viernes, 8 de marzo de 2013

Urus marchan para evitar su desaparición

Exigen una ley que reconozca su hábitat en torno al espejo de agua de Oruro.

Una columna de indígenas urus del Poopó proveniente de las comunidades de Llapallapani y Villañike, Oruro, marcha hacia La Paz en demanda de que la Asamblea Legislativa Plurinacional sancione una ley que reconozca su derecho a ejercer sus prácticas culturales propias dentro de su hábitat.
La caminata comenzó el martes en Kasa Wasa, localidad ubicada a unos 12 kilómetros de la ciudad de Oruro, y ayer alcanzó la población de Caracollo. Los indígenas esperan llegar el miércoles a su destino.
El drama de los urus. Marcelo Lara, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), explicó que los urus, en general, sufren discriminación y persecución desde hace siglos.
A diferencia de aymaras y quechuas que pueblan el altiplano orureño, los urus del Poopó no son un pueblo agroganadero, sino que vive de la caza, la pesca y la recolección de especies nativas de ese espejo
de agua.
Por esa característica ancestral, los urus del Poopó fueron discriminados, extremo que se incrementó a partir del declive del lago a causa de la actividad minera, el calentamiento global y la contaminación.
Por esa razón, los comunarios se vieron obligados a establecerse en el área, ahora seca, que anteriormente era cubierta por el agua, pero los vecinos aymaras, principalmente, y quechuas, en menor medida, avanzaron sobre esos terrenos en busca de nuevas áreas de cultivo.
En declaraciones a la red Erbol, Andrés Choque, presidente de la marcha, explicó que los aymaras emplean alambre de púas para delimitar terrenos.
“Queremos que una ley nos reconozca dentro del área”. Esa conquista es perseguida por los urus del Poopó desde 1997.

UN PUEBLO ACOSADO. Según Lara, unas 800 personas, divididas en tres comunidades, forman el pueblo uru del Poopó, que, debido a la influencia mayoritaria de los aymaras y quechuas, dejó de emplear su propio idioma, aunque mantiene sus valores y estructura cultural.
“Ellos discrepan con el denominativo de uru murato. Dicen que es parte de la discriminación de la que han sido objeto desde la época de la Colonia”.
La tercera comunidad uru del Poopó, que no participa en la marcha, es Puñaca Tinta Marçia.

250 personas aproximadamente forman la columna que hoy caminará de Caracollo hasta Konani, sobre la vía La Paz-Oruro.

ETNOCIDIO ES LA DESTRUCCIÓN DE LA CULTURA DE UN PUEBLO DIFERENTE AL QUE IMPONE EL FENÓMENO.

EL PRESIDENTE de los PESQUEROS URUS, Pedro Mauricio Rivas, declaró al boletín del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), de Oruro, que en estos últimos tiempos las comunidades urus sufrieron permanentes invasiones de sus territorios y discriminación por parte de sus vecinos aymaras. Dijo que, “lamentablemente, en estos últimos días hemos llegado a una situación insostenible cuando los vecinos aymaras han empezado a cercar el territorio que llega hasta el lago en desmedro de nuestras tierras”.

UN PUEBLO QUE DICE HABER SIDO OLVIDADO POR EL ESTADO. Andrés Choque, presidente de la marcha, dijo que la demanda de su pueblo data de hace 15 años. “Nadie hace caso a nuestra demanda. Somos olvidados por las autoridades, pese a que somos reconocidos en la nueva Constitución Política del Estado”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada