sábado, 30 de junio de 2012

Integrantes de la IX Marcha continúan en vigilia hasta que los convoquen a dialogar

Los integrantes de la IX Marcha por la defensa por el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) afirman que continuará en su vigilia permanente todo el tiempo que sea necesarios hasta que el Gobierno decida dialogar con sus legítimos representantes nominados por ellos mismos.

"Conocemos que los ministros han dicho que no dialogarán ni con mi persona, ni con Fernando Vargas, ni con Adolfo Chávez", afirmó la representante de la Columna de la IX Marcha Bertha Bejarano.

La representante indígena sostuvo que en la víspera hicieron entrega de una Carta con destino al Presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, donde le señalan que no aceptarán "ningún chantaje para dar inicio al diálogo".

"No son ellos quienes van a decidir quiénes son los que se van a sentar a dialogar, acá decide la columna de la marcha quienes los van a representar. Y, por último, quiero decirle al señor Evo Morales que esta Columna de la Marcha de 1.500 personas vamos a entrar a la Plaza Murillo, porque es de todos los bolivianos y de esta gente indígena que exige sus derechos", aseveró Bejarano en la vigilia que mantiene en puerta de la Vicepresidencia.

La representante indígena criticó que el Gobierno esté manipulando a los Corregidores del Tipnis a quienes hizo traer desde ese lejano territorio para que se sienten a dialogar en una especie de contrapeso con los marchistas.

"Ha hecho el Gobierno traer a sus corregidores que él ha elegido en las comunidades del Tipnis y con ellos se va a reunir, en franca violación de la Constitución Política del Estado donde nos reconoce a las autoridades elegidas por uso y costumbre", afirmó Bejarano.

La aseveración de la representante indígena tiene como argumento el hecho que la Constitución Política del Estado, en su Artículo Segundo, establece la autonomía, la libre determinación y el autogobierno de los pueblos indígenas y, en el nuevo ordenamiento territorial, se reconoce a esos territorios indígenas.

En ese sentido, da cuenta que el Territorio y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) es un territorio reconocido que tiene un Título otorgado por el propio presidente Evo Morales en 2009, aunque se les quitó 250 mil hectáreas que fueron entregadas en el Polígono Siete a los avasalladores del parque que son migrantes y colonizadores que han arrasado con los bosques y que buscan ampliar la frontera agrícola de la coca excedentaria.

Días atrás, el sociólogo Raúl Prada afirmaba que: "Existen dos tipos de título, los títulos comunitarios que han sido entregados a la Sub Central del Tipnis y los otros títulos individuales que han sido entregados a los colonizadores, en la mayor parte, y a las nueve comunidades Yuracaré de las que han desaparecido ocho y sólo queda Santísima Trinidad; pero, ninguna de estas comunidades representa al Territorio Indígena del Tipnis, no forman parte de los titulares del Tipnis, ellos son propietarios individuales, donde cada familia posee alrededor de 50 hectáreas aproximadamente, entonces, han perdido su condición de ser titulares y de tomar cualquier decisión sobre el territorio indígena de parte del Isiboro Sécure".

Consultada acerca de las afirmaciones del Ministro de Gobierno, Carlos Romero, que la desautorizó para conformar con ella una mesa de diálogo, Bejarano respondió que "parece que se le terminó los argumentos legales para con los pueblos indígenas".

"Hoy queriendo denigrar y desprestigiar a dirigentes cuando decimos y pensamos de diferente manera, cuando no queremos ese tipo de desarrollo en nuestras comunidades, colonizadas y cocaleros que es lo que ellos quieren. Yo pido al señor (Carlos) Romero, que ayer fue nuestro asesor y que conoce realmente cómo es la estructura orgánica de los pueblos indígenas. Ayer nos enseñaba cómo debíamos defender nuestro territorio, hoy lamentablemente queriendo discriminar, queriendo desprestigiar a mi persona como dirigente, como indígena y como mujer, con otro tema que no tienen nada que ver con los pueblos indígenas", dijo Bejarano.

Por lo menos un centenar de indígenas permanece en una vigilia constante en la intersección de las calles Mercado y Potosí, sobre la calle Ayacucho frente a las puertas de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional.

"Yo voy a aguantar lo que sea necesario. No vamos a perder vidas en esta IX Marcha y para que el Gobierno convoque a una contra marcha para luego desvirtuar el sacrificio de los más de ciento y tantos días no es justo; por lo tanto, aquí nos vamos a quedar hasta que el Gobierno de solución a nuestro conflicto demandado en nuestra Plataforma, porque queremos un Tipnis digno y no un narco Tipnis", explicó la dirigente quien constantemente durante su intervención era aplaudida por quienes protagonizan la vigilia.

Llenan San Javier con tradiciones de yarituses

Cientos de danzantes yarituses llenaron con tradiciones ancestrales San Javier. Aunque en el calendario religioso mundial es la festividad de San Pedro y San Pablo, la población vivió un día especial, pues es único en este lugar un ritual que en sus inicios fue pagano, pero que hoy es cristiano.

Abuelos y yarituses son los dos personajes que caracterizan los danzantes; promesa o devoción son los motivos por los cuales se participa en este ritual, algunos llevan toda una vida, otros entre 5 y 10 años, otros recién empiezan, unos siguen los pasos de algún familiar que transmite la creencia a hijos y nietos.

Desde muy temprano y al son de la tamborita hicieron el saludo a la aurora y luego se concentraron en la piedra de los apóstoles para dirigirse al templo misional donde se ofició la misa en honor a San Pedro.

La presencia de niños como yarituses y abuelos ha demostrado que hay una nueva generación por delante que tomará la posta para continuar con el ritual.

Hoy sábado continúa la festividad, esta vez en honor a San Pablo con el mismo programa. Los yarituses visitarán la casa de las religiosas Obreras de la Cruz, donde harán el ritual de danza en círculo y el agradecimiento especial a todas las personas que participaron este año en los actos. /MC

Indígenas inician una vigilia en cercanías de plaza Murillo

La IX marcha indígena en defensa del TIPNIS, que llegó a La Paz el miércoles, se declaró ayer en movilización permanente en la ciudad y exigió al Gobierno la convocatoria a un diálogo sin condiciones.

“Desde este momento, la IX marcha se declara en movilización permanente y esperamos que el Gobierno no siga planteando condiciones oscuras que no las aceptaremos”, dijo Celso Padilla, dirigente guaraní.

La decisión fue tomada en una asamblea de la marcha que se realizó ayer en el coliseo de la UMSA y antes de movilizarse. En una carta dirigida al presidente Evo Morales le recordaron que su sector le invitó en reiteradas ocasiones a abrir el diálogo, pero no respondió y dejó que sus ministros deslegitimen a sus dirigentes como excusa para no abrir el diálogo.

“Nuestra marcha, que pide un diálogo sin condiciones, ha planteado a su Gobierno una plataforma de demanda de nueve puntos que queremos discutir en el marco de un diálogo serio. Los presentes al diálogo serán aquellos a quienes la columna de la IX marcha indígena soberanamente designe”, señala la carta.

Los indígenas ratificaron que sus representantes oficiales ante una eventual mesa de diálogo serán designados por la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Consejo de Markas y Ayllus del Qollasuyo (Conamaq), Subcentral TIPNIS y corregidores del Isiboro Sécure que participaron en la IX marcha indígena.

La marcha, que demanda la anulación de la Ley 222 de consulta “previa” en el TIPNIS, intentó en vano ingresar a la plaza Murillo porque la Policía lo impidió. La columna indígena también rechazó hablar con los dirigentes del Consejo Indígena del Sur (Conisur, afín al Gobierno), quienes renunciaron a una titulación colectiva para consolidar sus propiedades individuales.

El dirigente de la CIDOB, Adolfo Chávez, quien marchó con una sonda de suero en uno de sus brazos, aseguró que no responderá a las denuncias del Gobierno de que habría recibido 30.000 dólares de bingo Bahití y otros para no entrar en el juego del Ejecutivo.

La marcha, integrada en gran parte por indígenas varones, al no poder ingresar a la plaza Murillo, instaló un campamento precario frente a la Vicepresidencia y hasta el cierre de esta edición (23:00) continuaba en medio del aliento de la tamborita y los sicuris de las tierras altas.

La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) advirtió que el Gobierno está vulnerando el derecho a la autodeterminación. “Los representantes son elegidos por sus bases y los únicos que pueden calificarlos o descalificarlos son los que los eligen” dijo su presidenta Yolanda Herrera.

Los marchistas requieren otro albergue y más medicamentos

Los caminantes de la IX marcha indígena, que llegaron a la ciudad de La Paz desde el oriente boliviano, precisan otro albergue que los cobije para evitar el hacinamiento y medicamentos para curar sus enfermedades, especialmente las respiratorias.

Los más de mil originarios están apostados como pueden en el coliseo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y en el edificio “viejo” de esa entidad. “Esto imposibilita cuidar su salud y la higiene de los mismos”, dijo Martín Rengel, jefe de la Unidad de Brazo Social del Gobierno Municipal de La Paz.

Otro grupo que estaba en carpas en la plaza Mayor se trasladó la tarde de ayer a inmediaciones de la Vicepresidencia.

El jueves, el director municipal de Salud, Marco Caviedes, informó que el hacinamiento y las condiciones climáticas impiden mejorar las condiciones inmunológicas de los integrantes de la IX marcha. Además, no pueden suministrar a las personas enfermas las 2.000 dosis contra la gripe AH1N1.

“Esperamos disminuir el hacinamiento para realizar una campaña de bloqueo epidemiológico de todos los marchistas”, dijo.

Aseguró que en una semana se atendieron más de 900 consultas externas; 35 niños y 25 adultos fueron internados en las recientes horas en el hospital La Merced, hospital del Niño y hospital del Tórax con diversas patologías, especialmente infecciones respiratorias, neumonías, bronquitis, amigdalitis, pero además cálculos biliares, problemas digestivos, gastroenteritis y otros.

Ayer, durante la marcha que se desarrolló desde el coliseo de la UMSA hasta inmediaciones de la plaza Murillo, muchos indígenas tuvieron que sentarse en las puertas o ventanas aquejados por una fuerte tos, lo que reveló el estado en que se encuentra la columna, que está acostumbrada al calor de tierras bajas.

Rengel dijo que fue muy importante el apoyo de la población a los indígenas con ropa, medicina y alimentación; sin embargo, dijo que por ahora “lo que menos se recomienda es ropa” y lo que se precisa es esencialmente dotación de colchones, frazadas, medicamentos y alimentos.

“Sería importante, además, que la gente que quiera pueda enviar algunos kits de limpieza, como papel higiénico, pañales desechables, toallas, cepillos dentales, champú y otros que consideren aptos para el uso personal de las personas, sobre todo para los niños y niñas”, pidió.

Requerimientos
Medicamentos Para la IX marcha se precisan jeringas de 5 cc, jeringas de 10 cc, Triapen Forte (ampollas), Triapen 6.3.3 (ampollas), Sorojchi Pill (comprimidos), Puna Caps (cápsulas), Ibuprofeno de 400 y 800 mg (comprimidos), Complejo B (ampollas) y Dexametrasona 8 mg (ampollas).


Otras Kits de limpieza, colchones, frazadas, alimento fresco diario y agua.

'Adivinos' andinos anticipan el futuro en plomo, cerveza y huevo

Rosa Q., una comerciante indígena aymara de mediana edad en La Paz, vierte la clara de un huevo en un rebosante vaso de cerveza esperando que un adivino andino interprete las caprichosas formas que surgen de la mezcla, donde está escrita la suerte que le depara el futuro.

De elegante blusa blanca, colorida manta y polleras negras, Rosa lleva un vistoso broche áureo en el pecho, aretes dorados y sombrero borsalino, mostrando la importancia que tiene para ella esta cita con su destino.

"Quiero saber mi suerte", le dice en un cuchicheo al adivino esta mujer mestiza de raíces aymaras, dueña de un negocio de telas en una zona comercial popular en el oeste de la ciudad.

El 'yatiri' (adivino y también curandero) inicia entonces el ritual, que se desarrolla en una calle de San Pedro, en el centro de La Paz, el ex 'barrio de indios' de la Colonia, habilitada cada año en esta época para esta añeja práctica.

Rosa se frota escrupulosamente las manos con alcohol para purificarlas y pasa el huevo sobre su pecho para que la clara, que luego será vertida sobre un vaso de cerveza, "exprese correctamente los deseos de su corazón", señala el chamán, también aymara y con un cuarto de siglo en el oficio.

Todos los años, al igual que muchas otras personas, Rosa acude a esta festividad que hace alusión a los padres de la Iglesia Católica, San Pedro y San Pablo.

La lectura de la suerte en estas fechas responde a una práctica antigua en el mundo andino y forma parte del período de "renovación" que se abre tras el solsticio de invierno en el hemisferio sur, el 21 de junio, que marca el inicio de un nuevo año, que para los aymaras es tiempo propicio para auscultar el futuro.

El destino de los negocios, los estudios, el trabajo, la salud, las relaciones amorosas o simplemente sobre el futuro en general, son las consultas más frecuentes que reciben los videntes andinos, dice el 'yatiri' Wilmer Zegarra.

El chamán derrama alcohol sobre el suelo en dirección de los cuatro puntos cardinales, invocando en voz baja a los 'achachilas' (deidades andinas), a las montañas protectoras e incluso a algunos santos católicos, en expresión de sincretismo.

Mira la copa a trasluz, interpreta las múltiples formas surgidas de la mezcla del huevo y la cerveza y, en voz baja, sólo para que escuche la cliente, absuelve sus consultas sobre el futuro de sus actividades comerciales.

Por la sonrisa que esboza, Rosa parece satisfecha con el mensaje que recibe y bebe el vaso de cerveza "para que su suerte no se vaya a otra persona", lo que ocurriría si derramara el espumante líquido en el suelo.

En la misma acera, sentados en estrechos asientos de madera, una docena de adivinos atiende las consultas de sus ocasionales visitantes, la mayoría de ellos de origen indígena, aunque no faltan mestizos de clase media.

Forman una fila para ser atendidos por el adivino que inspira en ellos más confianza. Unos vienen sustentados en sus creencias, otros sólo por curiosidad.

Kevin Cuéllar, joven de 19 años estudia en el Colegio Militar de Aviación, vino, acompañado de su madre, a indagar sobre su futuro militar. "Me va a ir bien en los estudios", le comenta satisfecho a la AFP. Verónica Rojas, una veinteañera, reconoce que consultó sólo "por curiosidad".

Los adivinos andinos, ataviados con ponchos, gorros de colores y sacudiendo oxidadas campanillas, emplean múltiples métodos para leer el futuro: cerveza con clara de huevo, plomo derretido, alcohol, cigarro y hojas de coca. También dicen estar capacitados para descifrar las cartas.

Más allá, otro cliente deposita en un recipiente de agua fría una cucharada de plomo derretido al calor. Al tocar el líquido, el metal adquiere diversas figuras, que el adivinador descifra pacientemente. Superficies lisas, concavidades, picos, cada una de las formas contiene un mensaje en clave, que solo los entendidos pueden descifrar.

En el mundo andino, los adivinadores son seres predestinados por algún rasgo físico particular o alguna experiencia extraña. Zegarra afirma que le cayó un rayo, y Mario Ramos, otro adivinador, dice que nació de pie. En ambos, su práctica viene de tradición familiar.

"Hay que creer para que se cumpla todo lo que se ha dicho", advierte el vidente Ramos.




viernes, 29 de junio de 2012

Once muertes en 22 años de marcha indígena

Una madre guaraya y su hijo recién nacido murieron en Samaipata cuando daba a luz. En esa movilización, en 1996, los indígenas consiguieron la aprobación de la Ley INRA.

La reforma de esta ley, conseguida con la sexta marcha en 2006, se cobró otras dos vidas. Dos indígenas fueron atropellados mientras marchaban cerca de Bulo Bulo.

Las otras siete muertes fueron en defensa del Tipnis, irónicamente el primer territorio indígena titulado. Un bebé, un niño y un joven dirigente perecieron durante la octava marcha y en solo diez días, la novena marcha se ha llevado a dos dirigentes tsimanes (Otilia Cunay y Alejandro Cayuba), un paramédico paceño (Justo Illanes) y a Karen Yesenia.

Ante este último fallecimiento, el defensor del Pueblo respondió exigiendo al Gobierno atención médica para toda la columna de la marcha y pidiéndole que instale el diálogo de una vez por todas para evitar las desgracias.

La muerte de la bebé indígena se transformó en tema congresal. La bancada oficialista aprobó una resolución condenando la muerte y exigiendo al defensor del Pueblo que la investigue. Pedro Nuni, el único diputado indígena que apoya la movilización, salió molesto porque no lo dejaron hablar. “¿Por qué no dijeron lo mismo de la marcha del Conisur que llegó en febrero con un montón de niños y entró a la plaza? El presidente Evo incluso se convirtió en padrino de uno de los niños”, reclamó Nuni.
EL DEBER

Un total de 17 niños indígenas que llegaron en la marcha fueron internados

Un total de 17 niños indígenas, que llegaron el miércoles junto a sus padres en una marcha desde la Amazonia de Bolivia hasta La Paz, fueron hospitalizados por diferentes enfermedades pulmonares, dijo este viernes el municipio local, tras el deceso la víspera de una niña de 6 meses.

El director de Salud, Marco Caviedes, dijo en una nota de prensa que "17 niños fueron derivados al Hospital Municipal Los Pinos y al Hospital del Niño, por complicaciones de sus resfríos, que derivó en neumonías, bronconeumonías, bronquitis y laringoamigdalitis".

"Las condiciones de salud están muy deterioradas, es una población muy vulnerable, porque el tipo de alimentación en los últimos días no ha sido la más adecuada. Hay deshidratación, hay anemia", acotó el galeno del municipio de La Paz, que atiende a los miembros de la caminata.

El jueves falleció la niña nativa de 6 meses Yeseni Karen Fabricano, por complicaciones broncopulmonares, según informe médico. Los indígenas provienen de los calurosos llanos de Bolivia y están afectados por el frío de La Paz.

Entre los 1.500 indígenas que llegaron a la sede de Gobierno -tras caminar de 600 km en dos meses en rechazo a una carretera que el presidente Evo Morales pretende construir en la reserva ecológica- un poco más de la mitad son mujeres y niños, informó el gobierno municipal.

La oficina en Bolivia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) expresó su "rechazo, censura y profunda preocupación ante la presencia de niños, niñas y adolescentes en las marchas y protestas de índole política y social, independientemente del lugar y del motivo por el que ocurran, debido a las situaciones de riesgo y desprotección a las que son involucrados".

Los nativos rechazan la vía asfaltada de un total de 300 km, por el medio de la reserva ecológica Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), en el centro del país y de 1 millón de hectáreas, pues aducen daños ambientales.

AFP

Indígenas del TIPNIS marchan en defensa de su hábitat y de la biodiversidad

Por: Lic. Elizabeth Estévez A.

El Parque Nacional Isiboro Secure Tipnis, conformado por 1.2 milones de hectáreas se ubica entre los departamentos del Beni y Cochabamba y es ahora el tema de conflicto ambiental desde el pasado año entre el actual gobierno y los indígenas que viven esta reserva natural, los cuales han partido nuevamente hace dos meses desde el bosque en donde habitan hasta la sede de gobierno, para oponerse a la construcción de una carretera que cruce por el centro de esta reserva natural.

Aunque la construcción de la carretera por el centro del TIPNIS se la haría luego de una consulta, ellos aseveran que afectaría a su hábitat y el derecho a vivir en su territorio, sin la intromisión de extraños que atenten al medio ambiente.

En el parque nacional habitan indígenas de las etnias trinitarias, moxeñas, yuracaré y tsimane quienes viven en su territorio en un extraordinario hábitat animal y vegetal, el cual defienden desde que se anunció la construcción de una vía que supuestamente contribuiría a su progreso y mejorarías sus condiciones de vida.

La estadía de dichas etnias indígenas, según historiadores se remonta hacia siglos atrás, cuando luego ser evangelizados por los misioneros jesuitas, “cansados de sufrir abusos de blancos y mestizos que colonizaron esa región, los nativos escenificaron su propia búsqueda de la Tierra Prometida o Loma Santa, “la tierra sin males y sin enfermedades”, según Moye, quien fue líder en la octava marcha indígena.

Desde 1990 se llama oficialmente Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y tiene doble estatus como área protegida y territorio Comunitario de Origen (TCO).

Pero ahora la indiferencia de las autoridades ocasionó la novena marcha de los indígenas hasta arribar a la sede de gobierno en medio de la adversidad del clima de invierno, subiendo los indígenas a 5000 metros de altura a nivel del mar, al que no están acostumbrando s y en su paso recorrieron poblaciones como San Borja Yucum, Caranavi, Coroico, Cotapata en La Paz y otras, en donde fueron bien recibidos.

RIQUEZA NATURAL

Informes oficiales revelan que el Parque Nacional Isiboro Sécure Tipnis cuenta 714 especies de fauna y unas 3.000 de flora. Otras investigaciones detallan 108 especies de mamíferos, 470 de aves, 39 de reptiles, 53 de anfibios y más 450 de peces y mamíferos nadadores como el delfín rosado o bufeo en riesgo de extinción.

La biodiversidad es favorecida por 170 lagunas y las diversas altitudes del parque, entre los 180 metros en que están los ríos Isiboro y Sécure y los 3.000 de las serranías subandinas.

Entretanto el ejecutivo ha negado cualquier mal uso que se le daría a esta reserva natural como la exploración y explotación de hidrocarburos o las plantaciones de cocales y más bien asevera que la vía permitirá la integración de Bolivia, bajo una óptica "desarrollista", aspecto que es negado por los indígenas que afirman que esta propuesta choca contra su forma de vida y pone en riesgo la existencia de su cultura.

PESCA

La pesca tiene mayor importancia por su abundancia y los tsimanes y yuracaes hacen uso de este recurso para la alimentación. Tradicionalmente la pesca ha sido una actividad de menor importancia pero hay denuncias de su mal uso.

Además se denunció hace poco en la prensa que el Estado en la actual gestión firmó un convenio con empresas de turismo para el flujo de turistas extranjeros que precisamente se dedican a la pesca de variedades nativas de alto valor comercial como el pacú o “faisan de los ríos”, surubí, tambaqui, el general, y el dorado entre otras que hay en esta reserva natural, a través de paquetes turísticos de empresas en el exterior que consisten en la visita de extranjeros, cuyo valor es de $us. 7.600 por persona aproximadamente, por una semana.

INTERCURTULARIDAD

La novena marcha del TIPNIS es además intercultural, porque tiene el apoyo de representaciones indígenas de oriente y occidente.

TESTIMONIOS

“Yo tengo fe y estoy seguro que el señor nos ayudará a encontrar una solución en nuestra lucha. Pido que se respete la casa de los indígenas, que es el TIPNIS, y que se respete nuestra cultura. Le pedimos al Señor que nos ayude. Sabemos que con buena fe se van a solucionar las cosas”.

“Tengo 45 años. Estuve en la marcha del año pasado, vine con cinco de mis diez hijos y mi esposa, pero esta vez vine solo para que los chicos no se perjudicaran en la escuela. Para venir a la novena marcha hablé con mi esposa y ella me dijo que era importante que asistiera para que se solucionara el problema de la carretera porque los habitantes del TIPNIS le pedimos al gobierno que no se construya una carretera por el corazón de nuestro territorio”.

“Soy de la comunidad Santiago, a orillas del río Ichoa en la zona central del TIPNIS. He venido en una chata embarcación de madera para unirme a la marcha”. El viaje duró cuatro días por los ríos.

Entretanto, más allá de la actitud local y de las aspiraciones regionales de los marchistas que han vivido esta agonía en defensa de su hábitat y la biodiversidad existente en esta reserva natural, de parte del ejecutivo se centran en la construcción del camino San Ignacio de Moxos - Villa Tunari, con el argumento de mejorar la forma de vida de los indígenas, sin pensar a futuro en que esta medida podría ocasionar un daño irreversible al medio ambiente y a miles de especies, en flora, fauna y biodiversidad que se encuentra en medio de esta riqueza natural.

Bebé indígena fallecida fue llevada en avión a Trinidad

Karen Yesenia que había nacido el 23 de diciembre del año pasado en pleno Tipnis murió el jueves por una infección respitoria aguda y fue velada en el coliseo deportivo de la UMSA donde se instalaló un campamento para niños, ancianos y mujeres indígenas.

También se relató que ella estaba junto a sus padres en el momento en que los policías lanzaron gas pimienta el miércoles en el intento desesperado de los indígenas para ingresar a la Plaza Murillo para expresar su protesta por la intención del gobierno de realizar una consulta previa en las comunidades del Tipnis.

"Su cuerpito será llevado en avión hasta Trinidad. Luego en avioneta hasta San Pablo, y en canoa hasta Santa María que es una comunidad que está en pleno Tipnis", explicó Bejarano.

Una reducida comitivia integrada por los padres y familiares sacó el ataúd de color blanco donde yacía el cuerpo desde el coliseo universitario para ser llevado al aeropuerto.

Rosauro Fabricano, de 29 años, y Marcia Gutiérrez, de 27 años, son los progenitores de la bebé de seis meses que falleció en La Paz después de participar en la novena marcha indígena que duró dos meses desde su inicio en la ciudad de Trinidad. La pareja tiene dos hijos más, María Roxana, de siete años que se quedó en Santa María y Josué, de dos años que vino con ellos.

También participó del traslado del cuerpo de Karen Yesenia el ex dirigente de los indígenas de tierras, Marcial Fabricano, líder de la primera marcha de 1990.

Amautas aymaras llegan a La Paz para leer la suerte de la gente

Al aproximarse la festividad de San Pedro y San Pablo, que se celebrará este fin de semana en el estrecho de Tiquina, los amautas llegan a la ciudad de La Paz para leer la suerte de los habitantes. Utilizan piezas de plomo y también cerveza y huevo para anticipar el futuro. El amauta Rufino Patzi dice que varias costumbres rurales para prever el futuro ganan terreno en la ciudad, tal como la lectura en plomo y en cerveza.

El metal es derretido y posteriormente echado en un balde con agua fría, la forma que adquiera el plomo -cuando se enfría- determinará la suerte de la persona que desee conocerla. El amauta se encarga de interpretar las formas irregulares. De igual manera, introducir un huevo en un vaso con cerveza puede revelar, según los amautas, el futuro de la gente. En ese caso, la rapidez con la que la clara desciende al fondo del vaso es el elemento revelador para la interpretación.

CONAMAQ desconoce a jiliri marchista

El Conamaq desconoce la participación del jiliri apu mallku Félix Becerra y otros en la marcha contra la consulta en el Tipnis, aunque respeta el derecho de marchar de los pueblos indígenas.

Esa posición la hicieron conocer ayer los dirigentes del Consejo Nacional de Ayllus y Marqas del Qullasuyu (Conamaq), mallkus Félix Lira y Renán Paco.

Lira lamentó que la marcha liderada por Adolfo Chávez, que después de 62 días arribó el miércoles a la ciudad de La Paz, se haya politizado y que se movilicen contra la consulta, que es un derecho constitucionalizado.

También indicó que una gran parte de los marchistas son estudiantes y personas vinculadas con organizaciones no gubernamentales (ONG) ambientalistas que “no conocen la realidad de los pueblos de las tierras bajas”.

“Hemos peleado por que se constitucionalice la consulta para que los recursos naturales sean bien utilizados, por lo que no estamos de acuerdo con la marcha. El tata Becerra tenía 10 días para consultar a las 16 autoridades del Conamaq y no lo hizo, además las autoridades de las tierras altas no podemos meternos en los problemas de las tierras bajas”, dijo Paco.

Paco expresó su deseo de que conflicto se solucione mediante el diálogo y que de ser convocados por el Gobierno estén dispuestos a participar en las negociaciones, pero el derecho a la consulta “por lo que hemos peleado” no puede ser ignorado por nadie.

En cuanto a Rafael Quispe, ex dirigente del Conamaq y uno de los líderes de la marcha, Paco y Lira expresaron que tiene todo el derecho de marchar porque no lo hace a nombre de la organización social.

jueves, 28 de junio de 2012

Al menos 30 niños indígenas están al borde de una neumonía

Los médicos del municipio paceño dedicaron la jornada matinal a la atención de los niños que permanecen con sus madres en el coliseo deportivo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

"Hay peligro de neumonía en unos 30 niños y otros 120 están resfriados. Ahora se requiere medicamento para neutralizar los cuadros de IRA (Infección Respiratoria Aguda) lo más antes posible", dijo uno de los médicos.

Rafael Quispe, uno de los líderes de la protesta indígena, precisó que existen unos 260 niños junto a sus padres.

"Mucha gente salió de las comunidades con todos sus miembros, vale decir abuelos, padres e hijos. Por eso hubo la participación de muchas mujeres esperando familia y niños. A eso se tiene que sumar el fuerte frío que se registró en Urujara, eso provocó muchos resfríos", agregó.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, pidió este jueves a la dirigencia de la novena marcha indígena del TIPNIS dejar de usar a niños a riesgo de que pierdan la vida como el caso de la bebé Karen Fabricano. Señaló que los menores de edad deben estar al margen de las movilizaciones de protesta, a la que considera una "guerra política" contra el Gobierno del presidente Evo Morales.

En conferencia de prensa, la autoridad recordó la convocatoria de las Naciones Unidas para que no se utilice a niños y niñas durante movilizaciones sociales, "sea cual sea la demanda"

"Creemos como Gobierno que los niños deben estar al margen de estas luchas políticas, de estas luchas por ideas, de estas luchas por los proyectos de desarrollo, por lo que creamos (…), de una vez por todas poniéndonos la mano en el pecho dejemos de utilizar a estos niños en esta guerra que es una guerra política", manifestó Dávila.

La bebé Karen de seis meses afectada por una infección respiratoria aguda, perdió la vida la madrugada de este jueves en el albergue habilitado por la alcaldía paceña (Coliseo Universitario) donde se acoge a niños, madres y personas de la tercera edad que conforman la novena marcha indígena en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) que llegó ayer a la sede de Gobierno.

El presidente de la Subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, Fernando Vargas, lamentó este fallecimiento que enlutó la llegada de la columna de marchistas a la ciudad de La Paz y pidió ayuda a la población para trasladar a Karen y a su familia hasta la comunidad de Santa María, dentro del TIPNIS.

El fin de semana será el ritual de los yarituses en San Javier

En San Javier se revive este fin de semana las antigua y tradicional danza de los yarituses, ritual que es Patrimonio Cultural e Inmaterial de San Javier y atractivo turístico de Santa Cruz y se perfila a lograr el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad.
El ritual, cuyo inicio se remonta a cientos de años antes de la llegada de los españoles, se hace en honor al piyo sagrado o nupayares y se hacía agradeciendo por la buena cosecha, cacería y pesca.
Cuando en el siglo XVII se inicia la evangelización, los jesuitas permiten a los indígenas continuar con el ritual y al paso de los años se fusiona a la festividad religiosa de San Pedro y San Pablo; desde entonces los yarituses siguen con sus cantos y danzas en el recorrido procesional con máscara y plumas del piyo, el panacú y los paichichís que son huellas imborrables del ayer indígena.
El recorrido tradicional de este 29 y 30 se inicia en la Piedra de los Apóstoles, antiguo centro ritual de los antepasados piñocas, donde se concentran cientos de yarituses para partir rumbo al templo misional donde será la misa y procesión en honor a San Pedro y San Pablo. El 28 por la noche será la serenata y noche cultural además del concierto del Coro y Orquesta Misional.

Gestionan traslado de los restos de la bebé Karen Fabricano a Santa María del Sécure

El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, informó hoy que se gestiona el traslado de los restos de la bebé Karen Fabricano, de seis meses, quien falleció en la madrugada, a su lugar de origen: Santa María del Sécure, en el departamento del Beni.

"Nuestro apoyo logístico está gestionando que la niña pueda ser trasladada hasta mañana a su comunidad de origen, Santa María de Sécure, a pedido de sus padres", dijo.

La bebé falleció alrededor de las 06.00 a consecuencia de un fuerte resfriado y fiebre que padecía desde hace dos días.

El padre de la bebé, Rosauro Fabricano y la madre Marcía Gutiérrez, permanecían junto a los resto de la menor muy consternados y con enorme dolor por su pérdida, quien es velada en el auditorio de la Universalidad Mayor de San Andrés (UMSA).

A su vez, la abuela de Karen, Matilde Morales, dijo que "queremos llevarnos los restos de nuestra bebé a nuestra comunidad, Santa María de Sécure y no quisiera volver nunca más aquí, porque este es el más triste recuerdo para toda mi vida".

La abuela informó que en los últimos dos días la bebé estaban muy delicada, y que tenía mucha fiebre, pese a haber recibido atención médica, no pudo salvarse.

San Pedro, bastión de la tradición indígena

Durante la época colonial, en esa zona, se estableció un barrio de indios y en el templo se oficiaron misas para todas las personas, sin discriminación alguna.

El templo católico, la plaza, sus calles, la cárcel y sus habitantes son las características principales del barrio de San Pedro que es considerado una zona patrimonial de segundo orden, ya que preserva lo antiguo en una mezcla con lo moderno, dentro de las tradiciones particulares de la ciudad.
El estilo de vida de sus antiguos habitantes posee una identidad que, poco a poco, se transforma, hace que San Pedro sea el bastión de la tradición indígena, ya que une las ritualidades urbanas, como la procesión y la fiesta religiosa de San Pedro y San Pablo, aún perduran, al igual que la feria de Alasita que se realiza cada año, en enero, en la plaza.
Barrio de indios. Una investigación del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), que realizó en coordinación de la Oficialía Mayor de Culturas, señala que durante la colonia, la zona de San Pedro fue considerada un barrio de indios, ya que por entonces, el río Choqueyapu dividía a la ciudad de La Paz, cuya parte norte estaba ocupada por familias españolas, y el sur era un campo de sembradíos y chacras. Entonces, se decidió fundar un barrio de indios, en el margen opuesto del río.
En la actualidad, la zona es residencial y alberga a numerosos establecimientos comerciales, negocios y pequeñas empresas, especialmente imprentas, venta de repuestos y talleres de reparación de automóviles.
La parroquia. Uno de los responsable de la parroquia de San Pedro de la Nueva Paz señala que el templo fue uno de los primeros de la ciudad destinado a impartir la doctrina de los indios, ya que desde que se terminó su construcción, en 1720, a la misa central acudían personas de diferente condición social sin restricciones de naturaleza alguna.
¿Le leo el destino?. Con un poncho rojo y un lluch'u multicolor, Francisco Quispe, asegura que es un curandero elegido por la Madre Tierra y que posee el don de la adivinación. “Nosotros estamos conectados con los achachilas para leer el destino”.
Sonriente indica que junio es el mejor mes para hacer la lectura de la suerte, ya sea en estaño, cerveza, huevos o en la tradicional hoja de coca.
En ese instante, una mujer se acerca y le pide: “maestrito me lo puedes ver mi suerte”, don Francisco toma un puñado de estaño que derrama con solemnidad sobre agua fría.
El resultado es una figura amorfa que es interpretada por el adivinador. “Estas bien nomás, pero tienes que tener cuidado, mira ese bulto, te puedes enfermar”.
Cada año, en estas fechas, estos personajes se congregan alrededor de la plaza de San Pedro, como parte de la festividad que rinde homenaje al principal apóstol de Jesucristo.

En San Pedro aparecieron las primeras panaderías y hornos abiertos al público, según una investigación DEL PIEB.

El aniversario de San Pedro

La Junta Vecinal de San Pedro organiza un acto especial, en el que se prevé la participación de autoridades ediles.

29 de junio Se realizará la velada folclórica, que se instalará alrededor de la plaza y la iglesia. Se prevé la participación de diferentes grupos musicales.

30 de junio A las 09.30, los prestes de la entrada folclórica ofrecerán una misa en la iglesia de San Pedro, en la que participarán los danzarines, vecinos y autoridades vecinales.

30 de junio Se realizará la entrada folclórica a devoción de los apóstoles San Pedro y San Pablo. En el desfile, participarán 10 fraternidades y comenzará a las 15.00.


IX marcha se queda en La Paz hasta resolver sus demandas

Miles de paceños salieron ayer a las calles para recibir y proteger la IX marcha indígena que llegó a La Paz. El Gobierno no convocó a ninguna reunión para discutir la plataforma del sector, que según sus dirigentes no abandonará la urbe paceña mientras no se resuelvan sus nueve demandas.

La marcha que inició su último tramo desde la tranca de Urujara pide respeto al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), la anulación de la Ley 222 de consulta “previa”, entre otros puntos. Los indígenas tuvieron que cambiar su ruta para evitar choques con dos contramarchas convocadas por el oficialismo.

Estuvo custodiada por columnas humanas, que protegieron a los originarios de posibles represalias hasta que llegaron a la plaza Mayor, donde encabezaron un masivo mitin para exigir una reunión con el Ejecutivo.

“Esta marcha no se va a mover de La Paz mientras no se dialoguen punto por punto nuestras demandas. Morir antes que esclavos vivir”, dijo a voz en cuello la presidenta del Comité de Marcha, Bertha Bejarano. El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Adolfo Chávez, dijo que “si el Gobierno es sabio, va a escuchar atentamente los pedidos que tenemos”, en relación a sus nueve demandas.

Le recordó al Ejecutivo que hace tres años exigía a los indígenas sitiar ciudades y pidió, en relación a las futuras elecciones generales, “que pase esta pesadilla el 2014”.

“No nos vamos a mover de acá hasta que no se resuelvan los nueve puntos. TIPNIS o muerte. Aquí nos quedamos hasta resolver los problemas”, dijo el presidente de la Subcentral del TIPNIS, Fernando Vargas.

El diputado Pedro Nuni pidió a la población que no los abandone hasta que las autoridades atiendan sus demandas.

La Iglesia Católica dio la bienvenida a los marchistas del TIPNIS con una misa presidida por el arzobispo de La Paz, monseñor Edmundo Abastoflor.

Desde antes del inicio de la IX marcha, el Gobierno no agendó ni una sola reunión con el sector movilizado. De las cinco veces que los indígenas le pidieron respuesta para su plataforma, sólo una contestó de forma escrita.

En marzo la CIDOB invitó al Presidente a una reunión en la población de Gundonovia, pero el Mandatario se negó a ir porque aseguraba tener otras obligaciones. Tras iniciarse la marcha se invitó al Gobierno a Chaparina, Caranavi y Urujara, lugares a donde tampoco asistió.

Ayer, el vicepresidente Álvaro García Linera manifestó que el Gobierno aguarda que la marcha defina los temas y los interlocutores antes de un diálogo.

La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, dijo que el Ejecutivo está dispuesto a un diálogo, no para debatir sus demandas, sino para “profundizar la explicación de los alcances y beneficios del proceso de consulta”, que definirá la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por ese parque nacional.

Bailó tras marchar durante 2 meses
Luis César Opi Aguirre (23 años) tiene ojos verdes y orgullo de ser mojeño trinitario. Tras dos meses de marcha, ingresó a La Paz bailando la danza de los macheteros, sin evidenciar agotamiento: “así somos los trinitarios, nunca nos cansamos”. Caminó junto a su mujer y su bebé con un objetivo que lo impulsó esos 700 kilómetros: “que el Gobierno ablande”.


Marcha por ser libre y solitario
Benito Roma abrió paso a la marcha con los brazos elevados sosteniendo su vara de autoridad de una comunidad de Tapacarí. No necesitaba hablar, la multitud obedecía. “Nos faltó agua y hubo poca comida, casi sólo fideo. No se pudo cubrir más, era aporte de la voluntad. Luego, la población ayudó”, dijo. Estima que estarán al menos 15 días en La Paz.

El recibimiento de los paceños masificó la IX marcha indígena

La IX marcha indígena en defensa del TIPNIS llegó ayer a una La Paz donde mermó el apoyo ciudadano en relación con el recibimiento de la marcha en 2011, pero ante las amenazas de una posible choque con grupos afines al MAS, la población se volcó masivamente para proteger a los marchistas.

Amparo Loza y Ana Nogales fueron las primeras paceñas que dieron su apoyo a los marchistas con algo de comida en el recibimiento a la IX marcha indígena, tras 62 días de caminata iniciada el 27 de abril y 600 kilómetros recorridos desde Trinidad en defensa de su territorio y contra el proyecto carretero del Gobierno que cruza por el corazón del Parque Nacional Isiboro Sécure.

Los originarios recorrieron ayer los últimos 12 kilómetros de su cruzada a partir de las 9:00, desde Urujara, donde también se congregaron activistas medioambientalistas.

Organizar el inicio de esa última caminata no fue difícil para los dirigentes, ya que parecía que los marchistas no eran más de 200 ó 230, según coincidieron varios dirigentes.

Desde Urujara la marcha fue reforzada por representantes de otras organizaciones.

A media hora de la tranca, los vecinos, que curiosos se acercaban a las calle, observaban el paso cansino de la columna.

La carencia de apoyo de la ciudadanía era imperante hasta el mercado de Chuquiaguillo, donde representantes de distritos de la ciudad convocaron a sus vecinos.

Ahí estaba María Gonzales, de 55 años, junto a su madre, Graciela Fernández, de 77, acomodadas en sillas a la espera de la marcha, como lo estuvieron el 19 de octubre del año pasado para recibir a la VIII marcha indígena. María advirtió que “dicen que esta marcha es pequeña, qué pena”.

A partir de la plaza del Maestro, en Villa Fátima, la solidaridad paceña se manifestó en menos estribillos y más bien en más refrescos y bolsas de galleta, pipocas o “chisitos”. Para entonces la columna se había duplicado.

Fueron los vecinos que alrededor de las 13:00 corrieron el rumor de que una contramarcha esperaba a los indígenas para impedir su avance.

La frase: “Entonces marchamos todos”, lanzada por un vecino, tuvo inmediata repercusión: adolescentes, ancianas con bastón, discapacitados en silla de ruedas, extranjeros que apenas entendían español y mujeres de pollera que pijchaban coca se sumaron a la movilización , acto solidario que tal vez representa mejor el recibimiento paceño.

Policías de la Universidad Policial Mariscal Antonio José de Sucre, en la calle Iturralde, en Miraflores, se parapetaron en la fachada de su edificio y otros salían de las aulas a los balcones para aplaudir a los originarios.

Al llegar a la avenida Camacho, un grupo de simpatizantes que en su mayoría no acompañó a la columna desde Urujara se ubicó a la cabeza de la marcha, dejando atrás a los protagonistas. Pero a una cuadra de la plaza Murillo los indígenas retomaron ese puesto frente a la barrera policial que impidió su ingreso, gases lacrimógenos de por medio.

Y no fueron los marchistas los que más arremetieron contra los uniformados, aunque les gritaron consignas como “¡motín policial!” para que puedan abrir el paso hacia el centro histórico.

La marcha siguió hasta San Francisco, donde los indígenas agradecieron el apoyo de La Paz y anunciaron que permanecerán en esta ciudad hasta obtener una respuesta satisfactoria del Gobierno, aunque calculan que esto no será pronto.

Escenas del arribo
Enferma Marta Parada (23 años) es de Nueva Galilea y llegó a La Paz cargando a su bebé de un año y dos meses, la primera de al menos nueve indígenas que ayer se desmayaron a raíz de la altura y la insolación.


Vehículo Humberto Ortega es representante de Caranavi y estuvo desde el inicio de la marcha manejando un vehículo en el que transportó -traslado y retorno a la columna- a 180 niños y 60 ancianos enfermos.


Humildad “No es que seamos héroes, sólo que siempre defendemos la tierra”, dijo Modesto Rosauro Fabricano, de la comunidad Santa María del Río Sécure, quien caminó por dos meses junto a su esposa y sus tres hijos, quienes enfermaron durante el recorrido, pero regresaron a la marcha.


Estudios Dalia Yucomuyo tiene 14 años y es de la comunidad San Antonio. A La Paz llegó con sus tres hermanos y sus padres, luego de haber tenido el apoyo de sus profesores para que falte a clases para poder acompañar la movilización.


Fe Jaime Ainonarri cargó desde su pueblo Paraíso del Sécure una cruz de unos seis kilos y más o menos 60 centímetros de altura. El párroco del lugar se la otorgó para que la imagen proteja a los indígenas.


Bendición El sociólogo y sacerdote jesuita Xavier Albó bendijo el inicio del último tramo de la movilización. Tras hacer unas oraciones, manifestó su apoyo a los marchistas con evidente afecto.



“Dicen que esta marcha es más pequeña que la del año pasado. Qué pena, porque además han traído a sus wawas”.
María Gonzales


Murió hoy una bebé de la IX marcha por el TIPNIS

Estuvo con fiebre toda la noche y aproximadamente a las 6:00 de hoy dejó de respirar Karen Yesenia, de seis meses, afectada por una tos severa y gripe que no pudo superar a su corta edad.

Según reportes de los canales locales, la pequeña fue llevada al Hospital del Niño donde los médicos no pudieron hacer nada porque ya no respiraba.

Ella junto a sus padres se encontraba en el albergue habilitado por la Alcaldía de La Paz, en cual cobija a niños, mujeres y personas de la tercera edad de la IX marcha indígena en defensa del TIPNIS que arribó ayer a esta ciudad demandando la anulación de la Ley de Consulta Previa.

El presidente de la Subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), Fernando Vargas, pidió ayuda a la población para trasladar a Karen y a su familia hasta la comunidad de Santa María, dentro del TIPNIS, según ANF.

Según reporte de Cadena A, la Fuerza Aérea Boliviana trasladará gratuitamente hasta Trinidad el féretro de la bebé y a sus padres, quienes manifestaron su deseo de abandonar la vigilia.

Karen Yesenia es la tercera víctima de la IX marcha. Dos indígenas murieron en un accidente de tránsito en Yolosa, su vehículo se precipitó por un barranco.

miércoles, 27 de junio de 2012

Indígenas del Tipnis arriban a plaza San Fransisco

La IX marcha del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) llegó al final de su marcha, la Plaza de San Francisco, entre aplausos y silbidos de la gente que los recibió con una gran demostración de apoyo y afecto, en medio de un clima de respeto y emoción en el que varios vecinos salieron a las calles, mientras que otros, con banderas en sus manos salieron a sus balcones para darle la bienvenida a quienes llevan mas de 60 días caminado.

En su llegada a la plaza fueron recibidos por el alcalde de La Paz, Luis Revilla, junto a autoridades departamentales y municipales; además estuvo presente el arsobispo, Edmundo Abastoflor.

"Marchamos de forma pacífica soportando las amenazas y hostigaciones del Gobierno, que piensa que somos de su propiedad. Esperamos que nos reciba porque no vamos a aceptar dialogar con miembros de la Conisur. Si no nos recibe los vamos a esperar hasta que atienda nuestras peticiones "dijo el diputado Pedro Nuni.

Asimismo insistió: "El Gobierno tiene que respetar el derecho del pueblo indígena. Es importante que demuestre al país su coherencia en su discurso ya que siempre está hablando de defender a los indígenas".

Sin bien, al principio el punto de llegada era la plaza de San Francisco a fin de evitar enfrentamientos con sectores sociales a fines al Gobierno, en el transcurso de la marcha hubo cambio de planes y determinaron ingresar a la Plaza Murillo.

Ya estando a dos cuadras, en la calle Bolívar, los indígenas intentaron entrar a dicha plaza, pero no pudieron ya que se toparon con más de 200 policías, que resguardaban la zona, que les negaron la entrada a los marchistas.

Hubo intentos de confrontación entre los uniformados y defensores del Tipnis, pero no llegó a mayores ya que estos decidieron alejarse y seguir su recorrido hasta la plaza de San Francisco, lugar que en primera instancia era el punto de concentración.

No obstante los marchistas intentaron, por segunda vez, ingresar a la Plaza Murillo, esta vez por la calle Yanacocha, pero nuevamente fueron frenados por un centenar de uniformados.
Hubo enfrentamientos e insultos entre los principales dirigentes de la marcha del Tipnis y la policía quienes, ante la persistencia de los indígenas de entrar al lugar, comenzaron a lanzar gases Neptuno.

Por su parte Nuni insistió: "El Gobierno puede movilizar a sus hordas masistas, pero nosotros no vamos a enfrentarnos, ni a responder con agresión. No somos golpistas como ellos nos quieren hacer quedar".

En tanto, agrupaciones sociales, senadores, legisladores y autoridades municipales del Movimiento Al Socialismo (MAS) aguardan el discurso que pronunciará el vicepresidente Álvaro García Linera en la plaza Villarroel.

Los indígenas partieron de Urujara cerca de las 10 de la mañana rumbo a la plaza de San Francisco en la ciudad de La Paz a la espera de que el Gobierno acepte instalar el diálogo en base a la plataforma de demandas propuestas por este sector.
Apoyo

Según reportes del lugar, la columna creció hasta llegar a un total de más de 8 mil marchistas debido a que se sumaron a la marcha muchos vecinos a la cabeza del dirigente de la Federación de Juntas Vecinales del Alto, Rafael Fernández.

Asimismo el Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Collasullu, también decidieron acompañar a los indígenas, al igual que muchos otros voluntarios que desde temprano se integraron a la caminata que lleva más de 60 días desde su comienzo en Trinidad.

Durante el descenso de la caravana a la sede de Gobierno, se pudo constatar el recibimiento de la gente de las laderas paceñas que con aplausos demostraron su respaldo a los indígenas y además les hicieron la entrega de abrigo, alimentos, dulces y mates de coca para contrarrestar las bajas temperaturas que se registran.

Los principales puntos que reclaman los indígenas son el cumplimiento de la Ley 180 de protección del Tipnis -un logro de la VIII marcha-, la abrogación de la Ley 222 de consulta posterior, el retiro de los asentamientos y ocupaciones ilegales y las plantaciones ilegales de coca en el parque nacional.

Además, solicitan el encarcelamiento de autores de la intervención policial del 25 de septiembre en Chaparina, el resarcimiento y satisfacción pública por parte del gobierno; que el canciller David Choquehuanca esclarezca su falso secuestro; y que cese la persecución política a los dirigentes indígenas.

los defensores del Tipnis partieron el 27 de abril pasado de la ciudad de Trinidad y ya llevan 62 días de caminata en medio de las inclemencias del tiempo y de la carretera.

Población sale a las calles a dar la bienvenida a la columna de marchistas

La población paceña salió a las calles a dar la bienvenida a la novena marcha de indígenas que ya recorre las principales vías de la ciudad sede de Gobierno. La gente solidaria con la movilización en defensa del Tipnis repartió alimentos y refrescos a los niños, hombre, mujeres y personas de la tercera edad que tras 62 días de recorrido desde Trinidad, Beni, a La Paz.

La presidenta de la novena marcha, Bertha Bejarano, espera que el presidente Evo Morales sea constituya en el interlocutor del Gobierno y responda a las demandas de los marchistas, al considerar que en algún momento tiene que asumir su responsabilidad constitucional.

Ante la contramarcha de los movimientos sociales afines al MAS que también recorre las principales calles de la ciudad, la dirigente indígena señaló que que no responderán a las agresiones de los sectores simpatizantes con el Movimiento Al Socialismo (MAS).

"La macha tiene una plataforma de demandas relativas a los derechos constitucionales de los indígena que no se contraponen con ninguna de las demandas de las organizaciones sociales del Gobierno… Conisur no tiene ninguna representatividad en el Tipnis y no tiene porqué inmiscuirse en las demandas legítimas del Tipnis", dijo Bejarano.

Golpe de Estado

Por su parte, el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, dijo que el movimiento indígena espera que el presidente Evo Morales se quede hasta enero de 2015 en el Palacio de Gobierno, por lo que descartó las acusaciones de las autoridades del Órgano Ejecutivo de un supuesto plan Tipnis para derrocar al Gobierno.

El dirigente espera que el Ejecutivo, mediante el presidente Morales, resuelva satisfactoriamente la plataforma de demandas al igual que la Asamblea Legislativa referente a la modificación de Ley 222 de Consulta Previa.

ANF

Marcha indígena intenta ingresar a la plaza Murillo

La cabeza de la columna de la marcha indígena intenta ingresar a la plaza Murillo, con un fuerte resguardo policial. El dirigente Fernando Vargas conversó infructuosamente por algunos minutos con un jefe policial para que se les permita ingresar al centro del poder político.

Decenas de personas acompañan la movilización indígena que la mañana de hoy ingresó a la ciudad desde Urujara, a 11 kilómetros del centro paceño. La movilización está detenida entre las calles Ayacucho y Potosí, resguardada por un fuerte contingente policial y el carro Neptuno.

El objetivo final de los marchistas es llegar a la plaza de San Francisco, donde reafirmarán la demanda de defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y el rechazo a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por la reserva.

Adivinos reciben en San Pedro a quienes quieren conocer su destino

Luego de la festividad de San Juan y antes de celebrar a los santos Pedro y Pablo, la plaza Sucre de San Pedro es el centro de reunión de adivinos, amautas y yatiris, para atender a muchos ciudadanos que les atribuyen poderes sobrenaturales y creen en la capacidad que éstos tienen para deparar su futuro.

El amauta Calixto Cussi Tarqui afirmó a EL DIARIO que en la calle General González se reunieron alrededor de 20 adivinos que se asentaron en las calle para “decir a las personas que les pasará este año”.

Informó que desarrollarán estas actividades hasta el próximo domingo.

Los kallawayas, yatiris o brujos andinos son quienes predominan en el lugar, incluso algunos de ellos llegaron a instalar “oficinas de atención al cliente” donde a través de la lectura del futuro con hojas de coca o simplemente naipes pueden generar de repente alegrías o tristezas entre sus clientes.

Cussi, de 58 años, se dedica a mirar la suerte hace más de 20 años. El mismo se autodenomina “vidente” . Sus rituales comienzan a horas 8:30 de la mañana y asegura que en un día puede ayudar a cambiar la suerte de diez a quince personas.

Atribuye su “efectividad” a 20 años de experiencia, tiempo que señala la veracidad de su actividad.

“Veo acontecimientos positivos y negativos para las personas que se acercan a mi; el tiempo se encargó de perfeccionar mi arte de leer la suerte en hojas de coca, huevo, cerveza o cori (metal andino)”, asveró.

El amauta señaló que la gente acude porque busca soluciones a su vida en el amor, la salud, la profesión, el trabajo, negocio, familia. “La fe es el aspecto más importante, quienes vienen a consultarnos deben creer en lo que decimos y hacemos, caso contrario, de nada sirve tanto esfuerzo”, apuntó.

Cussi invitó a la población a visitarlos y comprobar que la veracidad de sus premoniciones.

TIPNIS Marcha ingresará a La Paz después del mediodía

Los indígenas que pernoctaron en el puesto de control de Urujara a 12 kilómetros de La Paz, en espera de que se solucione conflicto policial y evitar que se relacione las dos movilizaciones con un supuesto plan de desestabilización, pretenden llegar hasta la plaza de San Francisco donde instalarán la vigilia en espera del diálogo con el Gobierno.

El presidente de la Sub Central TIPNIS, Fernando Vargas, manifestó este miércoles que el Gobierno debe iniciar el diálogo con los representantes que lideran la novena marcha indígena y no condicionar el diálogo a la espera de todos los representantes, o, corregidores que se encuentran en el TIPNIS, como pretende el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana en una carta que envió a la dirigencia de la novena marcha la tarde del martes.

"El diálogo se da porque aquí el pueblo está marchando, las bases están marchando, las bases están movilizadas, por lo tanto hay un comité de marcha y una comisión política y con esos se tiene que empezar el diálogo", señaló Vargas.

En la misiva, Quintana pidió dejar en claro si el diálogo se llevará a cabo con la dirigencia de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), con los presidentes de las regionales, o, con las autoridades indígenas y corregidores de las subcentrales del TIPNIS.

Al respecto Vargas pidió que si el Gobierno no acepta el diálogo, el pueblo paceño debe manifestarse, pues esta lucha es por el derecho a vivir en un lugar sano y saludable donde se respeten las áreas protegidas, "todos los bolivianos tenemos la obligación de protegerlos", dijo.

Una de las principales demandas de la columna de marchistas se refiere al cumplimiento de la Ley 180 de protección del TIPNIS, un logro de la VIII marcha, asimismo exigen la abrogación de la Ley 222 de consulta posterior, el retiro de los asentamientos ilegales y las plantaciones ilegales de coca en el parque nacional.

Además, solicitan el encarcelamiento de los autores de la intervención policial del 25 de septiembre en Chaparina, el resarcimiento y satisfacción pública por parte del gobierno; que el canciller David Choquehuanca esclarezca su falso secuestro; y que cese la persecución política a los dirigentes indígenas.

#Tipnis Se registraron 2 muertos, 7 heridos y enfermos Movilización con sello de sacrificio

Con mucho sacrificio, afectados por las enfermedades, pero con la misma decisión del año pasado, los indígenas de tierras bajas y altas, logran nuevamente llegar a la sede de Gobierno en su novena marcha. Esta vez piden la abrogación de la Ley 222 o Ley de Consulta a los habitantes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Los marchistas partieron de Trinidad el pasado 27 de abril, después de que el párroco Luis Bravo les diera la bendición.

La movilización tenía previsto comenzar el 25 de abril, pero el bloqueo en San Ignacio de Moxos y las inclemencias del tiempo, hicieron que la dirigencia determine comenzar dos días después.

Discriminación y racismo. Uno de los momentos de mayor humillación de los étnicos fue precisamente en la entrada de la capital mojeña.

Allí un grupo de gente, afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), insultaron a los marchistas y los obligaron a que pasen por la circunvalación del pueblo.

Incluso un día antes, el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, discriminó a los marchistas con una serie de adjetivos en un discurso pronunciado en San Ignacio de Moxos.

Muestras de cariño. Al llegar al municipio de San Borja, los indígenas fueron recibidos como héroes, totalmente distinto a lo que pasó con la hostilidad ignaciana.

Allí aprovecharon para atender a los enfermos y descansar después de una larga caminata bajo intensa lluvia.

Recordaron a sus muertos. Una vez en San Lorenzo de Chaparina, la dirigencia étnica hizo un acto de rememoración a los cuatro muertos de la octava marcha.

Además de recordar la represión policial del 25 de septiembre pasado, operativo que hasta la fecha no se identificó a los responsables.

Asimismo, en ese lugar invitaron al presidente Evo Morales y sus ministros de Estado para entablar el diálogo, pero estas autoridades nunca llegaron a la cita y la columna de la marcha decidió seguir avanzando.

Tragedia en carretera. Uno de los hechos luctuosos de los originarios que están en contra de la construcción de una carretera por el medio del Tipnis, fue el accidente vial cerca de la comunidad paceña de Yolosita.

Resultado de aquello murieron dos personas y siete heridos, sin embargo ese incidente los fortaleció para seguir adelante.

Apoyo de los paceños. El lunes pasado, la Asamblea de la Paceñidad decidió proteger a los marchistas a su ingreso a La Paz. Incluso los dirigentes vecinales de El Alto y La Paz, manifestaron su apoyo incondicional y protección de los indígenas en caso de posibles agresiones.

Transmision en Vivo de la Entrada de la IX Marcha Indigena #Tipnis

Desde el lugar de la llegada de la marcha



Live stream by Ustream

La marcha indígena llega a su destino para otra batalla

Confirmado. En una reunión la anoche de ayer, los indígenas de la novena marcha decidieron ingresar hoy en la tarde a la sede de Gobierno.

Sin embargo, para evitar cualquier confrontación, no entrarán a la plaza Murillo, sino que descansarán en la plaza San Francisco.

Tras caminar 60 días, desde el norte del país, los pueblos indígenas que se oponen a la construcción de una carretera por el corazón del Tipnis, recibieron la solidaridad del pueblo paceño. Muchos voluntarios llegaron con ropa de abrigo y alimentos que repartieron en el campamento de Urujara, ubicado a 12 km de La Paz, donde permanecerán hasta las 7:00. Estiman llegar a la sede de gobierno después del mediodía.

Protección a la marcha. Ante el cumplimiento del mandato de la Asamblea de la Paceñidad, maestros, junta de vecinos y jóvenes de El Alto y La Paz, protegerán a los marchistas de posibles grupos hostiles.

El dirigente de los docentes urbanos, José Luis Álvarez, dijo que este apoyo es para respaldar las peticiones de los indígenas de tierras bajas como el respeto al medio ambiente, las determinaciones de las comunidades que habitan el territorio y el respeto a la democracia.

Similar criterio es el de los dirigentes de Fedjuve y del Concejo Municipal de la Juventud de El Alto.

Además se tiene previsto realizar varios actos en varios paseos públicos de la capital paceña en defensa de la reivindicación de los étnicos de tierras bajas.

La dirigencia de los marchistas pide el apoyo de la ciudadanía paceña en su recorrido por las avenidas Ramiro Castillo, Américas, la plaza Villarroel, la avenida Busch, posteriormente por la plaza del estadio Hernando Siles para tomar la Camacho y llegar hasta la Plaza Mayor de San Francisco.

Evo no los recibirá. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, anunció que el presidente Evo Morales no recibirá a la IX marcha indígena.

"Porque tiene que atender asuntos muy importantes en la cumbre del Mercosur como el golpe de Estado en Paraguay. Tiene una agenda muy apretada", comentó Quintana.

"Mañana (hoy) tenemos gabinete con el equipo ministerial (…), tenemos que preparar su viaje a la cumbre del Mercosur”, sostuvo en declaraciones a Erbol.

Demandas propias. El presidente de la Subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), Fernando Vargas, pidió al Gobierno no relacionar la movilización de los indígenas con las medidas de presión de los efectivos policiales, ni mucho menos a calificar a la IX marcha como un levantamiento que busca un golpe de Estado como aseguran algunas autoridades gubernamentales y movimientos sociales del MAS.

En las últimas horas la marcha sumó miembros, según Vargas, se sumaron productores de hoja de coca de Los Yungas de La Paz, además de representantes del pueblo Sirionó para engrosar la movilización que ingresará este miércoles a la ciudad.

Permanecerán hasta abrogar ley 222. Nazareth Flores, presidente de la Central Indígena de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), advirtió que no abandonarán la sede de gobierno hasta que se abrogue la Ley 222.

También la presidente de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (Cnamib), Judith Rivero, sostuvo que antes de iniciar un diálogo sincero con el gobierno de Morales se debe garantizar el respeto a la Ley 180.

Normativa que garantizaba la intangibilidad del Tipnis y prohibía la construcción del tramo II de la vía San Ignacio de Moxos - Villa Tunari que atraviesa el corazón de esa reserva biológica, hábitat de los pueblos indígenas.

Masistas realizarán una vigilia

Anuncio. La presidente de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado (MAS), dijo este martes que asambleístas del partido de Gobierno, junto a las organizaciones sociales, emprenderán una vigilia en la plaza Villarroel de La Paz "en defensa del proceso de cambio".

La determinación surge ante la hipótesis oficialista de que partidos de derecha pretenden gestar un golpe de Estado al presidente Evo Morales.

Sin embargo, hay muchos paceños que se comprometieron en defender a los marchistas.

IX marcha indígena llega hoy a La Paz y Evo no la recibirá

La IX marcha en defensa del Parque Nacional Isiboro Sécure llegará hoy a la plaza San Francisco para pedir que se instale de manera inmediata el diálogo con el Gobierno, al que se le planteará la abrogación de la Ley 222 de consulta “previa” en el TIPNIS. El presidente Evo Morales no recibirá a los marchistas.

Los indígenas partirán de la tranca Urujara a las 9:00, según anunciaron sus dirigentes.

Los líderes de la marcha vieron poco acertado llegar en pleno conflicto entre el Gobierno y efectivos policiales, más aún después de que autoridades y asambleístas del MAS denunciaron que hay un intento de golpe de Estado contra Morales.

El dirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Froilán Puma, dijo a Página Siete que los indígenas no buscarán involucrarse con la protesta de los agentes del orden y que acamparán en la plaza San Francisco.

Los indígenas permanecen desde el lunes en el sector de Urujara, ingreso a La Paz desde los Yungas, azotados por el frío invernal que incluso traspasó las carpas de plástico y afectó la salud sobre todo de los niños.

Después de mucha presión, el año pasado el presidente Morales saludó a la VIII marcha cuando ésta llegó a La Paz. Este año no se repetirá ese evento, según anunció el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

El Mandatario tiene varios temas que atender, como su viaje a la Cumbre del Mercosur, que se reunirá para analizar la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia de Paraguay.

“Nuestro Presidente no va a dar la bienvenida a la marcha indígena, no está prevista en la agenda”, informó Quintana.

No obstante, las juntas vecinales paceñas organizaron una bienvenida como se realizó con la VIII marcha indígena, que llegó en octubre del año pasado.

Convocaron a los paceños para que lleven alimentos y bebidas calientes para que los indígenas contrarresten en gélido clima.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, también llamó a los vecinos a salir de sus casas para recibir a los marchistas porque éstos “no solamente están dando por el parque TIPNIS, también por la democracia, por el derecho a pensar distinto”.

martes, 26 de junio de 2012

Campaña "Piecitos Tipnis" busca ayuda para los niños de la IX marcha

Un grupo de voluntarios en La Paz, lleva adelante la campaña denominada “Piecitos Tipnis” que pretenden buscar ayuda en ropa y medicamentos para unos 200 niños que participan en la IX marcha.

Los niños y niñas que en su mayoría tienen entre ocho y nueve años están acompañando a sus familias en el recorrido por casi dos meses y segun explica, Marisol Murillo, portavoz de esta campaña, les hace falta ropa abrigada y medicamentos para estar en buen estado de salud.

Esta campaña está siendo promovida a través del grupo "Piecitos Tipnis" creado en Facebook y con el hashtag "#Tipnis" enTwitter, para lograr captar la mayor atención posible. El objetivo también es incentivar a la gente a apoyar la caravana en su última etapa.

El grupo de voluntarios buscará además amenizar su estadía en la sede de Gobierno, que aún no se sabe cuánto tiempo será.

Los centro de acopio en la ciudad de La Paz son el monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), a cargo de la carrera de Sociología; las subalcaldías de los macrodistritos; Cadena A, ubicada en Calacoto, esquina Inofuentes Nº 1376 o en la Fejuve y Comité de Vigilancia, que se encuentran en el edificio Tobía, segundo piso (calle Potosí, casi Colón).

Para el interior del país se habilitó una cuenta en el banco Mercantil-Santa Cruz 4022418389, del Vicariato del Beni.

“Piecitos Tipnis” invita a todas las personas interesadas en colaborar con los más pequeños a que se contacten con ellos a través de las redes sociales.

Tras 2 meses de caminata, la IX marcha llega a La Paz

Para no coincidir con el motín policial, la dirigencia de la marcha confirmó que ésta tratará de ingresar a la plaza Murillo mañana. La presidenta del comité de movilización, Bertha Bejarano, dijo que la decisión fue tomada porque el Gobierno “quiere confundir a la población difundiendo un supuesto vínculo entre el motín y la marcha” en favor del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

“Se está tratando de confundir y hacer ver que nuestra marcha tiene relación con el motín policial. Por lo tanto, nosotros entraremos a la plaza Murillo el miércoles”, sostuvo Bejarano anoche tras asistir a una reunión con la Asamblea de la Paceñidad.

La movilización partió el 27 de abril de la ciudad de Trinidad y en su trayecto a La Paz recorrió unos 700 kilómetros. La marcha se opone a la vigencia de la Ley 222 de Consulta en el TIPNIS; demanda respetar la Ley 180 de protección del parque y se opone a la construcción de la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos por el medio de esta reserva ecológica.

Además, la plataforma de demanda consta de otros siete puntos: entre ellos, el encarcelamiento de los responsables y autores materiales e intelectuales de la represión policial del 25 de septiembre de 2011 en Chaparina (Beni); el resarcimiento y la satisfacción pública por parte del Gobierno a los hombres, mujeres, niños y adultos mayores reprimidos en esa fecha.

Debate. El exdirigente indígena Marcial Fabricano aseveró que en la ciudad de La Paz los marchistas esperan ser escuchados por el Gobierno y que éste atienda su plataforma de demandas. “Quiero pedirle al presidente (Evo Morales) que cumpla con lo que le dio el pueblo boliviano, de ser un Gobierno de todos. Acá tiene que haber diálogo, el Gobierno debe escuchar a los indígenas de tierras bajas”, afirmó Fabricano.

El apumallku del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Félix Becerra, sostuvo que ayer lunes se caminó unos 34 kilómetros desde la localidad de Pongo (a la salida de los Yungas) hasta la tranca de Urujara (ya en la entrada a La Paz, luego de haber remontado La Cumbre), a 11 kilómetros del centro de la ciudad. La columna de marchistas pernoctó en dicha tranca.

El diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Galo Bonifaz reiteró sus cuestionamientos a la movilización y anunció que los legisladores se reunirán con los indígenas que marchan y no con “quienes buscan réditos políticos”, en referencia a los dirigentes.

“No se va a anular la Ley 222, en absoluto, existe un fallo del Tribunal Constitucional que nos dice que debe existir consensos para llevar adelante la consulta”, dijo. La correspondiente sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional dispone que si bien la actual consulta es constitucional, ésta está condicionada a ser fruto del consenso con los indígenas. Nazareth Flores, secretaria de la comisión de movilización, ratificó que la marcha ingresará al Kilómetro Cero el miércoles.

Demandan leyes para pueblos indígenas

La IX marcha demanda al gobierno de Evo Morales la aprobación de leyes para los pueblos indígenas. En su plataforma de nueve puntos, los marchistas reclaman reformas a unas seis leyes que, según sostienen, no incorporan en su totalidad a las naciones y pueblos indígena originarios.

Las leyes del Régimen Electoral, del Tribunal Constitucional Plurinacional, del Tribunal Agroambiental, de Deslinde Jurisdiccional, de Autonomías y de la Revolución Productiva tienen observaciones por parte de los indígenas de tierras bajas. Según el secretario de la comisión de movilización de la caminata, Leandro Candapeí, la IX marcha organizó 13 mesas con la función de analizar las modificaciones a las leyes a favor de los pueblos indígenas.

Candapeí afirmó que una propuesta es que los 34 pueblos indígenas tengan representación en la Asamblea Legislativa. Consideró como insuficiente el número de ocho legisladores indígenas que actualmente ocupan curules en el Legislativo. “Hay varios temas observados; por ejemplo, en el tema electoral creemos que no somos tomados en cuenta plenamente como pueblos indígenas. También no tenemos participación directa en temas de la Justicia”, afirmó.

Propuesta. La plataforma de demandas de los pueblos indígenas, terminada de redactar mientras la marcha avanzaba hacia La Paz, no sólo exige la modificación de algunas normas vigentes, sino también la aprobación de la propuesta de Ley de la Madre Tierra consensuada en la gestión 2010.

En el tema de medio ambiente, la IX marcha plantea la administración y manejo directo de las áreas protegidas por parte de las organizaciones de las naciones y pueblos indígena originarios. En cuanto a una futura Ley Marco de Consulta Previa, los indígenas piden que ésta sea analizada junto con el Gobierno. La plataforma de la IX marcha exige, además, el esclarecimiento de la violenta represión policial contra los indígenas marchistas en Chaparina, el 25 de septiembre de 2011.

Cronología

Movilización

A las 09.00 del 27 de abril, unos 300 indígenas dieron inicio a la IX marcha indígena en defensa del TIPNIS en Trinidad, Beni, rumbo a La Paz. Deberá recorrer cerca de 700 kilómetros.

Rechazo e insultos

El 9 de mayo, en San Ignacio de Moxos (Beni) los pobladores del lugar impiden que la IX marcha ingrese a su plaza principal para celebrar allí una misa. Siembran alambres en los accesos a la localidad y los obligan a bordear San Ignacio.

Aplausos a la marcha

El 18 de mayo, en San Borja (Beni) el panorama es distinto a San Ignacio. Los marchistas son recibidos con aplausos. La dirigencia invita al gobierno de Evo Morales a dialogar. No existe ningún avance.

Chaparina, un lugar simbólico

El 24 de mayo, la IX marcha llega a Chaparina, lugar donde el 25 de septiembre de 2011 los indígenas fueron reprimidos por la Policía. En Chaparina nacieron dos mellizos. Los indígenas hacen un acto de desagravio y siembran tres cruces en memoria de sus fallecidos en la VIII marcha. Se invita al Gobierno al diálogo una vez más.

Yucumo y amenazas

El 29 de mayo, de manera pacífica la columna de marchistas atravesó Yucumo (Beni), pese a que dirigentes colonizadores anunciaron que no los dejarían pasar.

Caranavi, entre amenazas y apoyo

El 8 de junio, la marcha ingresa a Caranavi (La Paz) escoltada por vecinos, tras amenazas de cocaleros de no permitir su paso. Nuevamente se convoca al Gobierno al diálogo.

Luto y dolor

El 19 de junio, Otilia Cunay Claros y Alejandro Cayuba Claros fallecen a causa de un accidente de tránsito en la ruta Yolosa-Yolosita. Once personas resultan heridas.

A 11 km de La Paz

Ayer, la IX marcha indígena llegó a Urujara, y está a 11 kilómetros de la plaza Murillo. Subió desde los 160 metros sobre el nivel del mar de Trinidad hasta las 3.600 de la ciudad de La Paz.

27 parejas ayoreos se casaron en una ceremonia colectiva

Por primera vez en la historia de las comunidades indígenas ayoreas de Garay y Dewui 27 parejas se casaron por lo civil en Santa Cruz en una ceremonia colectiva realizada el pasado 16 de junio, informó Roxana Melgar, técnica y dirigente de la Central Ayorea Nativa del Oriente Boliviano (CANOB).



Manifestó que los ayoreos decidieron casarse por lo civil a fin de obtener y gozar del seguro de salud para sus familias, ya que la mayoría trabaja en la zona del parque industrial y no tenía el certificado de matrimonio respectivo para gozar de ese beneficio.



“La costumbres ayoreas son de que una pareja cuando tienen hijos se sienten casados automáticamente, o sólo se casan por la Iglesia Evangélica, por eso no tienen los documentos legales para oficializar el estado civil de casado, ahora como muchos están trabajando en la zona del parque industrial de Santa Cruz y quieren gozar de los beneficios sociales de sus empresas, están obligados a contraer nupcias de acuerdo a las reglas de la sociedad”, enfatizó.



Señaló que este acto de matrimonio colectivo es el primer programa piloto que se ha iniciado en las dos mencionadas comunidades ayoreas que están asentadas en la zona de la capital cruceña, pero se ejecutará en los 25 restantes pueblos que hay en todo el departamento de Santa Cruz.



Indicó que en la CANOB se está desarrollando un programa de regularización de legal de los ayoreos para integrase a la vida en sociedad.

Vecinos alistan recibimiento a marcha en defensa del TIPNIS

Las organizaciones que conforman la Asamblea de la Paceñidad convocaron a los vecinos a organizarse en columnas humanas, contribuir con alimentos y abrigos para recibir a los indígenas que marchan en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Las instituciones estarán listas el momento en que los marchistas decidan retomar la caminata desde la tranca de Urujara, donde ahora se encuentran, toda vez que los líderes de la movilización pusieron en duda su ingreso este martes hasta que se solucione el conflicto policial.

No obstante, el dirigente de la Federación de Juntas Vecinales, Arturo Quispe, solicitó a la ciudadanía salir muy temprano a las puertas de sus casas, portando banderas para recibir a los indígenas, que piden la abrogación de la Ley 222 de consulta “previa” en el TIPNIS para la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

“Desde Urujara, los vecinos deben recibir a los hermanos indígenas, en todo el trayecto”, declaró Quispe.

También prevén entregar alimentos, medicamentos, frazadas y ropa abrigada para combatir el frío durante el tiempo que permanezcan en la ciudad, donde se están registrando bajas temperaturas.

Los marchistas están acompañados por niños y niñas, además de personas adultas vulnerables a posibles resfríos o a adquirir otro tipo de enfermedades.

El llamado no sólo es a los vecinos. José Luis Álvarez, dirigente de la Federación de Maestros de La Paz, anunció que su sector se concentrará en Urujara, con el objetivo de acompañar a los marchistas en lo que denominan una demanda justa. “Están pidiendo respeto pleno a su territorio para evitar que sea destruido con una carretera”, sostuvo.

Según el dirigente Quispe, también se armarán la condiciones para efectuar un acto en la plaza San Francisco, aunque dijo que ello dependerá de la decisión de los marchistas.

El año pasado, cientos de ciudadanos organizaron columnas humanas y de solidaridad para recibir en esta ciudad a los indígenas, en una muestra de respaldo a su demanda.

Asimismo, la vigilia que permaneció en la plaza San Francisco se levantó para organizar en Urujara la llegada de los marchistas, que arribaron a esa zona la tarde de ayer.

Pernoctarán en la universidad
Los marchistas de la novena movilización en defensa del TIPNIS pernoctarán en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y en los lugares que sean necesarios mientras duren las negociaciones con el Gobierno nacional.

El año pasado, a la llegada de la VIII marcha, la universidad pública los acogió en sus ambientes, en una muestra de solidaridad con la movilización.

Mientras algunos grupos de indígenas se quedaron en la plaza Murillo en carpas o a la intemperie, sus dirigentes negociaban su plataforma de demandas con las autoridades gubernamentales en el Palacio de Gobierno.

Los marchistas llegan este año para exigir la abrogación de la Ley 222 de consulta en el TIPNIS, pese a que dicha norma fue declara constitucional por el Tribunal Constitucional Plurinacional, aunque condicionada para que el Estado llegue a acuerdos con los indígenas en el procedimiento y contenidos de dicho proceso.

Además de la modificación de otras normas como la del Tribunal Constitucional, del Órgano Judicial, de Deslinde Jurisdiccional y de Autonomías, exigen una mayor representación y de forma directa en las instituciones del Estado.


“Lamentamos que el Gobierno no haya respondido nuestras cartas en Chaparina y Caranavi. Es su incapacidad. Ahora nos va a tener que recibir en La Paz”.
Félix Becerra, Conamaq

“Las mujeres nos mantenemos firmes en la marcha. Dios los bendiga por su apoyo y esperamos que sigan siendo firmes en su apoyo”.
Aidée Ortiz, marchista

“Le damos gracias a la gente que nos apoya porque nos alienta a la unidad de todos los bolivianos. Nos llena de emoción y fuerza para seguir adelante en la defensa del medio ambiente”.
Marcial Fabricano, marchista

Caminata no busca un golpe de Estado contra el Gobierno

El presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas, aseguró que la IX marcha en defensa del Isiboro Sécure no pretende ejecutar un supuesto plan de “golpe de Estado” denunciado por el Gobierno nacional, pues no es parte de su plataforma de demandas.

Los marchistas resolvieron ayer permanecer en la zona de Urujara, a 12 kilómetros de la ciudad de La Paz, mientras dure el conflicto policial que demanda incremento salarial.

“En ningún momento en nuestra plataforma está el tema del golpe de Estado porque nuestras movilizaciones jamás fueron para tumbar gobiernos y, al contrario, han sido para reconducir las políticas de los gobiernos que se han venido equivocando”, declaró Vargas a Erbol.

El presidente Evo Morales y varias autoridades nacionales denunciaron desde el sábado que la derecha estaría usando a algunos policías para generar un escenario de golpe de Estado, con acciones conspirativas y desestabilizadoras del Gobierno.

Las autoridades basan su afirmación en comunicaciones entre policías obtenidas de la frecuencia radial de la institución del orden, en la que refieren “Golpe de Estado a Evo”, “Hay que limpiar al ministro (Carlos) Romero” o “Ataque a los plomos”, en relación supuestamente con los militares.

Los indígenas rechazan la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos porque puede afectar el corazón del TIPNIS si pasa por el medio. También rechazan la aplicación de la Ley 222, que manda al Estado boliviano organizar la consulta en dicho territorio.

Los dirigentes no están de acuerdo con la consulta porque el Gobierno violó el principio de “previa”. Sin embargo, el Tribunal Constitucional declaró esta norma como constitucional, pero sujeta a que las autoridades inicien un proceso de concertación con los indígenas.

Los policías cumplieron este lunes el quinto día de motín, por lo que la agenda mediática y política se basa particularmente en este conflicto que se convirtió en una acción nacional y con significativa presencia de los efectivos en la plaza Murillo.

“Decir que se gesta un golpe de Estado es una irresponsabilidad del Gobierno esquizofrénico y paranoico que tenemos, puede llevar al enfrentamiento entre bolivianos”.
Alejandro Almaraz, ex autoridad

Los indígenas necesitan más abrigos y frazadas

Los indígenas que marchan en defensa del Isiboro Sécure, que llegaron ayer al sector de Urujara, necesitan ropa abrigada, zapatos y colchas para afrontar el intenso frío de La Paz.

Aunque en pasados días se hicieron llegar donaciones a los originarios, éstas no fueron suficientes para satisfacer las necesidades de los más de 1.000 integrantes de la IX marcha.

La presidenta de la columna de marchistas, Bertha Bejarano, pidió ayer a los pobladores de la ciudad de La Paz a que puedan apoyar a los marchistas con ropa abrigada, zapatos y colchas; además medicamentos y alimentos.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Arturo Quispe, también pidió que la población done alimentos frescos, principalmente carne, fruta para los niños y vituallas para los marchistas que se quedarán en la sede del Gobierno.

El dirigente hizo nuevamente un llamado a la ciudadanía paceña para que realice sus donaciones a favor de los indígenas, sobre todo por el desgate físico por la marcha y el estado de salud en el que se encuentran.

Según el presidente de la Confederación de Indígenas de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez, que como consecuencia de las bajas temperaturas se presentaron al menos 200 bajas, pero que se incorporarán a la columna en los próximos días.

En la tranca de Urujara, donde acampa la IX marcha, se instalaron carpas y fogatas para que los integrantes puedan afrontar el frío. Según reportes de la red PAT, anoche varios indígenas no tenían colchas para pasar la noche y algunos niños aún estaban con chinelitas. (PP)

Cinco puntos de la IX marcha apuntan a que el Ejecutivo cumpla la Constitución

La plataforma de demandas de la IX marcha en defensa del Territorio Indígenas y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) incluye al menos cinco puntos que interpelan al Gobierno a implementar lo que establece la Constitución Política del Estado.

Los cinco ejes son: reconocimiento de los pueblos y naciones indígenas originarias (ver punto tres del infograma), tierra territorio y Madre Tierra (4), medio ambiente (5), desarrollo y ajuste normativo (6) y respeto a la participación y control social en el diseño, construcción, ejecución y seguimiento de las normas y políticas públicas del Estado Plurinacional (9).

De esta forma piensan Pedro Nuni, diputado indígena y dirigente de la IX marcha indígena, y Lorenzo Soliz, director del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado.

“No podemos buscar otra cosa que no sea el cumplimiento de derechos y de la propia Constitución”, dice Nuni. “En la implementación de la nueva Constitución –asegura Soliz- estamos empezando a tener dificultades, y varios de los planteamientos de la plataforma lo único que hacen es reclamarle al Gobierno que cumpla la Constitución”.

No obstante, Adolfo Mendoza, senador del MAS, sostiene que hay demandas de la plataforma que incluso exigen reformas a la nueva Constitución y están en realidad contra ellas; y otras, en cambio, buscan generar conflictividad con el fin de desestabilizar al Órgano Ejecutivo.

Si bien el TIPNIS es el eje articulador de los pedidos, según Soliz el referido al “cumplimiento” de la Carta Magna “es un elemento (de la plataforma) muy importante, del cual se ha hablado muy poco”.

El abogado Marco Mendoza sostiene que la marcha, en realidad, está pidiendo al Gobierno “que vuelva su mirada al pacto político y social, que está contenido en la Constitución”.

De todos los puntos, la exigencia 9 es la alberga de forma más nítida el reclamo, en comparación de las demás demandas. Este punto exige una Agenda Nacional para “reconducir” el proceso de construcción e implementación del Estado Plurinacional.

Soliz identifica que, por ejemplo, en lo referido a tierra territorio “gran parte del contenido está reclamando la implementación de la Constitución”. Lo mismo pasa, dice, en el caso del pedido de participación de los pueblos indígenas en diferentes espacios de decisión (nacional, departamental y municipal).

No obstante, también ve que dentro de la plataforma hay elementos que están orientados a “restituir” aquellos aspectos que no han sido considerados en las leyes vigentes, como ser la Ley de Deslinde Jurisdiccional o la de Régimen Electoral. Pero también ve un tercer elemento: “el reclamo” de modificaciones y avances en la implementación de la Constitución, que está inserto en el punto 6, donde piden modificación de leyes y se demanda el tratamiento otras (ver cuadro).

Rafael Quispe, dirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasusyu y de la IX marcha, explica que la consolidado el Estado Plurinacional, participativo y comunitario se empezó a “liquidar” con la aprobación de las cinco leyes fundamentales, que prefiguran al nuevo Estado, en los ámbitos electoral, judicial, autonómico y constitucional, que se aprobaron entre junio y julio de 2010.

Por eso, Quispe dice que la plataforma de demandas “rescatan mucho de esas cosas”, ante el avance del Gobierno en la “consolidación de un Estado monocultural, neoliberal y afín a las transnacionales” y no así en la edificación del Estado Plurinacional.

Pone como ejemplo el pedido de modificación de la Ley de Régimen Electoral, debido a que establece que los diputados elegidos de las circunscripciones indígenas deben ponerse el “poncho” de un partido para ser elegidos, y así ser votados por normas y procedimientos, como dice la Constitución.

Mendoza sostiene que el eje principal de la Constitución está referido a la “agenda indígena”, que se visibilizó desde la primera marcha de tierras bajas (en 1990). “Cuando el Gobierno se aparta del diseño constitucional y se preocupa más por temas de la coyuntura, como reelección de Evo Morales, aparece una brecha entre la agenda indígena y el diseño constitucional”.

La IX marcha indígena invita al Gobierno a dialogar en Urujara

Después de 62 días de caminata, la IX marcha en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) esperará al Gobierno en la tranca de Urujara, donde arribaron ayer, para iniciar un diálogo enfocado en su plataforma de nueve puntos.

Según el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Adolfo Chávez, en Urujara, a menos de 15 kilómetros de La Paz, esperarán a la delegación gubernamental para evitar que sus demandas se confundan con la movilización policial que ya se ha prolongado por seis días.

“Estamos convocando al Gobierno a dialogar en este lugar para evitar cualquier susceptibilidad respecto al objetivo de la marcha indígena. Así les estamos enseñando que tenemos capacidad de diálogo”, declaró.

De no darse este encuentro, la marcha seguirá el miércoles hasta la sede del Gobierno, de donde no se moverán hasta conseguir todas sus demandas.

“Hemos trabajado psicológicamente con todos los marchistas y organizaciones de que vamos a quedarnos lo necesario en La Paz, ya sea una semana, dos o más. Será todo lo necesario para conseguir soluciones casi definitivas para estar felices un buen tiempo. No podemos estar marchando todas las veces”, dijo el ex líder del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasusyu (Conamaq) Rafael Quispe.

El presidente de la Subcentral del TIPNIS, Fernando Vargas, dijo que la comisión política de la IX marcha está lista para dialogar sobre la plataforma y dijo que iba “exigir un diálogo abierto con ellos, así como lo hizo con el Conisur (Consejo Indígena del Sur, afín al Gobierno)”.

El ex viceministro de Tierras Alejandro Almaraz, que apoya la causa indígena, aconsejó al Gobierno que la búsqueda de un diálogo será “la oportunidad de oro” para que Morales “recobre su capacidad de interlocución” y “algo del respeto” que perdió en los últimos meses, lo que “ perjudicó mucho al proceso de cambio” que se llevaba.