sábado, 8 de marzo de 2014

Mujeres mosetenes exigen la reparación de daños por lluvias

Diez comunidades del pueblo Mosetén, al norte del departamento de La Paz, están incomunicadas por las lluvias. Han perdido sus cultivos, no tienen agua potable y sufren males que han ocasionado la muerte de un bebé. Sus representantes piden ayuda.
Elsa Barrionuevo es la máxima autoridad de las mujeres en la comunidad indígena mosetén. Está en la sede del Gobierno, junto a otros representantes de su pueblo, para reclamar la reparación de los daños. "Nos hemos quedado sin la única forma de sustento: la agricultura. Las márgenes de los ríos donde secultivaban frutas y verduras se encuentran completamente anegadas. La lluvia arrastró con toda la producción”, explica.
Además con el agravante de que las aguas se han empantanado y con el intenso calor que precede a las lluvias, "la tierra se está pudriendo”, cuenta Daily Endara, otra representante mosetén. "Esto está generando nuevas enfermedades porque además se están generando los zancudos, que son los portadores del dengue”, añade.
Por si fuera poco, las inundaciones han arruinado el camino de tierra. Como consecuencia, los comunarios sólo pueden comunicarse por el río, cuando la crecida de éste no lo impide.
La mayoría de residentes tampoco cuenta con motores propios para los botes. Ante esta situación, los precios de los alquileres de lanchas se han duplicado, comenta Barrionuevo.
" La gente no tiene dinero para salir de sus comunidades, ni siquiera en situaciones de emergencia”, comenta la representante. No hay productos agrícolas para vender ni perspectivas de recuperar pronto la tierra para comenzar nuevos cultivos.
Además, el deslizamiento de los cerros provocó la destrucción de las tuberías y se han quedado sin agua potable. "Estamos usando agua sucia de los ríos de La Paz y Cochabamba para lavar la ropa, beber, hacer la comida. Esto nos causando muchas enfermedades en adultos y niños, como diarreas; también hay sarna”, especifica Barrionuevo.
Como consecuencia de esta dramática situación se ha producido la muerte de un bebé enfermo de tifoidea. "No pudo recibir atención médica a tiempo porque no había camino”.

Aunque agradece la ayuda que hasta ahora han recibido los mosetenes de parte del Gobierno -alimentos básicos y medicamentos-, Barrionuevo expresa su preocupación "porque dentro de un tiempo no muy largo se nos acabará la ayuda”.
Por esta razón pide que se lleven a cabo medidas para restablecer la carretera de tierra, el agua potable y los cultivos. "Para nosotros son temas prioritarios”, asegura.
Cuenta que en su región hay cultivos que demandan mucho esfuerzo. Por ejemplo, el árbol de la papaya tarda nueve meses en dar frutos comestibles; el plátano, un año; y los cítricos, tres años. Por el contrario el zapallo, el maíz o la sandía tardan tres meses. "Lo primero que necesitamos son semillas de verduras para abastecer a nuestras familias”, asegura doña Elsa.
A pesar de las condiciones climatológicas, "las mujeres indígenas estamos acostumbradas a trabajar el chaco y nos gusta. Trasteamos en bidones y hacemos lo posible para que sí o sí la tierra produzca, porque eso es lo que vamos a consumir y a dar a nuestra familia” asevera Endara, que también es coordinadora territorial de Distrito Bajo Inicua.
Uno de los motivos por los que necesitan reabrir cuanto antes el camino de tierra es que las clases escolares permanecen suspendidas. Los profesores no pueden llegar a las escuelas, muchas de las cuales están cerradas pues han sido adaptadas como albergues para los damnificados.

Las comunidades mosetenes se caracterizan por contar con un alto índice de población infantil. Cada familia tiene una media de seis hijos. Los representantes han acudido a la ciudad paceña para explicar su situación y solicitar ayuda a las autoridades.
"Las mujeres, mejor que nadie, sabemos las necesidades que tenemos y sacamos de donde sea para dar de comer a nuestros hijos”, concluye Barrionuevo. Y recalca su pedido de ayuda para su comunidad. "Es una situación de desastre”, dice

No hay comentarios:

Publicar un comentario