jueves, 23 de septiembre de 2010

Guaraníes vetan operaciones petroleras en Bolivia

Indígenas guaraníes del sudeste de Bolivia anunciaron que impedirán operaciones petroleras de la española Repsol YPF y de cualquier otra empresa en un territorio al que declararon patrimonio cultural, anunció un dirigente de los nativos.

"Hemos visto que es inconveniente el ingreso de cualquier petrolera a la comunidad de Tantayapi, declarado patrimonio histórico y cultural de la nación guaraní", dijo el jueves el presidente de los guaraníes Celso Padilla.

El temor de los indígenas es que las operaciones petroleras afecten el medioambiente en la zona, y anunciaron que enviarán una queja a las ONU si no es acatada su decisión tomada en una asamblea el pasado lunes.

Padilla dijo a la emisora Erbol que representantes de Repsol estaban presentes cuando la asamblea guaraní tomó la decisión.
"Queremos que se respete nuestro derecho", acotó.

No es primera vez que los guaraníes, la tercera etnia de Bolivia después de los quechuas y aymaras, se oponen a las operaciones petroleras en su territorio. Una ley obliga a la empresas a consultar a las comunidades nativas y acordar con ellas formas de compensación.

Repsol YPF anunció en noviembre del año pasado inversiones por 1.500 millones de dólares en los próximos cinco años en el desarrollo de reservas de gas natural.

La nacionalización de los hidrocarburos decretada por el presidente Evo Morales en mayo de 2006 obligó a una docena de multinacionales a renegociar sus contratos para convertirse en operadoras de la estatal YPFB. Repsol fue la primera en aceptar las nuevas reglas y se asoció a compañía estatal.

Las mayores operaciones petroleras se hallan a 620 kilómetros al sudeste de La Paz en la región del Chaco boliviano, donde están asentados los guaraníes que alcanzan a unos 90.000 individuos.

El gobierno no se pronuncio por el momento sobre la demanda de los indígenas y la empresa dijo que analiza la situación.

Tantayapi es una remota comunidad, último refugio donde los guaraníes conservan sus costumbres ancestrales casi intactas.

Los varones llevan aún el cabello largo y las mujeres visten trajes típicos y pintan sus rostros. Es también una de más conservadoras en la protección de su hábitat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada