miércoles, 22 de septiembre de 2010

Ñustas del Sol reciben la primavera en la Isla de la Luna del Titicaca

Los pobladores de las comunidades del lago Titicaca se dieron cita en Isla de Coati o Isla de la Luna para recibir a la primavera, entronizar a las Ñustas del Sol y recrear ceremonias de agradecimiento a las deidades de la región.

Vestidos con trajes típicos, los pobladores de las comunidades de Challapampa, Yumani, Coati, Copacabana, Sahuiña y Sampaya fueron testigos de un acto en el que la mujer sabia, esposa del amauta, coronó a cuatro mujeres jóvenes.

“Son las ñustas que ahora tienen el mandato para participar en todos los actos oficiales”, sostuvo Rosario Huanca, jefa de la Unidad de Turismo Comunitario de la Alcaldía de Copacabana. Las ñustas fueron elegidas en actos especiales en las unidades educativas de cada una de las comunidades de Yumani, Challapamba, Coati y Copacabana.

Según dijo, la ceremonia se realizó en el marco de la celebración del “Koya Raymi” que es la fiesta de las elegidas, que llega con el equinoccio del sol, cuando el astro rey se ubica al sur durante seis meses.

Además de coronar a las ñustas, la mujer sabia —que es una persona mayor con sapiencia de los ritos y tradiciones de la región— fue la encargada de depositar en las aguas del denominado Lago Sagrado una ofrenda para agradecer a las deidades y achachilas (dioses) que habitan en las profundidades, por las bondades recibidas y para pedir prosperidad de la tierra en el ciclo agrícola que empieza.

Huanca explicó que en septiembre los comunarios empiezan a preparar la tierra porque “ha llegado el tiempo de la siembra”.

La autoridad municipal señaló que el objetivo de realizar estas ceremonias es el de recuperar y revalorizar una ceremonia ritual de trascendencia ancestral perteneciente al municipio de Copacabana y que involucra a todas las comunidades que son parte de la provincia Manco Kápac del departamento de La Paz. Con ello se busca incrementar el turismo.

Acotó que este tipo de ceremonias se practicaban en tiempos del período del incario, por eso la Isla de Coati o de la Luna fue el escenario escogido. La ceremonia principal se realizó en el templo denominado Iñak Uyo o Palacio de las Vírgenes, donde se dice que habitaban las denominadas vírgenes del sol y que en la actualidad es uno de los atractivos turísticos más importantes de Copacabana.

“Este palacio era el Acllahuasi o Casa de las Escogidas. La literatura del tiempo del incario señala que ahí las mujeres aprendían diferentes oficios”, explicó la jefa de la unidad de Turismo Comunitario de Copacabana.

Tras la coronación de las ñustas y la entrega de la ofrenda a los achachilas del lago Titicaca, los comunarios y los invitados, entre ellos los turistas que llegaron al lugar, compartieron un tradicional apthapi, con alimentos preparados por los habitantes de la región y que fueron colocados sobre un mantel extendido en el piso.

Las danzas autóctonas dieron espectáculo

Seis comunidades que son parte de la provincia Manco Kápac demostraron ayer, en la Isla de la Luna, danzas autóctonas donde las mujeres fueron las protagonistas principales.

Según Rosario Huanca, jefa de la Unidad de Turismo Comunitario del municipio de Copacabana, las danzas de las seis comunidades recrean historias del tiempo del incario y reflejan el rol que jugaban las mujeres en el templo del inca gobernante.

Las comunidades que participaron fueron: Challapampa, Yumani, Sampaya, Kawiña, Kusijata y como anfitriona Coati. La danza de esta última comunidad se denomina “Guardianes del Acllahuasi” o Guardianes de la Casa de las Escogidas, en la que hombres y mujeres se presentan con trajes elaborados con material de totora. Los varones cargan lanzas y las mujeres, al centro, recrean la vida de las ñustas del inca.

La comunidad Sahuiña se presentó con la danza de “Los balseros del Titicaca” en la que se destaca el uso de instrumentos nativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada