sábado, 23 de marzo de 2013

Chocan policías e indígenas en Brasil

La policía antimotines ingresó ayer al complejo de un antiguo museo de culturas autóctonas y desalojó a decenas de indígenas que durante meses resistieron el desahucio en el lugar, el cual será demolido como parte de los preparativos para el Mundial de Fútbol de 2014.

Algunos de los invasores se marcharon pacíficamente del sitio ubicado junto al legendario estadio Maracaná. Otros fueron esposados y retirados por la fuerza del inmueble para ser llevados a un albergue temporal que les facilitó el Gobierno.

Las autoridades dijeron que construirán un nuevo centro cultural indígena que pueda proporcionar albergue, pero no será completado en los próximos 18 meses.

Enfrentamientos

Mientras los indígenas eran desalojados, numerosos partidarios de ellos se enfrentaron con la policía, que recurrió a gas lacrimógeno, gas pimienta y balas de goma para repelerlos.

Casi media hora después del ingreso de la policía al museo, todos los indígenas estaban fuera del inmueble y la mayoría de los manifestantes se había dispersado.

Podían verse policías destacados en la azotea y en los alrededores del recinto.

El museo ha estado en el centro de una prolongada disputa judicial entre los invasores y las autoridades estatales y locales, las cuales pretenden demolerlo como parte de las renovaciones para el Mundial. El Maracaná, por su parte, será escenario de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos.

Las autoridades no han precisado exactamente qué sustituirá al museo, pero afirman que la zona tendrá un nuevo estacionamiento, un centro comercial y salidas más amplias para el estadio.

El grupo indígena incluye hombres y mujeres de unas 10 etnias —en su mayoría guaraníes, pataxos, kaingangue y guajajara— que llevaban años habitando en 10 viviendas que construyeron en el viejo museo indígena abandonado desde 1977.

El gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, dijo en una conferencia de prensa en octubre que la demolición del complejo es necesaria para el Mundial.

“El Museo Indígena cerca del Maracaná será demolido. Lo exige la FIFA y el comité organizador de la Copa Mundial. Viva la democracia, pero el edificio carece de valor histórico. Lo vamos a demoler”, dijo Cabral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada