viernes, 24 de septiembre de 2010

Ayoreos, chiquitanos, guaraníes, mojeños y guarayos realizaron una serenata

Son los sonidos de un antiguo canto gutural, doña Luisa, una anciana ayorea, rindió homenaje a Santa Cruz. Su intervención fue parte de la serenata de los pueblos indígenas organizada en protesta porque no fueron incluidos en el programa oficial de los festejos del Bicentenario.
¿Acaso tendremos que esperar otros 200 años para que nos tomen en cuenta? Se preguntó el presidente de la Asamblea del Pueblo guaraní, Celso Padilla, que explicó que pese a que los guarayos, chiquitanos, mojeños, guaraníes y ayoreos viven en este territorio hace siglos, fueron olvidados al momento de preparar la celebración de los hechos libertarios de 1810. Lamentó que ni la Gobernación ni la Alcaldía cruceña ni el Comité pro Santa Cruz se hubieran acordado de los habitantes de los pueblos originarios.
El asambléista Filemón Suárez también expresó su molestia al señalar que se sintió insultado cuando funcionarios de la Alcaldía le indicaron que debía pedir permiso si quería realizar alguna actividad en la plaza.
“Este lugar es nuestro patio grande, los pueblos indígenas estamos aquí desde hace mucho y nunca tuvimos que pedir permiso para andar por nuestro territorio”, sostuvo. Suárez informó que presentaron ante la Asamblea un proyecto de ley que permitirá la atención de las demandas de los habitantes originarios que conforman 34 etnias en las tierras bajas y dos en el occidente.
El asambleísta señaló que las necesidades son numerosas y que es importante que los habitantes indígenas sean censados, pues en el anterior censo casi nadie quería declararse como indígena, pues hace una década “en el país ésta era una categoría inferior”.
“Necesitamos saber cuántos somos y esperemos que después del próximo censo dejemos de ser invisibles”, manifestó.
Los miembros de los pueblos indígenas también expresaron su desaliento porque no pudieron participar en la Fexpo. Jaime Casanova, de la Chiquitania, explicó que cuando pidieron un espacio para vender sus artesanías les indicaron que ya no había campo ni para un alfiler.
“Por todas esas razones estamos aquí esta noche, necesitamos hacer saber que somos un pueblo vivo”, sostuvo.
La serenata se realizó en la plaza 24 de Septiembre, frente a la casa de Gobierno a partir de las 22:00, luego de que concluyera la sesión de honor de la Asamblea Legislativa.
En el acto participaron distintos grupos de baile de jóvenes que llegaron desde las comunidades indígenas y también participaron estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno y de la escuela superior de formación de maestros Enrique Finot.
La serenata se desarrolló con el apoyo entusiasta de público, que acompañó las danzas autóctonas con alegría y muchos aplausos.
Estuvo presente como invitado el gobernador Rubén Costas, que luego de la sesión de honor se sumó a la serenata junto a otras autoridades departamentales.
El alcalde Percy Fernández, también saludó al público y a los organizadores, pero se excusó de participar porque debía coronar a la reina de Santa Cruz en El Arenal.
En la plaza 24 de Septiembre anoche se vivía un ambiente de fiesta con varias bandas de colegios que rindieron homenaje a Santa Cruz.

No sólo somos folclore
José Bailaba / Dirigente chiquitano
Ya no queremos que sólo nos vean como folclore, como algo pintoresco para alegrar las fiestas, somos pueblos vivos que tenemos muchas necesidades y que durante toda la historia de este país nunca han sido atendidas.
Es cierto que ahora la Constitución Política del Estado nos reconoce y señala que tenemos los mismos derechos que todos los ciudadanos de este país, pero no queremos que eso se quede en el papel, debe ponerse en práctica, pero lamentablemente seguimos viendo que eso todavía está lejos de concretarse, se nos sigue ignorando y excluyendo.
Esta serenata es una muestra de que estamos presentes y de que tenemos conciencia de que nuestro protagonismo para el desarrollo de esta tierra siempre ha sido importante pero nunca reconocido. Estamos trabajando para que se apruebe una ley que garantice que nuestras necesidades serán atendidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada