr que la palabra de Cristo sea conocida por los comunarios respetando sus usos, costumbres y tradiciones, además de haberse grabado el contenido en un reproductor que puede ser escuchado por varias horas durante jornadas especiales.

La presentación del libro y el equipo de comunicación, se realizó en conferencia de prensa por el coordinador de proyectos de la Sociedad Bíblica Boliviana, Pastor Edmundo Flores, la misionera religiosa Silvia Sherwood y los comunarios de Francisco Lazaro Quispe, Antonio Condori y Eustaquio Lázaro al obispo de la Diócesis de Oruro, monseñor Cristóbal Bialasik quién ponderó el trabajo efectuado por varias personas en coordinación con instituciones que apoyan el trabajo de evangelización de miembros de la Iglesia Católica.

El representante de la Sociedad Bíblica Boliviana, realizó la presentación del material que fue editado en una cantidad de 2500 ejemplares y la grabación en formato de audio que se cumplió con la participación de Henry Mamani y Cesar Humerez en un lapso de dos meses, quienes contrataron a 26 personas para que lean el Nuevo Testamento dramatizado y puedan ser escuchados por sus paisanos.

La Sociedad Bíblica Boliviana, institución de servicio a la Iglesia Católica tiene el objetivo de traducir, producir y distribuir la Biblia en todos los idiomas posibles habiendo logrado este propósito al quechua, aymara, guarani y español y el Nuevo Testamento en chiquitano, Guarayos, chipaya, quechua norte en el departamento de La Paz.

Mientras tanto el reproductor que es utilizado por aproximadamente 50 comunidades de Chipaya, funciona con una batería que tiene una duración de alrededor de quince horas y puede ser recargada con un panel solar incorporado al equipo que fue fabricado por el Ministerio Hosanna.

La misionera religiosa Silvia Sherwood que vive en Chipaya hace muchos años, informó que la entrega del Nuevo Testamento fue iniciado en la década de los 60 con apoyo de la familia Morgan quienes vivieron en el lugar por 16 años y tuvieron a sus cuatro hijos, quienes en 1978 presentaron la primera traducción de la Biblia y el 2003 se presentó la primera reproducción de la biblia en formato de audio.

Por su parte monseñor Bialasik agradeció a todos los involucrados que realizaron el trabajo que permitirá que los comunarios de Chipaya puedan conocer a través de su idioma la palabra de Cristo inserta en la Biblia y puedan amarlo y seguir sus enseñanzas además de incentivar a sus hijos a entender lo importante de vivir en continua comunión con Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada