martes, 28 de septiembre de 2010

Campesinos llevan a un tribunal a 5 legisladores

Campesinos del sur de Potosí decidieron el domingo remitir a la Comisión de Ética del Movimiento Al Socialismo a cuatro legisladores que engrosaron piquetes de huelga de hambre instalados en ese departamento durante el conflicto regional que se extendió por 19 días, entre julio y agosto.

Los senadores Eduardo Maldonado y Luis Martínez, y los diputados Juan Carlos Cejas, Benito Ramos y Hugo García, además de la asambleísta departamental Narda Medina, fueron acusados de prestarse a intereses de cívicos de Potosí.

El voto resolutivo lo firman organizaciones como la Federación Sindical Única de Mujeres Campesinas del Altiplano Sur-Bartolina Sisa, la Federación Regional Única de Trabajadores Campesinos del  Altiplano Sur (Frutcas), Centrales Provinciales del Sudoeste y el MAS-IPSP-Regional.

Olga Mamani Machaca, secretaria ejecutiva de la federación de mujeres campesinas, acusó a los asambleístas de haber traicionado al MAS. “Tienen que pagar nomás sus errores. Han entrado en huelga de hambre cuando ellos deberían dar una solución”.

REACCIÓN. Maldonado, Cejas, García y el legislador potosino David Cortez ingresaron en huelga de hambre el 3 de agosto por la pacificación de Potosí, cuya dirigencia cívica organizó el 20 de julio protestas en contra del Gobierno. Ramos y Martínez no entraron en huelga, pero apoyaron a sus colegas en la extrema medida.

Las demandas fueron: construcción de un aeropuerto; reactivación de la planta de Karachipampa; solución al conflicto limítrofe entre Potosí y Oruro; temas carreteros y la protección del Cerro Rico. Ramos y García coincidieron, por separado, en que las acciones asumidas por Frutcas no representan al conjunto de organizaciones sociales.

“No he sido elegido por Frutcas, sino por otra organización”, afirmó García y Cejas evitó hablar del tema. El voto resolutivo prohíbe al gobernador Félix Gonzales coordinar con Comcipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada